El asesinato de José Canalejas

Fotografía que muestra el cadáver del asesinado presidente del gobierno de España, José Canalejas en el Ministerio de la Gobernación. / Wikimedia

Tal día como hoy… 11 de noviembre de 1912 era asesinado el primer ministro español, José Canalejas

 

El 11 de noviembre de 1912, mientras estaba mirando el escaparate de la librería San Martín, en la madrileña Puerta del Sol, el primer ministro español, José Canalejas, caía muerto por los disparos de una activista anarquista, Manuel Pardiñas, que poco después se suicidaba para no caer en manos de la policía.

 

CV / Era el tercer presidente del gobierno español que caía víctima de un atentado. Le habían precedido Prim (1870) y Cánovas (1897). Le siguieron Dato (1921) y Carrero Blanco (1973), éste último durante la dictadura franquista.

Fotografía de José Canalejas / Wikimedia – Mundo Gráfico número 55 de 13 de noviembre de 1912, página 21

José Canalejas Méndez había nacido en El Ferrol (La Coruña) el 31 de julio de 1854. Además de político, fue también un destacado intelectual. Se licenció y doctoró en Filosofía y en Derecho, y ejerció como profesor de literatura. Se inició en la política como militante del Partido Demócrata Progresista, de ideas republicanas, pero con la Restauración optó por el Partido Liberal de Sagasta, bajo cuyos gobiernos fue ministro en varias ocasiones. Como político era un personaje algo peculiar. Alguien dijo de él que era algo así como un católico.

Muy preocupado por la evolución de los acontecimientos en Cuba, viajó a la isla de incógnito para conocer de primera mano la situación, alistándose en el ejército como voluntario a los 43 años. Participó en la guerra y obtuvo incluso la Cruz del Mérito Militar. Poco después, regresó a España y le presentó a Sagasta un extenso informe sobre la situación y posibles soluciones para evitar la guerra con los EEUU, que se anunciaba inminente, proponiendo dotar a la isla y a Filipinas de una mayor autonomía. Sagasta hizo caso omiso de sus recomendaciones, con el conocido resultado de la desastrosa guerra 1898 y la liquidación de los restos del imperio colonial, cuyas posesiones pasaron a los EEUU.

Tras la guerra, se apartó del Partido Liberal y fundó su propia organización, el Partido Liberal-Demócrata, que pretendía ser una refundación de aquél, además de aunar las tendencias dispersas del progresismo del XIX. Aunque católico practicante, proponía la separación de la Iglesia y el Estado, la libertad de culto, la secularización de la sociedad y una educación laica. Fue nombrado primer ministro el 9 de febrero de 1910. Su actuación consistió en abordar un programa de reformas que, como acostumbra a ocurrir en este país, quedó al final en poco menos que nada. Abolió la Contribución de Consumos, implantó el servicio militar obligatorio y limitó la instalación de órdenes religiosas mediante lo que se denominó la «Ley del Candado».

Manuel Pardiñas fue el perpetrador del atentado / Wikimedia – Mundo Gráfico, número 55 de 13 de noviembre de 1912, página 25

En política exterior, estableció el Protectorado del norte de Marruecos tras negociar el reparto con los franceses. Un protectorado que muy pronto llevó a una nueva guerra colonial y su subsiguiente sangría humana. Tuvo que afrontar también importantes desórdenes públicos, como la rebelión de la fragata Numancia, los sucesos de Cullera (Valencia) y la huelga ferroviaria de 1912. Afrontó la cuestión catalana negociando con Prat de la Riba el establecimiento de la Mancomunitat de Catalunya.

Tenía por costumbre evitar ir con escolta. Le gustaba pasear y visitar librerías. Se ha dicho que su muerte provocó la crisis definitiva del modelo de la Restauración. En realidad, la Restauración ya había dado de sí todo lo que podía dar. Empezó siendo un remedo de democracia parlamentaria y acabó como empezó. Canalejas lo sabía. Por ello pretendía convertir España en una democracia homologable, modernizarla y liquidar el caciquismo y el fraude electoral. Nunca sabremos si lo hubiera conseguido.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí