La magnitud del reconocimiento de la identidad social se ha visto que está relacionada con la morfología cerebral de la corteza cingulada posterior, la circunvolución temporal superior, la ínsula y la circunvolución fusiforme, y el núcleo caudado / UPF

Hay automatismos en el cerebro humano que reconocen la jerarquía y la identidad social

.

La jerarquía social es un principio de organización omnipresente en las especies animales. Se sabe que algunos individuos son más sensibles a la información jerárquica que otros, pero aunque se han logrado algunos avances en la comprensión de este fenómeno social, la base neuroanatómica del proceso no había sido suficientemente explorada. Ahora se sabe que una red neural cerebral está implicada en el reconocimiento automático de la identidad social.

.

El reconocimiento de la jerarquía social tiene que ver con la cognición social

UPF / Un trabajo publicado el 29 de julio en la revista Journal of Neuroscience por Hernando Santamaría, Miguel Burgaleta y Nuria Sebastián, investigadores del Centro de Cognición y Cerebro del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) de la UPF, revela los sustratos anatómicos específicos del cerebro donde se lleva a cabo el reconocimiento del estatus y la identidad social.

Según ha explicado Burgaleta , “para este experimento, diseñamos un entorno jerárquico simulado en el que se pedía a los participantes que realizaran una tarea determinada, ya fuera situándose por encima o por debajo de la escala jerárquica virtual”.

burgaleta1_edited

.

La respuesta de cada individuo se midió a partir de la combinación de técnicas que utilizan potenciales evocados (ERPs) con técnicas de resonancia magnética espacial de alta resolución. Este enfoque metodológico permitió conocer una nueva asociación entre neuromarcadors perceptivos de jerarquía social, y morfología de varias regiones corticales y subcorticales del cerebro que se han encontrado implicadas, áreas que normalmente se relacionan con procesos automáticos de cognición social.

Es decir, la magnitud del reconocimiento de la identidad social se ha visto que está relacionada con la morfología cerebral de la corteza cingulada posterior, la circunvolución temporal superior, la ínsula y la circunvolución fusiforme, y el núcleo caudado.

“Nuestros resultados son un paso adelante en nuestra comprensión del cerebro social humano. El reconocimiento temprano de las jerarquías sociales se basa en las propiedades estructurales de una red que está implicada en el reconocimiento automático de la identidad social”, ha añadido Nuria Sebastián, investigadora principal del trabajo.

.

Trabajo de referencia:

Hernando Santamaría-García, Miguel Burgaleta y Núria Sebastián Gallés (2015), ” Neuroanatomical Markers of Social Hierarchy Recognition in Humanos: A Combined ERP / MRI Study“, The Journal of Neuroscience, 29 de julio, 35 (30: 10843-10850.

.