Estos descubrimientos podrían servir para desarrollar un catálogo de la variación genética destinado a la identificación de grupos genéticamente distintos para producir pruebas baratas con las que comprobar la población de origen de los mismos.

Nuevo estudio sobre la genética de poblaciones de chimpancés

.

Científicos de Camerún, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos han descubierto que las poblaciones vecinas de chimpancé muestran diferencias genéticas considerablemente mayores a las de los humanos que viven en continentes distintos. Su estudio muestra que la genómica puede resultar relevante en la protección de estos animales.

Bonobo / Wikipedia

El trabajo de investigación se publicó en PLoS Genetics y recibió fondos del proyecto EUPRIM-NET («Red europea del primate: infraestructuras y procedimientos especializados para la investigación biológica y biomédica»), financiado a su vez con 4,7 millones de euros mediante el área temática «Calidad y seguridad de los alimentos» del Sexto Programa Marco (6PM) de la Unión Europea. EUPRIM-NET dio acceso al equipo científico encargado del estudio a muestras disponibles en las infraestructuras científicas asociadas al proyecto.

Los chimpancés comunes de África ecuatorial pertenecen a una población, o subespecie, de las tres diferenciadas por la comunidad científica: occidental, central y oriental. Se ha sugerido la existencia de un cuarto grupo, el chimpancé camerunés que habita en la región occidental de Camerún y el sur de Nigeria, pero existen dudas sobre si éstos deberían o no clasificarse como un grupo separado.

Para arrojar luz al respecto los investigadores del estudio analizaron el ADN (ácido desoxirribonucleico) de 54 chimpancés y lo midieron en 818 posiciones del genoma diferentes en cada uno de ellos. Los investigadores descubrieron que los chimpancés cameruneses son diferentes al resto de grupos.

«Estos descubrimientos presentan implicaciones importantes para la conservación», afirmó el Dr. Rory Bowden de la Universidad de Oxford. «Todas las poblaciones de grandes simios se enfrentan al enorme problema que supone la pérdida de su hábitat, la caza y el aumento de las infecciones; las estrategias de conservación han de basarse en un conocimiento sólido de la estructura de sus poblaciones. Que las cuatro poblaciones de chimpancés conocidas sean genéticamente diferentes aumenta el valor de su conservación por separado.»

«La genómica también nos proporciona herramientas para la conservación de los chimpancés. Mediante pruebas genéticas se puede identificar de forma barata y sencilla la población de origen de un chimpancé o incluso de una muestra de carne de caza.»

.

Un río separa los hábitats de dos de los grupos

El grado de diferenciación genética entre los grupos se comparó con datos similares humanos de distintas procedencias. Los investigadores descubrieron que, aunque las poblaciones de chimpancés vivían relativamente cerca las unas de las otras -un río separa los hábitats de dos de los grupos- los chimpancés de distintas poblaciones son bastante más distintos desde el punto de vista genético que los humanos de distintos continentes.

El profesor Peter Donnelly, director del Centro de Genética Humana Wellcome Trust de Oxford (Reino Unido) y autor sénior del estudio, comentó en relación a los resultados: «Una cantidad de humanos relativamente pequeña abandonó África hace entre 50 000 y 100 000 años. Todas las poblaciones no africanas descienden de ellos y su genética guarda una semejanza razonable. Es un dato muy interesante que los chimpancés de hábitats de un mismo país separados por un río difieran más entre sí que los humanos de distintos continentes. Subraya las grandes similitudes genéticas que se dan entre las poblaciones humanas y también la mayor estabilidad y la menor hibridación durante cientos de miles de años en los grupos de chimpancés.»

Estos descubrimientos podrían servir para desarrollar un catálogo de la variación genética destinado a la identificación de grupos genéticamente distintos para producir pruebas baratas con las que comprobar la población de origen de los mismos.

Por su parte, el Dr. Nick Mundy de la Universidad de Cambridge y también autor sénior del estudio afirmó: «Debido a su condición de “parientes” más cercanos de los humanos, la estructura y los orígenes de las poblaciones de chimpancé han suscitado un gran interés desde hace tiempo. Estudios futuros podrán utilizar datos genómicos para descubrir las adaptaciones exclusivas de los chimpancés cameruneses.»