Cooperación agro-alimentaria

Cataluña y República Dominicana colaboraran en materia de ciencia, investigación y transferencia de tecnología e innovación agraria, alimentaria y pesquera

.

IRTA / El Govern ha aprobado la suscripción de un convenio marco de colaboración entre la Administración de la Generalitat de Cataluña, mediante el Departamento de Agricultura, Ganaderia, Pesca, Alimentación y Medio Natural (DAAM) y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), y el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología de la República Dominicana (MESCYT), en materia de ciencia, investigación y transferencia de tecnología e innovación en los sectores agrario, ganadero y alimentario, y ha autorizado su firma.

El objetivo del convenio, de cuatro años de duración, es el de promover la cooperación entre las respectivas instituciones responsables de la ciencia, la investigación y transferencia tecnológica e innovación en el sector agrario, ganadero y pesquero.
El MESCYT tiene la voluntad de desarrollar acciones de colaboración con el gobierno de Cataluña en los siguientes ámbitos:

Transferencia de tecnología y conocimiento científico para los sectores agroalimentarios y medioambientales.

Capacitación de investigadores en el ámbito de la ciencia y tecnología alimentaria y medioambiental.

Formulación de proyectos de investigación o de interés mutuo relacionados con el sector primario y alimentario.

Fortalecimiento institucional en temas relacionados con la gestión de la ciencia agroalimentaria.

.

La cooperación entre las partes firmantes incluirá dos pilares básicos

1. La cooperación científica en las áreas de la producción animal, la producción vegetal, las industrias alimentarias, el medio ambiente y la economía agroalimentaria, y en especial el intercambio y la capacitación de investigadores dominicanos en áreas del conocimiento estratégicas para este país y bajo la supervisión del IRTA.

2. El fortalecimiento institucional en gestión de la ciencia, tanto en los aspectos de la calidad en los organismos de investigación y transferencia tecnológica, como en la propia ciencia, para hacerla más competitiva, y en la propia gestión de los recursos humanos (captación y retención de talento, formación y carrera profesional…). Por otro lado, este acuerdo pretende consolidar modelos de colaboración público-privada que compartan el riesgo de la innovación y la adaptación de estructuras de investigación para tal fin, a la vez que fomentar la inteligencia competitiva y de negocio.

 

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí