El caso Guillaume. Espías de verdad

Los Archivos Federales de Alemania han mantenido las descripciones originales de las imágenes, que pueden ser erróneas, sesgadas, estar obsoletas o tener una orientación política. Bundeskanzler Willy Brandt in Niedersachsen / Fotógrafo:Ludwig Wegmann - Wikimedia

Willy Brandt (1913-1922) se encontraba en el momento cumbre de su carrera política. Como líder del SPD, el partido socialdemócrata alemán, era el canciller de la RFA desde 1969 y había iniciado su segundo mandato apenas hacía un año. En dos semanas todo se torció y tuvo que dimitir precipitadamente. La prensa amarilla empezó a divulgar sus aventuras sexuales y sus fiestas privadas.

 

CV / A la vez, su secretario, Günter Guillaume, había sido detenido por espiar para la RDA. Al ser detenido, manifestó que era capitán del ejército de la RDA. El escándalo acabó con la carrera política de Willy Brandt. Ni Le Carré o Graham Greene lo hubieran escrito mejor.

Durante la guerra fría había habido con anterioridad notorios casos de espionaje. En el Reino Unido, el líder de «Los cinco de Cambridge», Kim Philby, había llegado a dirigir el MI6 antes de ser descubierto como espía soviético. Su amigo, Anthony Blunt, fue asesor de arte de la reina Isabel II… Pero quizás nunca antes se había producido, que se sepa al menos, un caso tan cerca del poder como con el caso Guillaume. Además en Alemania, el gran campo de batalla del espionaje durante la guerra fría. Lo curioso es que la detención de Guillaume fue un farol –no había pruebas materiales- y que los propios servicios secretos de la Alemania Federal utilizaron como cebo a su propio canciller, para luego defenestrarlo.

Günter Guillaume (1927-1995) había estado afiliado al partido nazi. Tras la guerra, cayó en el lado ocupado por la URSS, en el que se constituyó la RDA

Günter Guillaume (1927-1995) había estado afiliado al partido nazi. Tras la guerra, cayó en el lado ocupado por la URSS, en el que se constituyó la RDA. Encontró trabajo en una editorial e intentó afiliarse al partido comunista, pero sus antecedentes nazis fueron descubiertos y, al parecer, se le ofreció redimirse convirtiéndose en espía. Con su esposa, formó parte de las oleadas de refugiados alemanes que en 1956 cruzaron el telón de acero. Su suegra tenía una tienda en Frankfürt, y allí se instalaron inicialmente. Ambos se afiliaron al SPD, en su sector más anticomunista. Su esposa, Christel, pronto obtuvo el puesto de secretaria de un dirigente socialdemócrata de Hessen. El propio Guillaume inició su carrera política dentro del SPS como concejal y secretario local del partido.

Se ignora cómo ambos consiguieron ascender, pero lo cierto es que pronto pasó a la nueva capital de la RFA, Bonn –la «pequeña ciudad de Alemania» de Le Carré-, escalando puestos dentro del partido, hasta llegar a secretario de Willy Brandt. Se le consideraba «un ratón gris, un socialdemócrata cerrado de mollera», nada carismático, pero disciplinado y muy trabajador, que se movía siempre entre bambalinas.

Se le consideraba «un ratón gris, un socialdemócrata cerrado de mollera», nada carismático, pero disciplinado y muy trabajador, que se movía siempre entre bambalinas

El contraespionaje alemán sabía que en Berlín Este estaban al corriente de demasiadas cosas, de las que ocurrían en la cancillería. Se localizó también una cuenta bancaria en Berlín que se supuso destinada a recibir los pagos de un presunto espía comunista, y, lo más importante, se localizaron unos enigmáticos mensajes radiofónicos en clave emitidos por el Ministerio para la Seguridad del Estado de la RDA. Dichos mensajes databan, el primero, en febrero de 1956: «Felicidades para Georg»; el segundo, en octubre de este mismo año: «Felicidades por el cumpleaños de CH»; en abril de 1957: «Felicidades por el segundo hombre».

Se sabía que una pareja había sido introducida en la RFA, se sabía que una cuenta bancaria servía para recibir cobros… Pero no se descubrió hasta mucho después que las fechas de los mensajes coincidían con las del cumpleaños de Guillaume, el de su esposa y el del nacimiento de su primer hijo… Eran, obviamente, mensajes en clave que, por las fechas, Guillaume podía saber que iban dirigidos a él. Lo cierto es que, una vez se sospechó de Guillaume, los servicios secretos alemanes se pusieron en contacto con el propio Willy Brandt para que fuera el «cebo» que permitiera obtener pruebas definitivas. El canciller aceptó mantener al supuesto espía para poder desenmascarar toda su red. Es decir, en palabras de John Le Carré: “el líder de una de las naciones más influyentes de Europa fue reclutado por sus propios servicios de inteligencia para hacer de contraespía”.

Una vez se sospechó de Guillaume, los servicios secretos alemanes se pusieron en contacto con el propio Willy Brandt para que fuera el «cebo» que permitiera obtener pruebas definitivas

La farsa duró casi un año. Pero Guillaume conseguía eludir una y otra vez a sus perseguidores, que seguían sin obtener pruebas materiales concluyentes. Decidieron entonces precipitar el caso filtrando a la prensa amarilla la información sobre la vida privada de Brandt, que habían obtenido gracias al seguimiento de Guillaume, quien le había facilitado al canciller contactos sexuales con mujeres, orgías… Con ello pusieron al canciller Brandt contra las cuerdas ante el escándalo público que se originó. Los mismos con los que había colaborado, que eran además sus subordinados, lo habían traicionado. El canciller federal había sido algo más que un contraespía ocasional: se había convertido en la víctima de un complot en el que él mismo había participado activamente.

Acosado por todos los lados, Willy Brandt dimitió como canciller federal. Se mantuvo como presidente testimonial del partido socialdemócrata y fue también presidente de la Internacional Socialista, pero nunca volvió a la arena política electoral. Había sido el primer canciller socialdemócrata de la RFA. Murió en 1992, a los 78 años de edad.

Günter Guillaume y su esposa fueron detenidos, y con los indicios de las fechas de los mensajes de radio y su propia declaración, fueron condenados a trece años de prisión. Solo cumplieron siete. En 1981 fueron canjeados y entregados a la RDA. Guillaume había sido ascendido a coronel y en la cuenta de Berlín-Este habían seguido ingresándose puntualmente sus salarios. Murió en 1995, a los 68 años de edad.

Günter Guillaume y su esposa fueron detenidos, y con los indicios de las fechas de los mensajes de radio y su propia declaración, fueron condenados a trece años de prisión

Brandt dijo sobre el caso: “no fueron capaces de descubrir a un espía, pero sí de espiar mi vida privada”. Nunca se supo quién urdió la trama que acabó con Brandt. Sobre esta ignorada figura dijo John Le Carré: “Solo espero intensamente que cuando Guillaume cruce la calle en dirección única al puente Glienicker, o donde quiera que se realice el sucio cambio, le acompañe aquel que tuvo la desvergüenza asombrosa de utilizar al canciller federal y premio Nobel para su sucio juego”.

Nunca se supo quién fue. Tal vez porque el objetivo de toda la operación fuera el propio Brandt desde un primer momento, y el impulso viniera de muy arriba. Pero en la RFA no  había nadie más arriba de Brandt; tuvo que venir de otra parte… Lo que no se sabe es si fue fuego «amigo» o «enemigo». Todo indica que lo primero.

 

TAMBIÉN ESTA SEMANA:

Lunes, 2 de mayo de 2011

El gobierno de los Estados Unidos anuncia que un grupo de élite ha conseguido localizar y dar muerte a Ossama Bin Laden, el terrorista más buscado del mundo, líder del grupo Al Qaeda y cerebro del atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001.

Martes, 3 de mayo de 1920

Se realizaba el primer vuelo de pasajeros en Norteamérica, entre Nueva York y Atlantic City (New Jersey).

Miércoles, 4 de mayo de 1589

El corsario Francis Drake, nombrado almirante de la Armada inglesa, inicia su ataque contra la ciudad de la Coruña, la primera operación de la Contraarmada, la réplica inglesa a la Armada Invencible española que Felipe II había enviado contra la reina Isabel I de Inglaterra el año anterior. Concluyó con un desastre peor que el de la Invencible y supuso la caída en desgracia de Drake.

Jueves, 5 de mayo de 1902

Los periódicos estadounidenses empiezan a denunciar el genocidio que el ejército de ocupación estadounidense estaba cometiendo en Filipinas. Entre 1899 y 1902, se calcula que más de un millón de filipinos, la mayoría civiles, fueron asesinados.

Viernes, 6 de mayo de 1974

Willy Brandt, canciller de la República Federal Alemana, dimite de su cargo tras descubrirse que su secretario, Günter Guillaume, era un espía de la RDA.

Sábado, 7 de mayo de 1664

El rey de Francia, Luis XIV, inauguraba oficialmente el Palacio de Versalles.

Domingo, 8 de mayo de 1794

En plena época del terror, Antoine Lavoisier, padre de la química moderna, era apresado, juzgado, condenado a muerte y ejecutado en el mismo día.

 

 

 

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí

Ver más

  • Responsable: Eva Serra Sánchez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Nominalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.