Del perezoso gigante de Darwin a hoy

Reconstrucción del Mylodon darwini junto a un fragmento de piel y estiércol. Autor: Concavenator – (Wikimedia)

El perezoso gigante descubierto por Darwin en la Patagonia está emparentado con especies modernas

.

Investigadores de cuatro países -Francia, Canadá, Nueva Zelanda y Estados Unidos- han podido obtener datos genómicos sobre ‘Mylodon darwini’, el perezoso gigante extinto llamado así en honor a Charles Darwin, quien fue el primero en recoger sus restos en América del Sur y cuyo descubrimiento se considera uno de los logros científicos más importantes de todos los tiempos. El trabajo, publicado en la revista ‘Proceedings of the Royal Society B’, relaciona a este perezoso gigante terrestre con especies modernas, según la información de la Universidad McMaster de Canadá recogida por DiCYT.

.

El análisis demuestra, por primera vez, que este perezoso gigante que se extinguió hace cerca de 10.000 años es un pariente cercano del perezoso de dos dedos

CGP/DICYT -A partir de un fragmento de hueso datado en hace aproximadamente 13.000 años, los científicos extrajeron y reconstruyeron fragmentos de ADN para obtener un genoma mitocondrial –el material genético de las mitocondrias, las “centrales” energéticas de las células- de alta calidad, así como el genoma nuclear.

El análisis demuestra, por primera vez, que este perezoso gigante que se extinguió hace cerca de 10.000 años es un pariente cercano del perezoso de dos dedos, uno de los mamíferos considerados más lentos del mundo. Los investigadores sugieren que las dos especies divergieron entre sí hace unos 22 millones de años. El más pequeño evolucionó para habitar en los árboles, donde pasa la mayor parte de su tiempo suspendido boca abajo.

Según Hendrik Poinar, director del Centro de ADN Antiguo de la Universidad McMaster y líder del trabajo, el estudio confirma “la diferente evolución de dos perezosos modernos que viven en los árboles desde dos linajes distintos de perezosos gigantes terrestres extintos”, lo que significa que “la vida en el árbol evolucionó de forma independiente dos veces, lo cual es significativo”.

Imagen: Cueva Mylodon/Walter Ferry Dissmann

.

Los investigadores sugieren que las dos especies divergieron entre sí hace unos 22 millones de años

Los científicos creen que la muestra que han utilizado para realizar el estudio de ADN, excepcionalmente bien conservada, procede de la conocida cueva de Mylodon, en la Patagonia de Chile, que debe su nombre a los numerosos restos de perezosos terrestres que se han encontrado en su interior. Esta cueva mantiene constantemente unas condiciones frías y secas, lo que ha posibilitado preservar un tesoro científico que incluye huesos, garras, heces e incluso restos de piel momificada aún cubierta de pelo rubio.

“La increíble conservación de la muestra de huesos que utilizamos en este estudio ofrece perspectivas prometedoras para la secuenciación del genoma completo de esta especie extinta “, avanza Frédéric Delsuc, investigador de la Universidad de Montpellier y del CNRS, en Francia, lo que a su juicio aportará “mayor información sobre las características únicas de esta especie y de su extinción”.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí