Varios estudios científicos han demostrado que alteraciones en los movimientos oculares reflejan defectos en los circuitos neuronales del cerebro / UAB

BcnInnova desarrollará un dispositivo para diagnosticar enfermedades mentales a través del movimiento ocular

.

La empresa, ubicada en el Parc de Recerca UAB, ha recibido financiación europea para adaptar su dispositivo médico, que analiza de una manera muy precisa el movimiento de los ojos, para utilizarlo como herramienta complementaria para el diagnóstico de diferentes trastornos psiquiátricos como, por ejemplo, la esquizofrenia.

.

BcnInnova, empresa ubicada en el Parc de Recerca UAB, ha abierto un nuevo mercado para su dispositivo Gazelab, un aparato que filma el movimiento de la retina y los párpados mediante unas gafas y obtiene un mapa muy preciso de la desviación ocular que permite mejorar significativamente la eficacia de las intervenciones quirúrgicas para corregir el estrabismo, especialmente en el caso de los niños.

La empresa está investigando para utilizar la misma tecnología de Gazelab para detectar patologías mentales y mejorar, así, el diagnóstico de estas enfermedades. “Varios estudios científicos han demostrado que alteraciones en los movimientos oculares reflejan defectos en los circuitos neuronales del cerebro y parecen corresponder con determinados trastornos mentales. Por ejemplo, los pacientes con esquizofrenia les cuesta seguir con la mirada objetos que se mueven a poca velocidad”, explica Oriol Prat, director BcnInnova. “Por ello, si analizamos el movimiento de los ojos -evaluando el punto donde se fija la mirada o los movimientos sacádicos de los ojos-, podemos detectar algunas enfermedades”, añade.

El dispositivo analiza de una manera muy precisa el desvío, la oscilación y la torsión de los ojos y el comportamiento de las pupilas

El dispositivo de BcnInnova analiza de una manera muy precisa el desvío, la oscilación y la torsión de los ojos y el comportamiento de las pupilas. “Este seguimiento y la información que se obtiene permitirá apoyar el procedimiento actual que siguen los psiquiatras y psicólogos para determinar si un paciente padece alguna enfermedad mental con una alta fiabilidad y precisión”, destaca Prat.

Actualmente el diagnóstico y las evaluaciones de los trastornos mentales son lentos y costosos. La tecnología de BcnInnova podría acelerar la detección de estas enfermedades, ya que la prueba es sencilla, rápida y no invasiva. Concretamente, la prueba consiste en colocar Gazelab en la cabeza del paciente y mientras la persona mira un punto fijo o sigue con la mirada un objeto, dos cámaras graban los dos ojos y, a través de un programa informático que analiza el iris y la pupila, se pueden estudiar las oscilaciones de los ojos, las desviaciones de las miradas y los comportamientos de la pupila. El dispositivo también tiene una luz infrarroja que se proyecta en el espacio y permite al médico saber si la persona ha movido la cabeza.

Para llevar a cabo la validación clínica de su sistema, la empresa colaborará con el Dr. Jordi Obiols, del Departamento de Psicología Clínica y de la Salud de la Universidad Autónoma de Barcelona. Obiols llevará a cabo el estudio clínico para confirmar que Gazelab es una tecnología útil, fiable, y económica para evaluar los trastornos de la motilidad ocular en enfermedades mentales y, a la vez, analizará el grado de especificidad del marcador de la motilidad para diagnosticar y diferenciar diversos trastornos psiquiátricos.

.
Financiación europea

La empresa acaba de obtener financiación de la Comisión Europea a través del Instrumento PYME para estudiar la viabilidad científica y técnica de este proyecto innovador. BcnInnova ha conseguido superar la Fase 1 del Instrumento PYME, lo que le permitirá obtener 50.000 euros para estudiar en profundidad cómo adaptar Gazelab para mejorar el diagnóstico de la esquizofrenia y crear una herramienta para el sector de la salud mental.

Una vez superada esta fase, la empresa trabajará para avanzar a la Fase 2 del programa, en el que podría recibir hasta 5 millones de euros para financiar actividades de innovación, como demostración, ensayo, pruebas piloto, estudios de ampliación, verificación de rendimiento, etc.

.

.