Puesta en común de buenas prácticas para prevenir y detectar amenazas, además de los esfuerzos en curso para fomentar la cooperación bilateral en los ámbitos científicos y tecnológicos que tienen un impacto directo en la seguridad nacional.

España y Estados Unidos impulsan la cooperación científica y tecnológica para reforzar la seguridad internacional

.

El convenio destaca la importancia de proteger infraestructuras esenciales -subrayando la necesidad de intensificar la investigación, evaluación y elaboración de medidas de protección química, biológica, radiológica, nuclear y contra el uso de explosivos- para proteger mejor el flujo comercial y a los ciudadanos de ambos países.

El ministro Pérez Rubalcaba y la secretaria Napolitano han reafirmado la importancia de la colaboración entre España y Estados Unidos para combatir las amenazas internacionales, reducir las vulnerabilidades y facilitar la respuesta ante incidentes en aquellas áreas que puedan causar un importante impacto económico o en materia de seguridad.  Mediante la colaboración con el sector privado, las organizaciones públicas y las instituciones académicas, este acuerdo conjunto apoyará soluciones científicas y tecnológicas mediante las siguientes actuaciones:

  • Intercambio de tecnologías, personal e información
  • Investigación conjunta y coordinada y formación de científicos y expertos
  • Desarrollo de tecnologías que ayuden a prevenir y responder a amenazas para la seguridad nacional
  • Promoción y desarrollo de la seguridad en el transporte
  • Protección de infraestructuras esenciales
  • Creación de grupos de trabajo, seminarios científicos y conferencias para analizar desafíos emergentes para la seguridad nacional
  • Intercambio de información sobre prácticas, leyes, reglamentos, normas, métodos y programas relacionados con la cooperación científica
  • Uso conjunto de laboratorios para llevar a cabo, en el ámbito científico y tecnológico, actividades de investigación, desarrollo, ensayo y evaluación

La Dirección General de Infraestructuras y Material de la Seguridad del Ministerio del Interior será el órgano responsable de la aplicación del acuerdo por parte de la Administración española.  El Subsecretario de Ciencia y Tecnología del Departamento de Seguridad Nacional será el responsable de la supervisión ejecutiva del acuerdo por parte del Gobierno estadounidense.