La exposición explica el proceso de creación del cómic y muestra originales en vitrina desde la década de los 80. Cuenta con obras de Premios Nacionales del Cómic como Max, Roca, Seguí, Hernández Cava, Kim, Altarriba y Valenzuela.

Retrospectiva del cómic español contemporáneo

.

La exposición El cómic español contemporáneo, refleja la vanguardia creativa de la viñeta española, que vivió una gran transformación durante los años 80 de la mano de las revistas Madriz, Cairo, Complot y todo el movimiento cultural de La Movida.

Capitán Trueno fue creado en 1956 por el guionista Víctor Mora Pujadas y el dibujante Miguel Ambrosio Zaragoza (Ambrós).

Fue una época de investigación y creación en la que se fijaron las bases para un nuevo tebeo, de líneas estéticas diferentes y contenidos distintos, ya que se sentaron las bases del cómic social y de la actual novela gráfica.

La exposición, que está comisariada por Emilio Gonzalo, quiere mostrar igualmente la producción artística de los autores que pusieron las bases para el actual auge creativo de lo que se denomina el noveno arte, poniendo ejemplos de estilos y temáticas diferentes y reconociendo igualmente el trabajo de aquellos artistas que han traspasado las fronteras y se han convertido en autores reconocidos a nivel internacional.

La exposición se compone de una selección de 35 autores cuya obra se distribuye en seis secciones. En la primera, titulada Proceso creativo, se muestran originales de Agustín Padilla en las diversas fases de elaboración de un cómic: boceto, dibujo a lápiz, entintado y, finalmente, se muestra la obra ya publicada.

En la sección titulada Primeros tebeos se incluyen aquellos personajes y cabeceras que poblaron los quioscos en los años de la posguerra como “El cachorro”, “Capitán Trueno”, “El guerrero del Antifaz” o “Juan Centella” y tantos otros, algunos de los cuales llegaron a alcanzar tiradas de más de 500.000 ejemplares semanales.

A partir de los años 70 se inicia una profunda renovación en el panorama historietístico de nuestro país gracias a la aparición de multitud de revistas, que se engloban dentro del apartado La época dorada del cómic, con títulos como Tótem, 1984, Cimoc, Rambla y los trabajos de Alfonso Azpiri o Purita Campos.

Portada de "El año que vimos nevar" (2005) de Fermín Solís.

Gracias al trabajo de estas revistas mensuales fueron surgiendo con los años nuevas publicaciones como Cairo, Complot o Madriz y autores que en la exposición aparecen englobados bajo el título Nueva historieta y novela gráfica, con autores como Raúl, Ana Juan, Federico del Barrio, Juan Berrio, Max, Javier de Juan, Ana Miralles, y un largo etcétera que modificó el mundo del tebeo abriendo la puerta a una nueva dimensión estética y temática, rompiendo las bases gráficas y narrativas e introduciendo el componente y fondo social con más fuerza que nunca.

Al mismo tiempo, la fuerza creativa del cómic español se dejaba notar en un desembarco sin precedentes en el mundo de los superhéroes: Carlos Pacheco o Salvador Larroca invadían las grandes editoriales como Marvel y DC, dibujando nuevas historias de los personajes más emblemáticos de ambas firmas, como “X-Men”, “Superman”, “Batman”, “Los Vengadores”, “Los Cuatro Fantásticos” o “Spider-Man”.

La exposición incluye también una sección dedicada a las Jóvenes promesas, reflejo de la nueva vanguardia del tebeo español, con una cantera artística de enorme calidad y variedad estilística y temática, que abarca desde el más puro estilo manga, el humor, la novela gráfica o los superhéroes gracias al trabajo de nombres como David Rubín, David Aja, Víctor Santos, David López, Carla Berrocal, Javier de Isusi, Enrique Vegas, Ken Niimura, Irene Roga o Kaoru Okino, entre otros.  Por último, se incluye una sección dedicada a los Premios Nacionales del Cómic que se otorgan desde el año 2007: Santiago Valenzuela  (Plaza Elíptica), Antonio Altarriba y Kim (El arte de volar), Felipe Hernández Cava y Bartolomé Seguí (Las serpientes ciegas), Paco Roca (Arrugas) y Max (Hechos, dichos, ocurrencias y andanzas de Bardín, el superrealista).

.

Historia del cómic

Cronológicamente, el suizo Rodolphe Töpffer es el primer autor europeo cuyas historias dibujadas pueden considerarse cómics; el propio Johann Wolfgang von Goethe quedó admirado ante el nuevo género, ante la contemplación de su obra “Voyages et aventures du Docteur Festus” (1829).

Töppfer plantó la semilla de la que posteriormente surgirían en toda Europa autores como Wilhelm Bus en Alemania, que a partir de 1859 comenzó a crear historietas. En 1865 dio vida a “Max und Moritz”, una pareja de pillos cuyas fechorías servirían como ejemplo a numerosas interpretaciones posteriores en toda Europa, encontrándose relacionados incluso con las aventuras de Zipi y Zape.

El cómic español contemporáneo, dentro del marco de la Red de Exposiciones Itinerantes, Red Itiner, puede ver en el Centro Cívico Cultural en San Martín de la Vega (Maestro Rodrigo, 2), donde estará hasta el 21 de febrero en horario de lunes a viernes de 9:00 a 13:30 y de 16:00 a 21:00 horas. Durante 2012 recorrerá otros 13 municipios de la Región: Alpedrete, Soto del Real, San Lorenzo de El Escorial, Guadarrama, Fresnedillas, Tres Cantos, Moralzarzal, Chinchón, Villanueva del Pardillo, El Escorial, Valdemorillo, El Álamo y Coslada.