Descubrir las señales de las oscilaciones climáticas del pasado

La campanya oceanográfica TRANSMOW estudiarà el flujo de aguas de salida del Mediterráneo. / UB

TRANSMOW analizará la circulación de las aguas de salida del Mediterráneo

 

Descubrir las señales de las oscilaciones climáticas del pasado en el Mediterráneo mediante el análisis de trazadores geoquímicos innovadores —en concreto, isótopos de neodimio y otras tierras raras— es el objetivo de la campaña oceanográfica TRANSMOW, dirigida por los expertos Leopoldo Pena y Jaime Frigola, miembros del Grupo de Investigación Consolidado en Geociencias Marinas de la Facultat de Ciencias de la Tierra de la UB.

 

UB / La campaña se iniciará en el puerto de Barcelona el próximo 28 de abril a bordo del buque de investigación oceanográfica (BIO) Hespérides y se cerrará en Gijón el 16 de mayo. También participan en ella equipos del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC), el Centro de Ciencias del Mar de Portugal (CCMAR-IPMA) y la Escuela Royal Holloway de la Universidad de Londres (Reino Unido). En la iniciativa colaboran, además, el Instituto Nacional de Ciencias Marinas (ISMAR) del Consejo Nacional de la Investigación (CNR) de Italia y el ETH Zurich (Suiza).

La campaña se iniciará en el puerto de Barcelona el próximo 28 de abril a bordo del buque de investigación oceanográfica (BIO) Hespérides. / UB

 

Un flujo de masas de agua del Mediterráneo hacia el océano Atlántico

El flujo de aguas de salida del Mediterráneo —en inglés, Mediterranean outflows water o MOW— es una corriente constante y potente de masas de agua cálidas y más salinas hacia el océano Atlántico. Esta conexión hidrográfica entre dos cuencas marinas se produce a través del pasillo oceánico del estrecho de Gibraltar y sus propiedades están determinadas por las condiciones climáticas de la región mediterránea.

TRANSMOW caracterizará las aguas de salida del Mediterráneo y su flujo de circulación alrededor de la península ibérica con una metodología innovadora

En la actualidad, determinar el impacto potencial de la masa de agua mediterránea en el sistema de circulación termohalina atlántica —y en definitiva, en la oceanografía y la climatología globales— todavía genera debate en la comunidad científica. TRANSMOW caracterizará las aguas de salida del Mediterráneo y su flujo de circulación alrededor de la península ibérica con una metodología innovadora.

«Por primera vez, se aplicará el análisis de nuevos trazadores químicos innovadores —en concreto, isótopos de neodimio y otras tierras raras— que permitirán mejorar la estimación de la mezcla del MOW con las aguas circundantes atlánticas», explica Isabel Cacho, catedrática del Departamento de Dinámica de la Tierra y del Océano de la UB e investigadora principal de los proyectos en los que se enmarca esta campaña oceanográfica.

La nueva metodología se podrá aplicar gracias a la doble infraestructura de los laboratorios LIRA y PANTHALASSA de la UB.

La nueva metodología podrá aplicarse gracias a una doble infraestructura de apoyo a la investigación de la Universidad de Barcelona: por una parte, el nuevo Laboratorio de Isótopos Radiogénicos y Ambientales (LIRA), ubicado en la Facultad de Ciencias de la Tierra UB; por otra, el espectrómetro de masas multicolector PANTHALASSA, instalado en los Centros Científicos y Tecnológicos de la UB (CCiTUB).

En el marco de la campaña TRANSMOW, los equipos llevarán a cabo una intensa actividad de muestreo de aguas —transectos verticales, meridionales y longitudinales— de la circulación del MOW. También está previsto obtener muestras de sedimentos superficiales marinos y de secuencias sedimentarias largas que ayudarán a identificar el efecto de los cambios climáticos del pasado en este flujo de masas de aguas mediterráneas. La campaña también permitirá analizar la transferencia de la señal geoquímica del MOW al registro sedimentario oceánico y evaluar su potencial como trazador paleoceanográfico.

TRANSMOW utilizará una metodología basada en el análisis de nuevos trazadores químicos innovadores (isótopos de neodimio y otras tierras raras). / UB

«En el marco actual de cambio climático, las proyecciones futuras indican cambios significativos tanto en el sistema de corrientes del Mediterráneo como en el del Atlántico», explica el investigador Leopoldo Pena, también del Departamento de Dinámica de la Tierra y del Océano.

«Actualmente, aún se desconocen cuáles han sido los márgenes de variabilidad natural de este sistema oceánico. Los resultados de la campaña TRANSMOW nos ayudarán a conocer mejor el patrón de mezcla y el recorrido de esta masa de agua en el océano Atlántico, datos que permitirán caracterizar mejor el MOW actual y evaluar su sensibilidad ante oscilaciones climáticas».

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí