Los datos actuales muestran que existen 380 millones de documentos de identidad en circulación en los 27 Estados miembros de la Unión Europea.

El documento de identidad electrónico una realidad en la Unión europea

.

Acaban de salir a la luz los resultados del mayor proyecto científico europeo sobre lectores de chips y los resultados pintan un futuro esperanzador para los documentos de identificación electrónica europeos.

Gracias al proyecto BIOP@SS, los resultados obtenidos sientan los cimientos técnicos de este tipo de documentos y contribuyen a que la región avance en la comunicación electrónica y se aleje de la basada en papel que tanto cuesta al medio ambiente y a la economía.

BIOP@SS recibe el apoyo de la red EUREKA dedicada a la investigación y el desarrollo avanzados y cooperativos en la microelectrónica y ha recibido 6 millones de euros mediante los clústeres CATRENE/MEDEA+ de EUREKA.

El equipo de BIOP@SS indicó que las tecnologías desarrolladas por el proyecto también reducirán los gastos administrativos, aumentarán la seguridad de los documentos y pasaportes de identificación electrónicos del futuro, acelerarán la transferencia de datos entre lectores y documentos y facilitará a los usuarios el empleo de servicios electrónicos.

Los documentos de identificación electrónicos se basan en el grupo de de estándares relativos a la Tarjeta de Ciudadanía Europea (ECC), y a la nueva generación de pasaportes electrónicos y permisos de residencia. La ECC en concreto combina los beneficios de la estandarización con la flexibilidad que otorga la capacidad de adoptar requisitos nacionales.

Los objetivos del proyecto BIOP@SS fueron el desarrollo de plataformas de tarjetas inteligentes interoperables, seguras y avanzadas (microelectrónicas y con software incorporado) para aplicaciones procesos administrativos electrónicos solicitados a nivel europeo: identidad y sanidad electrónica y permisos de residencia. El proyecto se basó en los resultados de un proyecto MEDEA+ anterior denominado Contact

Los socios alemanes de BIOP@SS, Giesecke & Devrient GmbHInfineon Technologies AG y NXP Semiconductors Germany GmbH, junto con otras ocho empresas de seis Estados miembros de la UE investigaron cómo desarrollar tecnologías de chip de tarjeta de alta seguridad para el proyecto.

.

Aumentar la velocidad

En la agenda científica los socios del proyecto desarrollaron un sistema operativo de tarjeta y un programa de seguridad para ordenadores personales necesarios para que los usuarios (tanto autoridades públicas como población en general) pudiesen navegar por Internet. El desarrollo del sistema y del software contribuyó a la seguridad de los chips y a sus tecnologías de encriptación.

Según los socios, descubrieron como aumentar la velocidad de transferencia de datos entre documentos electrónicos de identidad y sus lectores pasando de 848 kilobits por segundo hasta 6,8 megabits por segundo. Añadieron que la velocidad podría, en teoría, aumentar hasta un máximo de 12 megabits por segundo.

Gracias al sistema operativo de la tarjeta chip desarrollado por Giesecke & Devrient el uso futuro de los documentos de identidad electrónicos en Internet se hará realidad. Una ventaja añadida es que no es necesario instalar componentes de software adicionales en el ordenador del usuario.

Entre los países que están considerando introducir el documento de identidad electrónico en un futuro cercano están Bulgaria, República Checa, Francia, Grecia, Hungría, Polonia, Rumanía y Suiza. Las tarjetas, que pueden incluir tecnologías desarrolladas por el equipo de BIOP@SS se ajustarán a estándares internacionales.

Otros socios clave de BIOP@SS son Gemalto (Países Bajos), Compuworx (Hungría); STMicroelectronics (Suiza); el Commissariat à l’énergie atomique et aux énergies alternatives (CEA, Francia); id3semiconductors (Francia); Precise Biometrics (Suecia); Esterel Technologies (Francia); y OKSystem (República Checa).