Dalton y el daltonismo

Dalton con gafas, detalle del retrato de Charles Turner en 1834 / Wikimedia

El 31 de octubre de 1798, hoy hace 222 años, John Dalton publicaba el primer trabajo sobre las anomalías en la precepción visual de los colores. Dalton, químico y matemático inglés padeció él mismo esta alteración, interesándose por conocer sus causas.

 

CV / El daltonismo, o dicromatopsia, es una alteración de la vista, de origen genético, que afecta a la percepción de los colores en distintos grados de intensidad, que van desde la incapacidad para distinguir cualquier color –acromatopsia- hasta, en su manifestación más leve, una cierta dificultad la leve dificultad para discriminar matices de rojo, verde y, en ocasiones, azul.

Se transmite hereditariamente mediante un alelo recesivo ligado al cromosoma X. Si un varón hereda un cromosoma X con el alelo alterado, será daltónico; una mujer, en cambio, solo lo es su sus dos cromosomas X tienen el alelo alterado. Por ello el número de daltónicos es muy superior al de daltónicas: un 8% de hombres, por un 0,5% de mujeres.

Se conoce con el nombre de daltonismo en homenaje a John Dalton, químico y matemático inglés que padeció él mismo esta alteración, interesándose por conocer sus causas

Se conoce con el nombre de daltonismo en homenaje a John Dalton (1766-1844), químico y matemático inglés que padeció él mismo esta alteración, interesándose por conocer sus causas. Aunque popularmente se le conoce principalmente por esta razón, Dalton fue un eminente científico, autor del primer modelo atómico con base científica, y una tabla de pesos atómicos relativos de los elementos. En ambos casos trabajos de vital importancia para el ulterior desarrollo de la química moderna.

John Dalton nació en el seno de una familia humilde cuáquera en Eaglesfield (Cumberland, Inglaterra) el 6 de septiembre de 1766. Destacó de niño en la escuela, hasta el punto que a los 12 años, y para ayudar a la precaria economía familiar, se dedicaba a dar clases de repaso de matemáticas a sus compañeros. A los 24 años consideró la posibilidad de estudiar Medicina en la Universidad, pero topó con dos seros inconvenientes. Por un lado, la oposición familiar; por el otro, que en Inglaterra no se permitía el acceso a la universidad a los disidentes religiosos, y los cuáqueros lo eran.

En 1793, con 27 años, se trasladó a Manchester, y gracias al apoyo de un erudito judío ciego, John Gough, ingresó como profesor de Matemáticas y de Filosofía Natural en el Manchester College, por entonces una escuela para disidentes religiosos. Un año después era elegido miembro de la Sociedad Filosófica y Literaria de Manchester, en la cual presentó su primer trabajo sobre la percepción de los colores, tema por el que estaba sumamente interesado porque él mismo lo padecía: ‘Hechos extraordinarios relacionados con la visión de los colores’.

Fue la primera vez que se intentó dar una explicación causal de la falta de percepción del color en algunas personas. Concretamente, Dalton empezó atribuyéndolo a alguna anomalía del humor vítreo, un líquido gelatinoso y transparente que rellena el espacio entre la superficie interna de la retina y la cara posterior del cristalino. Su teoría fue desacreditada, pero la investigación metódica que llevó a cabo para conocer las causas de su problema visual, y el hecho de haber sido pionero en el tema, acabó asociando su nombre con la ceguera del color: el daltonismo.

Su «daltonismo» le granjeó serios problemas en su vida como científico, concretamente en sus trabajos de laboratorio, porque confundía los frascos de reactivos

Su «daltonismo» le granjeó serios problemas en su vida como científico, concretamente en sus trabajos de laboratorio, porque confundía los frascos de reactivos. También se cuenta alguna anécdota de su vida social relacionada con este problema visual. En 1832, ya convertido en un reputado químico y meteorólogo, fue recibido por el rey Guillermo IV. Dalton iba con un vestido de color rojo chillón, lo cual estaba considerado de mal gusto en este tipo de eventos. El problema es que Dalton no lo sabía porque no distinguía el rojo. En sus propias palabras: «(…) parte de la imagen que los otros llaman rojo me parece poco más que una sombra o defecto de luz. Después de esto, el naranja, amarillo y verde parecen un color que desciende bastante uniformemente de un intenso color amarillo hasta uno poco frecuente, creando lo que podría llamar diferentes tonos de amarillo».

Antes de morir, Dalton dejó instrucciones para que sus ojos fueran conservados. El análisis de ADN practicado en 1995 –un siglo y medio después-, reveló que padecía deuteranopia, un tipo de ceguera de color poco común, que solo le permitía distinguir uno, el amarillo.

 

TAMBIÉN ESTA SEMANA:

Lunes, 26 de octubre de 1944

En las islas Filipinas, concluía tras cuatro días de intensos combates, la batalla del Golfo de Leyte entre las flotas norteamericana y japonesa. La aplastante victoria estadounidense supuso el hundimiento definitivo del poderío aeronaval japonés.

Martes, 27 de octubre de 1553

El médico, teólogo y humanista español, Miguel Servet, era quemado vivo en las afueras de Ginebra por orden de Calvino. Servet fue el descubridor de la circulación (menor) de la sangre.

Miércoles, 28 de octubre de 1848

Se inauguraba en España la primera línea de ferrocarril de la Península, que cubría un recorrido de 28,4km, uniendo Barcelona y Mataró.

Jueves, 29 de octubre de 1964

En el proceso de descolonización de África, Tanganika y Zanzíbar se unían en una sola república, constituyéndose Tanzania.

Viernes, 30 de octubre de 1983

Raúl Alfonsín ganaba las primeras elecciones presidenciales argentinas tras la dictadura militar, convirtiéndose en presidente.

Sábado, 31 de octubre de 1798

El científico inglés John Dalton descubría la discromatopsia o ceguera de los colores, una enfermedad ocular conocida también por el nombre de su descubridor: daltonismo.

Domingo, 1 de noviembre de 1700

Fallecía sin descendencia en Madrid el rey Carlos II, último monarca español de la Casa de Austria.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí