Douglas MacArthur (Guerra de Corea)

El general Douglas MacArthur. Imágenes: Wikimedia

Tal día como hoy… 11 de abril de 1951 se destituía al general Douglas MacArthur

 

El 11 de abril de 1951, en plena Guerra de Corea, el presidente de los Estados Unidos Harry S. Truman, destituía al general Douglas MacArthur como comandante en jefe de las fuerzas norteamericanas en Corea. Tras la intervención militar china en la guerra, y con ésta siguiendo un curso adverso para los norteamericanos, MacArthur había propuesto lanzar la bomba atómica sobre China, lo que habría supuesto el estallido de la III Guerra Mundial.

 

CV / La Guerra de Corea fue el primer conflicto bélico en que se vieron directamente implicados los Estados Unidos tras la II Guerra Mundial, y el primer escenario en que la guerra fría se tornó «caliente». Desde finales del siglo XIX, Corea había sido ocupada por los japoneses. Al concluir la II Guerra Mundial, el país se dividió entre los dos vencedores, al norte la República Popular Democrática de Corea, al sur la República de Corea. La primera derivó hacia un régimen comunista tutelado por La URSS y China Popular; la segunda en un régimen militar con el apoyo norteamericano. La frontera se fijó en el paralelo 38.

Con el triunfo de la revolución en China, Stalin vio la oportunidad de resarcirse de sus recientes reveses políticos en Europa

Con el triunfo de la revolución en China, Stalin vio la oportunidad de resarcirse de sus recientes reveses políticos en Europa –el fracaso del bloqueo de Berlín, la evacuación de Austria y la ruptura con la Yugoslavia de Tito-. Tras varios años de tensiones e incidentes fronterizos, el 25 de junio de 1950 el ejército de Corea del Norte invadió Corea del Sur sin previa declaración de guerra, iniciándose un conflicto que involucró a sus respectivos «protectores», EEUU, la URSS y China. Se trataba de emprender una acción fulminante que dejara sin capacidad de reacción a los EEUU. Al principio la cosa funcionó bien para los norcoreanos, que arrollaron al corrupto e ineficaz ejército de Corea del Sur y casi llegaron hasta las mismas puertas de Seúl, la capital del Sur.

Montaje de la Guerra de Corea en Wikipedia

Pero los EEUU no estaban dispuestos a perder su parte de Corea, y reaccionaron más rápidamente de lo que Stalin había previsto. Desde el Japón ocupado y las Filipinas, empezaron a enviar refuerzos militares interviniendo directamente en la guerra, y pusieron al mando al general Douglas MacArthur, por entonces un auténtico héroe nacional en Norteamérica por su destacado papel como comandante en jefe de las fuerzas del Pacífico en la guerra contra Japón. MacArthur, confiado en su prestigio, seguía funcionando mentalmente como un militar de la II Guerra Mundial, y no acababa de entender la nueva situación geopolítica de la guerra fría.

La superioridad militar norteamericana se impuso al principio y los norcoreanos fueron rechazados hasta más allá del paralelo 38. Pero entonces intervino China, que consideró el cruce del paralelo como un intento de ocupar toda Corea, y Mao Tse-tung envió un ejército de un millón de hombres, con material y apoyo aéreo soviético, que obligaron a los norteamericanos y sus aliados a retroceder de nuevo hasta el paralelo 38. Poco después, los chinos derrotaron a los estadounidenses en la batalla del Embalse de Chosin y empezaron a avanzar hacia Seúl. Fue entonces cuando MacArthur solicitó el envío de 26 bombas atómicas con el objetivo de lanzar un ataque nuclear contra China. La noticia alarmó al mundo. China no disponía por entonces de armas nucleares, pero la URSS sí…

El presidente Truman se negó al envío de armas nucleares, lo que irritó a MacArthur. Además, la polémica entre ambos fue pública

El presidente Truman se negó al envío de armas nucleares, lo que irritó a MacArthur. Además, la polémica entre ambos fue pública, lo cual desató todavía más inquietud a nivel internacional. Por su parte, MacArthur había estado actuando como un auténtico procónsul romano, arrogándose además competencias para las cuales no estaba autorizado. Se había entrevistado sin permiso con Chiang Kai-shek, presidente de la China nacionalista recluida en Taiwan, solicitando su intervención directa, y tampoco había acertado al informar erróneamente sobre los movimientos chinos en la frontera. Pretendía, simplemente, generalizar la guerra en lo que hasta entonces solo era un conflicto entre peones, que diríamos ajedrecísticamente hablando. Y ni la URSS ni los EEUU estaban dispuestos a echar el resto. Truman se hartó de MacArthur y lo destituyó. El poder civil se impuso sobre el militar.

La guerra entró entonces en una fase de estancamiento, hasta julio de 1953, en que se firmó un armisticio que restablecía la frontera inicial en el paralelo 38, hasta hoy en día.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí