Declaración de Independencia de los Estados Unidos

Thomas Jefferson fue el autor principal de la Declaración. / Créditos: The White House Historical Association (Wikimedia)

Tal día como hoy… 4 de julio de 1776, los Estados Unidos declaraban su independencia

.

El 4 de julio de 1776, los delegados de las trece colonias británicas en la costa atlántica, reunidos en Filadelfia, declaraban la independencia de los Estados Unidos de América. La guerra había empezado un año antes, en 1775, y duraría hasta 1783. El día del 4 de julio es la fiesta nacional de Norteamérica en conmemoración de esta efeméride.

.

CV / Desde la llegada de Colón en 1492, el continente americano fue objeto de una ocupación en toda regla por parte de las distintas potencias europeas y de un reparto nunca exento de conflictos bélicos, relacionados por lo general con los que se producían en las respectivas metrópolis. Españoles, ingleses, y franceses se hicieron con la mayor parte de América del Norte, pero también holandeses, suecos, daneses y escoceses intentaron obtener su parte del pastel. A finales del siglo XVIII, Inglaterra había consolidado su dominio en lo que eran las trece colonias de la costa atlántica, cuya población era de unos tres millones de habitantes.

Allí se había reproducido una sociedad europea plenamente, sin las trabas estructurales e ideológicas de la vieja Europa

Una década antes de la declaración de independencia y del estallido de la revolución americana, el descontento entre los colonos ingleses de las colonias hacia la metrópolis iba en aumento. Se les había movilizado y obligado a luchar por el rey contra los franceses en la Guerra de los Siete Años (1754-1763), sin que obtuvieran por ello ninguna contrapartida, ni comercial ni de ninguna otra índole. Ello a pesar de que en la propia Inglaterra no faltaban las voces que reclamaban, incluso desde el Parlamento, la concesión de una mayor libertad comercial para la colonias y unos ciertos derechos políticos, sin éxito alguno.

Como describirá Tocqueville medio siglo después, y a diferencia de otras zonas de América, allí se había reproducido una sociedad europea plenamente, sin las trabas estructurales e ideológicas de la vieja Europa. Una tierra de pioneros que veía como una carga su dependencia de la Corona británica. Estaban viviendo su propia Ilustración y disponían de unas élites en el pleno sentido del término, tanto económicas como intelectuales. Solo era cuestión de tiempo…

.

Trece nuevos estados soberanos e independientes

La ocasión vino a propósito de una nueva guerra entre Inglaterra, por un lado, y Francia y España, por el otro. Los representantes de las trece colonias se reunieron el 2 de julio en la cámara estatal de Pensilvania –hoy Salón de la Independencia-, en Filadelfia, y se autodefinieron como trece nuevos estados soberanos e independientes. Dos días después, el 4 de julio, aprobaron «The unanimous declaration of the thirteen United States of America». Fue redactada bajo la dirección de tres de los más significativos Foundation Fathers: John Adams, Thomas Jefferson y Benjamin Franklin. Al frente de las milicias se puso a un terrateniente, antiguo oficial inglés, George Washington.

El 19 de octubre de 1781, el general inglés Charles Cornwalis era derrotado en Yorktown y se rendía a las fuerzas americanas de George Washington

Francia y España ayudaron a los insurrectos tomándose la revancha de su derrota en la década anterior. Francia envió al marqués de Laffayette, España aportó suministros a través de Texas y Nueva Orleans –entonces bajo dominio español-. El signo de la guerra fue al principio favorable a Inglaterra, cuyo ejército era superior a las milicias locales americanas, y cuya superioridad naval era absoluta al carecer los americanos de escuadra. Como detalle, cabe destacar que las fuerzas británicas que combatieron fueron básicamente mercenarios alemanes: los gobernantes ingleses no confiaban en la lealtad de los soldados británicos luchando contra unos enemigos a los que consideraban compatriotas.

La llegada de la marina francesa rompió el bloqueo y el signo de la guerra cambió a favor de los americanos. El 19 de octubre de 1781, el general inglés Charles Cornwalis era derrotado en Yorktown y se rendía a las fuerzas americanas de George Washington. Fue el último combate de esta guerra. En 1783, Inglaterra reconocía la independencia de los Estados Unidos de América. Dos años después, en 1785, los EEUU renunciaban a la libra esterlina como moneda y adoptaban el dólar de a ocho español. En 1792, la recién creada Casa de la Moneda creaba el dólar estadounidense.

.

También un 4 de julio se cumplen estas otras efemérides

.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí