El misterio de la historia perdida del naufragio y su cargamento / Pixabay

El misterio del pecio de 800 años de antigüedad resuelto gracias a la etiqueta de la cerámica

.

Una pieza de cerámica descubierta frente a la costa de Indonesia por fin desvela el origen de un barco hundido que transportaba cerámica y artículos de lujo. El misterio se remonta a principios de la década de los años ochenta, cuando unos pescadores descubrieron el pecio en el Mar de Java. 

.

Cordis / El barco probablemente se fabricó en Indonesia y se dirigía a la isla indonesia de Java desde China. No es de extrañar que el casco de madera se haya desintegrado, pero los objetos hallados entre su cargamento han dejado valiosas pistas. En el fondo marino se encontraron miles de piezas de cerámica de China, hierro fundido y artículos comerciales de lujo, como colmillos de elefante y resina empleada para el incienso.

En el fondo marino se encontraron miles de piezas de cerámica de China, hierro fundido y artículos comerciales de lujo, como colmillos de elefante y resina empleada para el incienso

En 1996, unos arqueólogos recuperaron el pecio y dedicaron varios decenios a analizar y fechar el tesoro oculto. Creían que podía proceder de mediados o finales del siglo XIII. A finales de la década de los años noventa, más de 7 500 artefactos recuperados del pecio se donaron al Field Museum de Chicago.

Entonces entró en escena Lisa Niziolek, la arqueóloga del museo y la principal autora del estudio publicado en el «Journal of Archaeological Science: Reports». En 2014, comenzó a colaborar con expertos en cerámica de China y Japón. Gracias a nuevas tecnologías de datación basadas en el carbono, Niziolek y su astuto equipo de sabuesos decidieron emplear más muestras de la colección. Entonces, la trama se complicó.

Descubrieron que algunos artículos de cerámica se parecían a piezas fabricadas en los siglos XI y XII, todo un siglo antes de lo que se creía anteriormente. A esto se sumó una etiqueta en dos cajas de cerámica que básicamente decía «Fabricado en China». La inscripción reveló el lugar de origen. Según la etiqueta, las piezas de cerámica se habían fabricado en Jianning Fu. El nombre de ese distrito chino cambió a Jianning Lu tras la invasión mongola, en torno a 1278. El desafortunado barco se habría hundido antes de esa fecha. Es posible que el naufragio se produjese antes de 1200, pudiendo incluso remontarse a 1162. Elemental, querido Watson.

En una declaración del Field Museum, Niziolek señaló que había pocas probabilidades de que partiese un barco del rebautizado Jianning Lu transportando cerámica antigua con el antiguo nombre. «Probablemente había unas cien mil piezas de cerámica a bordo. Parece poco probable que un comerciante hubiese pagado por almacenar tales artículos durante un periodo prolongado antes del envío; es más plausible que se fabricasen poco antes del hundimiento del barco».

El barco encaja en la imagen general de la rica historia china y aporta información fascinante sobre el comercio marítimo en Asia hace más de 800 años

La declaración añadía que «el barco también transportaba colmillos de elefante para su uso en medicina o arte, así como resina de aroma dulce para incienso o para enmasillar barcos. Ambos materiales fueron esenciales para redefinir la fecha del naufragio».

«El naufragio del Mar de Java resulta informativo en muchos sentidos. Demuestra no solo el alcance del comercio marítimo en aquel momento, sino también su complejidad», declaró Niziolek a «Reuters».

.

¿Por qué es tan importante una diferencia de cien años?

Hablando con el periódico británico «Independent», Niziolek declaró que el hecho de que el pecio tenga 800 años de antigüedad en lugar de 700 es importante porque el naufragio se produjo en una «importante época de transición». Explicó que: «Se trataba de un momento en que los mercaderes chinos se volvieron más activos en el comercio marítimo, dependiendo más de las rutas marítimas que de la Ruta de la Seda».

El barco encaja en la imagen general de la rica historia china y aporta información fascinante sobre el comercio marítimo en Asia hace más de 800 años. Pero, a final de cuentas, ¿qué le pasó al barco? Ese es un misterio que dejaremos para otro día.

.