Cuestiones en torno al populismo

Foto: Juan Manuel Serrano

La UIMP acoge un debate académico sobre el populismo en el mundo

.

La Universidad Internacional Menéndez Pelayo ha inaugurado el curso Populismos, entre lo viejo y lo nuevo, organizado por la Fundación Joan Boscá y dirigido por el catedrático de Organización de Empresas Benito Arruñada, el catedrático de Filosofía Manuel Cruz y el profesor titular de Sociología Pau Mari-Klose. La actividad académica ha girado en torno a las tensiones políticas que sufre la sociedad española y que conviven con el concepto de populismo.

.

UIMP / Desde la Fundación se ha destacado la importancia de este concepto, ya que “el populismo representa un peligro para la democracia”, y más ahora que “se junta con otros populismos como el Brexit, Donald Trump o Marine Le Pen”, ha explicado el presidente de la Fundación, Joaquim Coll.

Por su parte, Mari-Klose ha hecho hincapié en la dimensión social del fenómeno del populismo, consecuencia de la “insatisfacción de ciertos sectores de la población con la oferta política existente”. En este sentido, el profesor de Sociología ha subrayado que el populismo en España surge como respuesta a una la situación de crisis económica.

Los tres ponentes han coincidido en que, a veces, se crea una confusión entre populismo y demagogia

A cuestiones planteadas en la inauguración del curso, Benito Arruñada ha añadido el concepto de “populismo judicial”, que tiene como consecuencia “la presencia de elementos populistas en lugares donde no estamos acostumbrados a reconocerlos”.
También han participado en la sesión el profesor de Ciencia Politica Manuel Arias, el profesor de Filosofía y autor del libro En defensa del populismo Carlos Fernández y el profesor de Ética y Economía Felix Ovejero.

Los tres ponentes han debatido acerca de los elementos que configuran el populismo. De esta forma , Arias ha destacado que para que se considere a un partido político populista en su discurso es necesaria “la existencia de dos unidades homogéneas enfrentadas entre sí: el pueblo y la élite”, en donde el pueblo es lo valorado. También ha resaltado, dentro del concepto populista, la idea de un líder carismático sobre el que gira la organización política o la consideración del populismo como una ideología “débil”. Dentro de estas definiciones, Arias ha incluido al partido político Podemos como claro ejemplo de populismo en España, mientras que Carlos Fernández ha negado que Podemos tenga carácter populista y ha atribuido tal adjetivo a figuras políticas como Esperanza Aguirre o Pedro Sánchez.

Felix Ovejero ha establecido que el concepto de populismo nace del juego democrático entre partidos políticos, porque se prefiere salir elegido como principal fuerza antes que ser fiel al programa político. Finalmente, los tres ponentes han coincidido en que, a veces, se crea una confusión entre populismo y demagogia y que, en este sentido, “debemos tener cuidado en no llamar populismo a todo lo que no nos gusta”.

En la mesa redonda de la tarde acerca de Los partidos frente a la impugnación populista han participado los profesores de Ciencia Política Pablo Simón y Astrid Barrio y el periodista José Antonio Zarzalejos.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí