El cometido del proyecto es formular una interpretación nueva de este periodo y poner en tela de juicio la afirmación de que estuvo marcado por la secularización

Nociones afianzadas sobre el Renacimiento, en tela de juicio

.

Un equipo de investigadores está realizando un estudio vanguardista que cuestiona la teoría de que el Renacimiento fue una época dominada por el pensamiento secular.

Imagen: Cordis

El cometido del proyecto DD.POP («Domestic Devotions: The Place of Piety in the Italian Renaissance Home») es formular una interpretación nueva de este periodo y poner en tela de juicio la afirmación de que estuvo marcado por la secularización. Se procurará, de manera especial, desmarcarse del canon tradicional de «grandeza» en el arte y la literatura. Concretamente se examinará el periodo entre 1400 y 1600 como época de revitalización en sentido espiritual y no sólo cultural y artístico.

El equipo científico se compone de nueve estudiosos radicados en la Universidad de Cambridge. El proyecto corre a cargo de tres investigadoras principales: la Dra. Mary Laven (Historia), la Dra. Abigail Brundin (de la Facultad de Lenguas Modernas y Medievales) y la Dra. Deborah Howard (Arquitectura e Historia del Arte), quienes lograron la concesión, por parte del Consejo Europeo de Investigación (CEI), de una de las dos únicas subvenciones de sinergia (Synergy Grant) adjudicadas a proyectos de Humanidades y Ciencias Sociales, valorada en 2,3 millones de euros.

La profesora Laven declaró que el propósito del proyecto consiste en prestar apoyo a personas que reúnen distintos conocimientos y trasfondos científicos con el fin de arrojar luz sobre la experiencia religiosa en el seno de las familias italianas del Renacimiento.

«Gracias a esta subvención de sinergia, dispondremos de los recursos necesarios para realizar un trabajo de campo extenso en archivos, museos y bibliotecas de toda la Península Itálica -explicó-. En concreto, nuestra investigación se enfocará en regiones poco estudiadas: Nápoles, las Marcas y la zona continental de Venecia.

Además, la subvención del CEI capacitará a los investigadores para organizar una exposición excepcional que presentará al público amplio los resultados de nuestro estudio sobre la devoción en el hogar».

La Dra. Brundin añadió lo siguiente: «Nuestros conocimientos colectivos resultan clave para este proyecto que, en lo que a investigación de artes y humanidades se refiere, debe su fortaleza y vitalidad al hecho de haber reunido a diversas personas y al hecho de ofrecer la oportunidad de alcanzar una visión totalmente exhaustiva de una cuestión científica que nunca podríamos alcanzar cada uno por nuestra cuenta».

Se prevé que los beneficiarios del proyecto sean un colectivo de estudiosos académicos especializados en el Renacimiento italiano, historia de la religión, la cultura material, la lectura, el espacio doméstico, la familia y el género. También se organizará un congreso internacional a gran escala que servirá como foro de diálogo e intercambio entre estudiosos del periodo inicial de la historia moderna. Estos estudiosos aspiran también a suscitar el interés del público general en el proyecto por medio de una exposición y otros eventos.