Economía en el primer trimestre de 2017

El avance de la balanza de pagos del mes de abril de 2017 se publicará el 30 de junio de 2017

La balanza de pagos y la posición de inversión internacional en el primer trimestre de 2017

.

La capacidad de financiación de la nación se situó en -0,4 miles de millones de euros (mm) en el primer trimestre de 2017, mientras que la posición de inversión internacional (PII) neta alcanzó un saldo negativo de 972,7 mm (86,5 % del PIB) en el mismo período (frente a la ratio de 85,7 % observada a finales de 2016).

.

Fuente: Banco de España

Cuentas corriente y de capital

Tras las revisiones que incorpora la balanza de pagos trimestral, la capacidad de financiación, medida por el saldo conjunto de las cuentas corriente y de capital alcanzó, como ya se ha comentado, -0,4 mm en el primer trimestre de 2017, déficit inferior al registrado un año antes, -0,6 mm. En términos acumulados de cuatro trimestres, se alcanzaron 23,5 mm, lo que supone un 2,1 % del PIB, cifra similar a la del conjunto de 2016.

En términos acumulados de cuatro trimestres, se alcanzaron 23,5 mm, lo que supone un 2,1 % del PIB

Por componentes, el déficit de la balanza de bienes se amplió hasta los 7,1 mm en el primer trimestre de 2017, comparado con el de 4,6 mm registrado un año antes. En el caso de los servicios, el balance de ingresos y pagos fue de 8,7 mm, cercano a los 8,9 mm observados en el primer trimestre de 2016. Dentro de los servicios, la partida de turismo y viajes alcanzó un superávit (6,1 mm) algo superior al de 2 un año antes (5,8 mm).

Los servicios no turísticos –donde se encuentran, entre otros, el transporte, los servicios financieros, los de seguro, los informáticos y otros servicios empresariales– experimentaron, por el contrario, una reducción de su superávit, con un saldo de 2,6 mm, frente a los 3,1 mm del primer trimestre de 2016. La renta primaria registró un saldo positivo (1,1 mm), en contraste con el déficit observado un año antes (-0,2 mm). La renta secundaria, por su parte, redujo su déficit en el primer trimestre de 2017 hasta -3,6 mm, comparado a los -4,6 mm de un año antes. Finalmente, la cuenta de capital arrojó un superávit de 0,4 mm, frente al saldo prácticamente nulo de los tres primeros meses de 2016.

La PII neta excluyendo el Banco de España alcanzó los -765 mm en el primer trimestre de 2017, lo que supone una reducción de la posición deudora neta con respecto al trimestre anterior, en el que se situó en -790 mm. La aportación a la variación de la posición de las transacciones financieras del período fue de 41 mm, resultado de una adquisición neta positiva de activos exteriores superior al aumento de pasivos netos contraídos frente a no residentes.

En este trimestre la aportación neta de los otros flujos1 fue negativa (-16 mm), debido principalmente a las variaciones al alza de los precios de la renta variable, cuyo impacto fue superior en los pasivos. La posición neta de la inversión directa se situó en el primer trimestre de 2017 en -36 mm, frente a -38 mm del trimestre previo, resultado de una contribución positiva de los otros flujos del período que más que compensó el valor neto negativo de las transacciones. La contribución positiva de los otros flujos fue consecuencia, en gran medida, del incremento del valor de mercado de las inversiones españolas en empresas cotizadas en el resto del mundo.

El saldo neto del Banco de España frente al exterior ascendió a -208 mm en marzo de 2017

La inversión de cartera, excluido el Banco de España, redujo su posición neta deudora, pasando de -575 mm en el cuarto trimestre de 2016 a -565 mm en el primero de 2017. Esta reducción vino motivada por el saldo positivo neto de las transacciones del período (31 mm), consecuencia de la adquisición neta de activos, que fue compensada parcialmente por la contribución negativa de los otros flujos (-20 mm). Esta se explica sobre todo por el mayor aumento de los precios de la renta variable emitida en España respecto a otros mercados bursátiles, cuyo impacto es además amplificado por el mayor volumen de los pasivos en la inversión de cartera que el de los activos.

La otra inversión, excluido el Banco de España, registró una posición neta de -157 mm en el primer trimestre de 2017, lo que supone una mejora con respecto al trimestre previo, en el que se situó en -171 mm. Este avance se produjo por el valor neto positivo registrado por las transacciones, consecuencia tanto de una adquisición neta de activos exteriores como, aunque en mucha menor medida, de una disminución neta de los pasivos exteriores contraídos.

Finalmente, el saldo neto del Banco de España frente al exterior ascendió a -208 mm en marzo de 2017, frente a los -165 mm que se registraron a finales de 2016.

La deuda externa bruta2 de España se situó en 1.911 mm en el primer trimestre de 2017 (170 % del PIB), superando los 1.868 mm (un 168 % del PIB) que mostró tres meses antes.

.

 

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí