Educar a los sueños

soñar

“Con tener ideas maravillosas no se alcanzan los objetivos”, remarca Almudena Andrés

Es importante tener sueños, pero hay que educarlos

.

En la sociedad del ya y el ahora, el fin, con medios o sin medios por justificar, puede parecer que una invitación a soñar es poco menos que una quimera. Pero no todo el mundo opina así. Ese es el caso de la experta en Coaching y Mindfulness, Almudena Andrés, que estima que soñar es una buena herramienta para cumplir objetivos.

.

UAH / Almudena de Andrés estudió Ingeniería Química y después de más de una década trabajando en una editorial descubrió que ese no era su camino. Así que lo cambió. En este momento, tras una amplia y completa formación, en la que se incluye un curso de Coaching avanzado en la UAH dirigido por John McWhirter, desarrolla iniciativas relacionadas con el Coaching, el Mindfulness y otras técnicas de desarrollo personal y profesional.

“Si un niño sueña con viajar a la Luna habrá que animarle, porque lo consiga o no, habrá hecho un camino en el que habrá tenido la oportunidad de experimentar y aprender muchas cosas”, agrega la experta

En este momento imparte en la UAH el curso ‘Mindfulness para la gestión de la ansiedad y la regulación de los estados de ánimo (MBCT)’, en colaboración con el profesor Juan Carlos Luis Pascual. En esta información habla de la importancia que tienen los sueños a la hora de cumplir objetivos.

En la sociedad del ya y el ahora, el fin, con medios o sin medios por justificar, puede parecer que una invitación a soñar es poco menos que una quimera. Pero no todo el mundo opina así. Ese es el caso de la experta en Coaching y Mindfulness, Almudena Andrés, que estima que soñar es una buena herramienta para cumplir objetivos.

‘Soñar, con los pies en la tierra, es una técnica muy buena para lograr metas. Porque en el momento en que uno sueña y quiere cumplir su sueño, tiene que ponerse en marcha y trabajar para conseguir el propósito inicial, así que sí, no hay que menospreciar a los soñadores que no solo dejan su sueño en la imaginación, sino que lo bajan a la tierra y se proponen materializar sus aspiraciones’.

Y soñar no es malo, aunque el objetivo no se alcance: “A veces oigo a padres o profesores que frivolizan con los sueños de los niños porque, desde su perspectiva de adultos, piensan que no los van a alcanzar. Y, sin embargo, es en esos sueños, en esas ideas que nos parecen a veces peregrinas, donde surge la motivación y el desarrollo intrínseco. Si un niño sueña con viajar a la Luna habrá que animarle, porque lo consiga o no, habrá hecho un camino en el que habrá tenido la oportunidad de experimentar y aprender muchas cosas”, agrega la experta.

Advierte, no obstante, que “con tener ideas maravillosas no se alcanzan los objetivos. ‘Para construir un edificio hay que empezar por poner el primer ladrillo. Por eso defiendo la necesidad de educar los sueños día a día’.

Almudena de Andrés / Foto: UAH

.

Almudena de Andrés también es la coautora de un libro titulado ‘Coaching a escena’ en el que anima a los profesionales del Coaching, formadores de empresa y de crecimiento personal y a profesores a utilizar herramientas de la interpretación para desarrollar habilidades personales y profesionales.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí