El «daguerrotipo»

Cámara para obtener vistas al daguerrotipo. Susse Frères, 1839.

Tal día como hoy… 10 de agosto de 1839, se presentaba el «daguerrotipo»

.

El 10 de agosto de 1839, el pintor y decorador Louis Daguerre (1787-1851) presentaba oficialmente en París su invento del «daguerrotipo». Se trataba de un procedimiento que, según sus propias palabras, permitía “… fijar, sin necesidad de recurrir al dibujo, las vistas que ofrece la naturaleza”. Una fijación sin duda sujeta todavía a muchas limitaciones, pero que fue el primer paso hacia la fotografía. Mención especial merece también su socio, por entonces ya fallecido, Joseph Nicéphore Niépce (1765-1833), químico y litógrafo, que ideó el procedimiento que luego Daguerre perfeccionó.

.

CV / Daguerre era un pintor y retratista de segundo orden que se ganaba la vida en París trabajando en la construcción y diseño de decorados para escenarios de representaciones teatrales y ópera. Su primera gran aportación fue el diorama, un espectáculo visual que, desde la perspectiva del observador, se percibía en tres dimensiones, reproduciendo paisajes, interiores o escenas históricas. Las piezas del interior podían moverse, con la cual la función podía tener varios actos, especialmente en el caso de la reproducción de escenas históricas.

La que probablemente sea la primera fotografía de la historia en la que aparecen seres humanos la realizó en una calle de París en 1838

Tuvo un gran éxito y se convirtió en ingrediente imprescindible de los museos de la época para la recreación de entornos. Aunque para la museística contemporánea  sea una tecnología obsoleta por completo, muchos museos del mundo siguen manteniendo los dioramas en una suerte de homenaje museístico a la propia historia de la museística; el Museo de Historia Natural de Nueva York, en Manhattan, sin ir más lejos.

La segunda gran aportación de Daguerre fue, obviamente, el daguerrotipo. Interesado por los experimentos que se estaban llevando a cabo en fotografía. Pronto empezó a utilizar la cámara oscura para sus composiciones, trabajando con sustancias fosforescentes, pero las imágenes que obtenía sólo eran visibles en la oscuridad y fugaces. Entonces empezó a colaborar con Niépce, cuyas aportaciones fueron fundamentales. Tras la muerte de Niépce, Daguerre prosiguió con sus investigaciones, eliminando el nombre de Niépce de la sociedad que habían constituido, pero reconociendo los derechos de su hijo y heredero.

La que probablemente sea la primera fotografía de la historia en la que aparecen seres humanos la realizó en una calle de París en 1838, El Boulevard du Temple. El largo tiempo de exposición requerido por la cámara hizo que sólo se registraran los objetos inmóviles: un limpiabotas, su cliente y el escenario urbano, pero no los transeúntes. La Academia de las Ciencias de París reconoció el daguerrotipo el 7 de enero de 1839, y en la fecha que hoy conmemoramos lo presentó Daguerre públicamente.

París, Boulevard du Temple, en abril o mayo de 1838, por Daguerre

.

El Estado francés compró la patente a cambio de una pensión vitalicia de 6.000 francos para Daguerre y 4.000 para el hijo  de Niépce. Con ello el uso del daguerrotipo se extendió enormemente. Se calcula que sólo en el año siguiente se realizaron en París medio millón de daguerrotipos. Había nacido la fotografía.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí