Discriminación de género en la economía

Si no existieran las barreras de género los ciudadanos de los países de la OCDE aumentarían los ingresos en un 15,5 % / UB

Una investigación cuantifica las pérdidas económicas causadas por la discriminación de las mujeres en el mundo laboral

.

Si no existieran las barreras de género que impiden a las mujeres la misma participación que los hombres en el mundo laboral y en el emprendimiento, los ciudadanos de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) aumentarían los ingresos en un 15,5 %, y esta cifra sería de un 17,5 % en el caso de los países en desarrollo.

.

UB / Esta es una de las principales conclusiones de un estudio que se publicará próximamente y que han elaborado Marc Teignier, investigador de la Universidad de Barcelona, ​​conjuntamente con el economista de la Universidad de Clark (Estados Unidos) David Cuberes. Se trata de una de las primeras investigaciones que cuantifican los efectos de la discriminación de género en la economía.

En los países del área de la OCDE, el hecho de excluir al 5 % de las mujeres del mundo del trabajo supone una pérdida global de ingresos de un 2,5 %

El trabajo hace hincapié en el papel de las mujeres como emprendedoras y empresarias. En este sentido, los autores estiman que, en los países del área de la OCDE, el hecho de excluir al 5 % de las mujeres del mundo del trabajo supone una pérdida global de ingresos de un 2,5 %, mientras que la cifra aumenta hasta el 10 % si ese 5 % de mujeres excluidas son todas empresarias que crean puestos de empleo.

Por regiones, los resultados señalan que Oriente Próximo, el norte de África y el sur de Asia son las áreas que presentan más pérdidas por las diferencias de género. Si estas barreras se eliminaran, los ingresos de los ciudadanos aumentarían un 37,83 % en Oriente Próximo y el norte de África, y un 24,91 % en el sur de Asia. En el caso concreto de España, los autores estiman que la pérdida de ingresos a causa de las barreras de género es del 15,2 %. Si delimitamos las pérdidas solo por las desigualdades en el ámbito del emprendimiento, estas llegan a un 4,8 %. En el caso de que no hubiera desigualdades de género, el PIB per cápita en España en 2014 habría pasado de 22.780 euros a 26.869,5. Tan solo suprimiendo las desigualdades en el ámbito del emprendimiento, el PIB per cápita habría aumentado hasta 23.926,06 euros.

[blocktext align=”left”]En el caso concreto de España, los autores estiman que la pérdida de ingresos a causa de las barreras de género es del 15,2 %

La investigación, que se publicará en la revista Journal of Human Capital, se basa en el modelo de gestión de personal de Lucas (1978), que los autores han adaptado para su estudio. Estos prevén tres tipos diferentes de barreras de género: las dificultades que tienen las mujeres para convertirse en empresarias (por tener trabajadores a cargo); las barreras de género que sufren para convertirse en trabajadoras por cuenta propia (self employed), y la discriminación para acceder en general al mercado laboral. Cabe decir que el estudio no tiene en cuenta el hecho de que las mujeres fuera de este mercado laboral trabajan y producen también mediante las tareas domésticas.

Los autores explican que si bien existe una bibliografía abundante sobre los efectos de la no participación de la mujer en el mercado laboral o, en general, en el mundo económico, en cambio no hay prácticamente investigaciones que cuantifiquen esta cuestión. De hecho, ahora continúan con esta línea de investigación con estudios encargados por el Fondo Monetario Internacional.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí