David Ricardo

Para Ricardo, el objetivo de la economía política es la determinación de las leyes que regulan la distribución / Foto: Wikimedia

Tal día como hoy… 18 de abril de abril de 1772, nacía David Ricardo

.

El 18 de abril de abril de 1772 nacía en Londres (Inglaterra) David Ricardo, uno de los padres de la teoría economía moderna. De ideología y contenidos eminentemente liberales, su pensamiento económico ejerció también una gran influencia en Karl Marx.

.

CV / Era el tercero de los 17 hijos de una familia serfardí instalada en Inglaterra. A los 14 años empezó a trabajar en la empresa de su padre en la Bolsa de Londres. Renunció luego al judaísmo y se convirtió al cuaquerismo, lo que le distanció de su familia. Se instaló entonces por su cuenta y, especulando en una bolsa cuyas entrañas conocía perfectamente, se enriqueció convirtiéndose en millonario a los 35 años.

Tras trabajar con su padre se instaló por su cuenta y, especulando en una bolsa cuyas entrañas conocía perfectamente, se enriqueció convirtiéndose en millonario a los 35 años

Optó entonces por la carrera la política; fue elegido diputado en la Cámara de los Comunes en 1819, gozando de gran prestigio por sus análisis económicos, que venían además respaldados por su éxito en el mundo de los negocios. Su obra más importante es ‘Principios de economía política y tributación’ (1817). Entiéndase por «economía política» lo que hoy, de alguna manera, se consideraría más o menos macroeconomía. Hasta entonces, la economía –del griego oikos (casa) y nomos (ley)- se consideraba un ámbito estrictamente competencial y subordinado. El «ecónomo» había sido en la antigua Roma el esclavo encargado la administración de los recursos. Es decir, hablar de «pensamiento» o de «teoría» económica era algo que quedaba fuera del ámbito conceptual de la época.

En los siglos XVI y XVII esto cambió significativamente, hasta dar un vuelco coperniquiano en el XVIII con Adam Smith (1723-1790), que culminará con Malthus y el propio Ricardo. Para distinguirla de la economía en el sentido anterior, se recurrió a la noción de economía política, un término muy indicativo de la naturaleza de la nueva disciplina que estaba surgiendo.

.

La determinación de las leyes que regulan la distribución

Para Ricardo, el objetivo de la economía política es la determinación de las leyes que regulan la distribución. Dichas leyes se entienden todavía en un sentido fisiocrático: la determinación de las leyes «naturales» que rigen la distribución de bienes, igual que la física establece las que gobiernan la naturaleza. Ahora bien, desde Adam Smith y su introducción de la «decisión racional» requerida ante un escenario determinado por la limitación de recursos, se abre también la posibilidad humana de incidir sobre este escenario, no tanto para modificarlo -como planteará Marx-, como para optimizarlo a partir del conocimiento de cómo funciona.

En este sentido, Ricardo establecerá una ley de funcionamiento del mecanismo de regulación de los salarios, y también fundamentará una teoría sobre la renta diferencial que establecerá el origen del valor (de las rentas) en el trabajo.

Ricardo establecerá una ley de funcionamiento del mecanismo de regulación de los salarios, y también fundamentará una teoría sobre la renta diferencial

Dando por sentado que el precio o valor de los bienes depende de los costes de producirlos, los salarios se moverán siempre en torno al umbral de miseria que permite simplemente la supervivencia del trabajador. Si por cualquier razón hay salarios por encima de este umbral, la población aumentará, y los salarios siempre tenderán a reducirse a lo «estrictamente necesario» en los términos anteriores. Hasta que desciendan tanto que la población empiece a disminuir y el proceso se invierta.

Esto nos lleva a su vez al trabajo como fuente del valor en la teoría de los rendimientos decrecientes. No hay, defenderá Ricardo, un valor «natural» de los bienes, contra lo que sostenían los fisiócratas, sino que éste depende de los costes de producción, y éstos del trabajo. Nos lo ilustra Ricardo con un famoso ejemplo que converge con lo anterior.

En una villa hay tres tipos de terrenos según su calidad para el cultivo. Los terrenos A, B y C, que producen 100, 50 y 25, respectivamente. Si hay poca población, se trabajarán solamente los terrenos A. Pero al permitir su elevada productividad un margen salarial holgado, aumentará la población hasta que los terrenos A no basten para alimentarla. Entonces se recurrirá al cultivo de los B. Éstos, al producir menos, generarán rentas menores, que provocarán un ajuste de los salarios a la baja, que se aproximarán a lo «estrictamente necesario» en términos de subsistencia. Mientras sigan con margen respecto a estos términos, la población seguirá creciendo. Y habrá que empezar a cultivar los terrenos C, lo cual repercutirá en una repetición agudizada del reajuste anterior.

Pero nunca con un salario por debajo del umbral de subsistencia, porque entonces, simplemente, se abandonarían.  Y siguiendo con esta lógica, cuando se alcancen los umbrales salariales por debajo de la subsistencia, la población empezará a disminuir, revirtiendo el proceso, y así sucesivamente. No es una teoría precisamente optimista, pero para optimismos ya están los coach’s y los motivadores emocionales. Ricardo era, simplemente, un economista.

David Ricardo murió a los 51 años en Londres.

.

También un 18 de abril se cumplen estas otras efemérides

.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí