Sáenz de Santamaría: “Austeridad es el antónimo de despilfarro, no de crecimiento”

.

La Vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, señaló hoy que la política de austeridad que está aplicando el Ejecutivo no es el antónimo del crecimiento. “Austeridad es el antónimo de despilfarro, y el gasto no tiene por qué ser sinónimo de estímulo ni crecimiento”.

Durante su intervención en la sesión de control, Sáenz de Santamaría recordó que en el año 2009 el anterior Gobierno socialista anunció que iba a estimular la economía, para lo que gastó 11.000 millones de euros en el Plan E y lo único que consiguió es que el PIB bajara casi cuatro puntos y el paro subiera 5 puntos, con la destrucción de 1.200.000 empleos y el cierre de 70.000 empresas.

Además, la vicepresidenta señaló que el crecimiento de deuda que estas políticas suponen conlleva al pago de 30.000 millones de euros al año, “más de lo que se paga en prestaciones por desempleo y 14 veces más de lo que se paga en servicios sociales”. “El peor enemigo del crecimiento es la deuda”, sentenció.

Por último, Sáenz de Santamaría afirmó que el Ejecutivo ha llevado a cabo un presupuesto de austeridad junto con reformas estructurales para favorecer el crecimiento y la salida de la crisis. Puso como ejemplo de las políticas del Gobierno el Plan de Pago a Proveedores que supondrá una inyección de 35.000 millones de euros a la economía productiva, a las pymes y a los autónomos al tiempo que impondrá la austeridad en las administraciones públicas que tienen que tener las cuentas claras con planes de ajuste para esa cifra de déficit no vuelva a repetirse.