Datos móviles en la nube

La proliferación de los servicios y los medios de acceso a Internet móvil ha impulsado un incremento muy acusado del tráfico de datos móviles

La transición de la comunicación móvil a la nube

.

Los artífices de un proyecto financiado con fondos de la Unión Europea se han propuesto que los proveedores europeos de telecomunicaciones móviles puedan seguir el ritmo de desarrollo de la computación en nube, a medida que se convierte en la norma.

.

Cordis / El proyecto financiado con fondos europeos MOBILE CLOUD NETWORKING, que finalizó formalmente en abril de 2016, ha logrado integrar de forma eficaz dominios, servicios de computación en nube y redes móviles a fin de sentar las bases sobre las que podrán ejecutarse los servicios de las redes móviles del futuro. Esto posee una importancia vital. Para que las empresas europeas puedan sacar partido a las tecnologías ofrecidas por la computación en nube habrá que diseñar de nuevo adecuadamente las redes de comunicación.

Los servicios móviles aún no han aprovechado plenamente las inmensas posibilidades comerciales que brinda la computación en nube

Con motivo del Congreso europeo sobre redes y comunicaciones (EUCNC) del año pasado, el equipo del proyecto presentó algunos de sus logros. Allí mostró el despliegue de una red móvil central (Mobile Core Network, MCN) en la infraestructura de la nube y expuso cómo aprovechar esto para desarrollar servicios típicos de conexión en red móvil. Buena parte de este trabajo está ya disponible para aprovecharlo más a fondo y, a la larga, comercializar productos derivados.

En los últimos decenios, la actuación de la UE en el sector de las telecomunicaciones ha dado lugar a más opciones para los consumidores, al abaratamiento de las llamadas y a una subida de los estándares de servicio. Sin embargo, los servicios móviles aún no han aprovechado plenamente las inmensas posibilidades comerciales que brinda la computación en nube, y por ello los resultados del proyecto MOBILE CLOUD NETWORKING podrían tener un gran interés industrial.

Sacando partido a la excelencia de Europa en las comunicaciones móviles y ampliándola al espacio de la informática en la nube —que actualmente está controlado casi por completo por empresas estadounidenses—, este proyecto ayudará a las empresas europeas de las telecomunicaciones a conservar su competitividad a nivel mundial en un sector valorado en cerca de 300 000 millones de euros solo en la Unión Europea.

.

Compartir recursos informáticos

La computación en nube permite compartir recursos informáticos, en lugar de contar con servidores locales o dispositivos personales que gestionen cada aplicación por separado. En este sentido, la «nube» es un sinónimo de «Internet», pues consiste en ofrecer servicios —servidores, almacenamiento y aplicaciones— a los ordenadores y dispositivos de determinada organización a través de Internet. Así, se puede poner al servicio de aplicaciones para los usuarios la capacidad de la computación de alto rendimiento (HPC) para efectuar decenas de billones de cálculos por segundo.

Se espera que el volumen de tráfico de datos se multiplique por doce para 2018

La propuesta del proyecto MOBILE CLOUD NETWORKING funciona de la manera siguiente. En lugar de contratar la conectividad móvil con uno o varios operadores de redes móviles, una organización dada —una empresa eléctrica que demande comunicaciones móviles— suscribiría un contrato con un proveedor de MCN. Por su parte, este proveedor mantendría contratos con una serie de redes móviles listas para la nube y proveedores de centros de procesamiento de datos (CPD).

Por otro lado, la proliferación de los servicios y los medios de acceso a Internet móvil ha impulsado un incremento muy acusado del tráfico de datos móviles. En Internet se ejecutan millones de tareas, desde la banca en línea hasta la vigilancia de maremotos, y se espera que el volumen de tráfico de datos se multiplique por doce para 2018. Sacar pleno partido de las posibilidades ofrecidas por la nube (como se ha hecho en este proyecto financiado con fondos europeos) es una manera fundamental de reducir el gasto en infraestructuras, lograr mecanismos de eficiencia y generar un mayor margen para que siga creciendo el tráfico de datos según las previsiones.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí