Discurso de Gettysburg

La única fotografía corroborada de Lincoln en Gettysburg. / Wikimedia - Fuente: https://www.loc.gov/exhibits/treasures/trt035.html (https://www.loc.gov/exhibits/treasures/images/abe.jpg )

Tal día como hoy… 19 de noviembre de 1863 Lincoln pronunciaba el discurso de Gettysburg

 

El 19 de noviembre de 1863, el presidente de los EEUU, Abraham Lincoln pronunciaba el discurso de Gettysburg, uno de los más famosos de la historia, pronunciado cuatro meses y medio después de que tuviera lugar la batalla más sangrienta de toda la Guerra de Secesión (1861-1865). En él definió la democracia como «el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo».

 

CV / La batalla de Gettysburg, librada entre el 1 y el 3 de julio de 1863, marcó un punto de inflexión en el curso de la guerra civil. La derrota de las fuerzas confederadas llevó a la Unión a tomar definitivamente la iniciativa militar. El año y medio de guerra que quedaba se convirtió en una agonía para el Sur. Estaba claro que el Norte, una vez había puesto en marcha todo su potencial industrial y demográfico, iba a imponerse más tarde o más temprano. Y una vez la victoria quedaba asegurada, se empezó a pensar también en la futura reconstrucción, en qué se iban a convertir los Estados Unidos después de su guerra civil.

El discurso tuvo lugar en la misma ciudad de Gettysburg, durante la ceremonia  de dedicatoria y homenaje a los soldados unionistas muertos en la batalla

El discurso tuvo lugar en la misma ciudad de Gettysburg, durante la ceremonia  de dedicatoria y homenaje a los soldados unionistas muertos en la batalla, enterrados en el cementerio nacional de dicha ciudad; unos veinte mil…

Curiosamente, el papel asignado inicialmente al presidente en el acto de homenaje y exaltación nacional era relativamente secundario, casi, por decirlo así, de telonero, aunque protocolariamente, por ser el presidente, hablara en último lugar. La «estrella» era un tal Edward Everett, académico y diplomático, tenido en su momento por el mejor orador de les Estados Unidos. Everett pronunció un discurso de afirmación y exaltación nacional, de 13.609 palabras, que duró dos horas. Como cierre del acto, habló el presidente Lincoln, quien pronunció un breve pero cuidadosamente elaborado discurso, de menos de trescientas palabras, en diez oraciones, que duró apenas tres minutos… Pero que se ha convertido en uno de los más famosos de la historia.

Lincoln empezó evocando los principios que llevaron a los padres fundadores a proclamar la independencia

Lincoln empezó evocando los principios que llevaron a los padres fundadores a proclamar la independencia, que comenzó así:

“Hace ochenta y siete años, nuestros padres hicieron nacer en este continente una nueva nación concebida en la libertad y consagrada en el principio de que todas las personas son creadas iguales.

Ahora estamos empeñados en una gran guerra civil que pone a prueba si esta nación, o cualquier nación así concebida y así consagrada, puede perdurar en el tiempo (…)”

No parece que el propio Lincoln pensara que su discurso fuera  tener tanta trascendencia a lo largo de la historia, pues decía también que “(…) El mundo apenas advertirá y no recordará por mucho tiempo lo que aquí digamos, pero nunca podrá olvidar lo que ellos hicieron aquí (…) Y concluía:

“(…) que estos muertos no habrán dado su vida en vano. Que esta nación, Dios mediante, tendrá un nuevo nacimiento de libertad. Y que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no desaparecerá de la Tierra”.

La última frase, la del gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, se generalizó posteriormente como fórmula utilizada para definir la democracia

En su breve y conciso discurso, Lincoln supo expresar magistralmente su idea del proceso, la «prueba», por la que los Estados Unidos estaban pasando mientras sufrían el trance de la guerra civil, una guerra que se justificaba en la reivindicación de los principios que, según él, habían inspirado el nacimiento del país y que, tras la guerra y la regeneración moral que suponía, renacerían con redoblado vigor en la nueva nación que surgiría.

La última frase, la del gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, se generalizó posteriormente como fórmula utilizada para definir la democracia, y fue incluida en el artículo segundo de la Constitución de la V República Francesa.

Lincoln apenas pudo ver el final de la guerra. Fue asesinado el 15 de abril de 1865, seis días después de que El Sur se hubiera rendido en Appomattox.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí