‘Deep Learning’: qué es y para qué sirve

Deep Learning es una de las muchas técnicas existentes en el ámbito de la Inteligencia Artificial / UAH

Muchos hablan del ‘Aprendizaje Profundo’ o ‘Deep Learning’ pero, ¿sabemos exactamente qué es y qué aplicaciones tiene esta tecnología? En esta entrevista, el profesor de la UAH, José Ignacio Olmeda Martos, nos acerca a esta técnica de la Inteligencia Artificial y nos habla de sus utilidades.

 

¿Qué entendemos por ‘Deep Learning’ profesor?

Se basa en emular la estructura y funcionalidad del cerebro para construir sistemas artificiales que aprendan de forma supervisada, semi-autónoma o completamente autónoma

Es una de las muchas técnicas existentes en el ámbito de la Inteligencia Artificial, aunque por la enorme cantidad de aplicaciones  exitosas de los últimos años, es tal vez la más mencionada en los medios. Se basa en emular la estructura y funcionalidad del cerebro -en particular, las redes de neuronas- para construir sistemas artificiales que aprendan de forma supervisada, semi-autónoma o completamente autónoma.

¿Cuáles son sus aplicaciones?

Diría que esta técnica es aplicable a todos los ámbitos en los que es preciso procesar información. Es decir, virtualmente en cualquier problema. Todos hemos oído hablar de aplicaciones exitosas, como la conducción autónoma de vehículos; también hemos visto cómo estos sistemas son capaces de derrotar a humanos en juegos sencillos, como los videojuegos o juegos más complejos, como el Go; seguramente algunos tengan en la mente la derrota del ajedrecista Gari Kasparov por una máquina hace ya más de veinte años…

Son aplicaciones espectaculares, muy mediáticas y por todos conocidas. Sin embargo, tal vez no somos conscientes de que nuestros sistemas de tráfico, nuestros transportes, los medicamentos que tomamos, las noticias que leemos o, incluso, muchas decisiones financieras que nos afectan, emplean el ‘Deep Learning’.

Por otro lado, hay multitud de aplicaciones, tradicionalmente inabordables por la Inteligencia Artificial, como el procesamiento del lenguaje o la creación artística, en las que el Aprendizaje Profundo está produciendo también avances espectaculares.

¿De qué forma nos facilita la vida en general o en aspectos específicos?

Esta tecnología es algo particular, en el sentido de que no solo aumenta la capacidad humana sino que, en cierto grado, la sustituye

Esta tecnología es algo particular, en el sentido de que no solo aumenta la capacidad humana sino que, en cierto grado, la sustituye. La inmediatez en la recepción de nuestras compras, y me refiero no solo a las que hacemos en Amazon, dependen del Aprendizaje Profundo; los sistemas de detección de fraude, que permiten que los usuarios ‘buenos’ no tengan que subvencionar a los ‘malos’ con costes más altos para compensar los costes del fraude emplean estos sistemas; diversos sistemas médicos que permiten predecir, por ejemplo, ataques al corazón…

En resumen, existen miles y miles de ejemplos reales en los que estas técnicas de ‘Deep Learning’ mejoran nuestras vidas. Aunque es cierto que plantean muchos retos y, por supuesto hay malas experiencias, a mi juicio es evidente su enorme impacto positivo en la sociedad.

¿Qué nichos de empleo se abren?

Se trata de una tecnología horizontal, con capacidad de impactar en todos los sectores. Muchos organismos, como el Foro Económico Mundial, o empresas como McKinsey, han publicado informes que muestran las necesidades en este campo en todos los sectores, por citar dos ejemplos: el sector financiero a través de las denominadas FINTECH, o el sector industrial, con la Industria 4.0, están experimentando una transformación acelerada pero, como digo, la Inteligencia Artificial y el Deep Learning revolucionarán absolutamente todos los sectores, desde el extractivo al creativo.

Se trata de una tecnología horizontal, con capacidad de impactar en todos los sectores

Vivimos en una auténtica explosión tecnológica con muchísimas tecnologías disruptivas, como los nuevos materiales o la tecnología de cadenas de bloques que, además, potencian el uso del aprendizaje profundo. Adicionalmente, somos incapaces de prever los usos que los usuarios harán de esta u otra tecnología. El teléfono móvil es un buen ejemplo: la gente saca fotografías, escucha música o busca un determinado restaurante y hasta, a veces, habla por teléfono. Usuarios y empresas van a ser creativos en los usos de estas tecnologías y, sin duda, los expertos en aprendizaje profundo van a tener excelentes perspectivas laborales y salariales en los próximos años.

¿Y después del ‘Deep Learning’ qué?

Difícil pregunta. Personalidades como Elon Musk han teorizado con la posibilidad de que esta sea la última invención humana y que llegará a sustituirnos.  Mi visión es más amable y veo un futuro compartido en el que lo artificial sea un elemento más. Personalmente me preocupa mucho más nuestra relación con el entorno natural, que estamos destruyendo sin control, que la posibilidad de que lo artificial, creado por nosotros, repita nuestros errores. Eso desde luego no sería inteligente.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí