El BCBL busca a “supertecleadores”

Para poder realizar este estudio, el BCBL ha diseñado un teclado especial, sin ningún objeto metálico, de manera que pueda introducirse en la resonancia magnética / BCBL

¿Qué sucede en nuestro cerebro cuando pasamos rápidamente de hablar a teclear?

 

El BCBL pone en marcha una investigación pionera para conocer qué cambios se producen en la actividad cognitiva cuando una persona modifica velozmente su forma de comunicarse entre el habla y el tecleo. Para realizar este proyecto, el BCBL busca a supertecleadores, personas capaces de teclear sin mirar, diestras y que tengan entre 18 y 40 años.

 

BCBL / Teclear se ha convertido en una acción más de nuestra vida cotidiana y la pandemia ha contribuido a su extensión. Lo hacemos en el trabajo, para relacionarlos en nuestra vida social, para realizar búsquedas en Internet…

Hablar y teclear se han convertido en acciones complementarias de comunicación e interacción con el entorno que muchas personas realizan continuamente. Pero ¿qué ocurre en nuestro cerebro cuándo pasamos de explicar algo oralmente a escribirlo en un teclado? ¿Qué cambios se pueden llegar a producir en nuestra actividad cognitiva?

Dar respuesta a estas cuestiones es lo que se propone una investigación pionera del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL), que busca un total de 35 ‘supertecleadores’ o lo que es lo mismo, personas capaces de teclear sin mirar el teclado. Estos voluntarios deberán participar durante 3 horas en una prueba de resonancia magnética y tareas conductuales mediante la repetición y el tecleo de palabras.

El conocimiento generado en este estudio podría contribuir a desarrollar nuevos métodos de aprendizaje y servir de ayuda en la rehabilitación de personas que han sufrido un ictus cerebral

“Buscamos personas diestras de entre 18 y 40 años, que tengan el castellano como idioma dominante y que sean capaces de teclear sin mirar al teclado”, explica Svetlana Pinet, investigadora del BCBL que lidera el equipo del proyecto formado por Kepa Paz-Alonso, Clara Martin, y Mengxing Liu.

Las personas que quieran participar recibirán a cambio 30 euros y, mientras estén en vigor las medidas restrictivas de movilidad, deberán residir en Donostia, lugar en el que se desarrollan las pruebas. Se pueden enviar las solicitudes al correo electrónico participa@bcbl.eu o a través de WhatsApp al teléfono 664 484 366. Las personas seleccionadas realizarán una prueba preliminar con un teclado cubierto con una caja para comprobar sus capacidades de tecleo.

 

Un teclado especial

Para poder realizar este estudio, el BCBL ha diseñado un teclado especial, sin ningún objeto metálico, de manera que pueda introducirse en la resonancia magnética.

“Los participantes entran tumbados al escáner con el teclado en las piernas. Entonces vemos cómo se comportan en diferentes situaciones: hablando o escribiendo”, añade la experta del BCBL.

Además, las personas que acudan al centro también realizarán tareas conductuales como escuchar una palabra y repetirla o ver una imagen y escribir lo que se muestra en ella.

El estudio del BCBL espera encontrar diferencias entre estas acciones en diferentes regiones del sistema cognitivo como el cerebelo, el lóbulo temporal y el giro fusiforme

“Les mostramos por ejemplo una mariposa y tienen que teclear lo qué es. De esta forma obtenemos datos sobre su facilidad al redactar y medimos el tiempo que necesitan para empezar a hablar o a escribir”, indica Svetlana Pinet.

En concreto, el estudio del BCBL espera encontrar diferencias entre estas acciones en diferentes regiones del sistema cognitivo como el cerebelo, el lóbulo temporal y el giro fusiforme, ubicadas en la corteza del cerebro, y especialmente en el área denominada corteza motora, que ocupa las funciones relacionadas con el movimiento de manos y el habla.

Los resultados obtenidos durante el estudio, que durará un año cuando finalicen las pruebas magnéticas y conductuales, servirán para entender mejor estas regiones y aportarán datos de valor que podrían contribuir al desarrollo de nuevos métodos educativos para aprender idiomas, por ejemplo.

“Podremos adecuar la educación a cómo funciona nuestro cerebro y hacer métodos de aprendizaje mucho más eficaces”, precisa la investigadora.

Los participantes entran tumbados al escáner con el teclado en las piernas. Entonces vemos cómo se comportan en diferentes situaciones: hablando o escribiendo

Además, el conocimiento generado podría ayudar a mejorar la rehabilitación de pacientes que han sufrido un ictus cerebral y que tienen que hacer frente a dificultades para hablar, así como a mejorar la eficacia de las cirugías de tumores cerebrales, al disponer de una información más precisa de qué regiones del cerebro son fundamentales para comunicarnos.

“Entender mejor estas regiones del cerebro es esencial para tener más datos con los que agilizar la rehabilitación de pacientes con dificultades cognitivas y saber qué zonas del órgano es necesario preservar al extirpar un tumor cerebral”, concluye Svetlana Pinet.

 

Sobre el BCBL

El Basque Center on Cognition, Brain and Language es un centro internacional de investigación interdisciplinar con sede en San Sebastián para el estudio de la cognición, el cerebro y el lenguaje. Está impulsado por el Gobierno vasco con el objetivo de fomentar la ciencia y la investigación en Euskadi. Además, cuenta entre sus socios con Ikerbasque, Innobasque, la Diputación de Gipuzkoa y la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU)

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí