Según los autores, los cambios de temperatura que tienen lugar en la Antártida y en el Ártico a raíz del cambio climático traerán consigo alteraciones importantes en las capas (o «alfombras») de cianobacterias, que son las comunidades biológicas más importantes en los polos.

El cambio climático repercutirá en las relaciones entre especies en las regiones polares

.

El calentamiento global provocará modificaciones en las comunidades biológicas de las regiones polares, alterando las especies dominantes y las relaciones entre las especies, según un estudio recién publicado en la revista Nature Climate Change y realizado por investigadores financiados con fondos europeos.

Imagen: Wikipedia

Los científicos proceden de Alemania, Nueva Zelanda, España y Reino Unido. El trabajo contó con el apoyo del proyecto europeo Assemble («Asociación de laboratorios europeos de biología marina»), que recibió fondos por valor de 8,7 millones de euros a través del tema «Capacidades» del Séptimo Programa Marco (7PM).

Según los autores, los cambios de temperatura que tienen lugar en la Antártida y en el Ártico a raíz del cambio climático traerán consigo alteraciones importantes en las capas (o «alfombras») de cianobacterias, que son las comunidades biológicas más importantes en los polos. Dichas capas cubren extensas zonas exentas de hielo durante el verano polar, modificando así de forma sustancial los ciclos biogeoquímicos locales.

Estos cambios modificarán las especies dominantes y también las relaciones entre las especies de la región. En concreto, habrá un incremento de especies productoras de toxinas y también de los intercambios de carbono y nitrógeno entre los seres vivos y los inertes.

Los investigadores realizaron experimentos con capas de microbacterias, comunidades microbianas dispuestas en distintos niveles y dominadas por las cianobacterias. Éstas se obtuvieron de la Península Byers, situada en la Isla Livingston, en el Archipiélago de las Islas Shetland del Sur, en la Antártida.

Imagen: Cordis

Las capas se conservaron a distintas temperaturas similares a las registradas en la Antártida y el Ártico durante un periodo de seis meses. También se conservaron capas a temperaturas que podrían ser representativas de la situación en estas regiones dentro de varias décadas, conforme a los modelos predictivos del cambio climático.

Según los resultados, se observa un cambio sorprendente de las especies dominantes en dichas capas. A temperaturas más bajas, parece que las especies dominantes desaparecen. A temperaturas más elevadas, la tendencia se invierte, la diversidad disminuye y la capa tiende a desestabilizarse.

Si desaparecieran estas capas, también lo harían las comunidades biológicas microbianas que habitan en ellas. Estas modificaciones de las especies también podrían repercutir en el resto de los organismos que habitan en estos microsistemas: virus, bacterias y protozoos, todos los cuales se alimentan de cianobacterias.

En estudio se indica además que, al experimentar con temperaturas que podrían ser representativas de las previstas para estas regiones dentro de varias décadas, según los modelos de cambio climático, las cianobacterias que dominan las capas microbianas producirían toxinas tales como microcistinas, lo cual podría tener efectos muy dañinos para varios organismos.