El enigma íbero. Arqueología de una civilización

El Museu d'Arqueologia de Catalunya da al público familiar la clave de uno de los enigmas de la civilización ibera

Las prospecciones arqueológicas han sacado a la luz yacimientos que aportan valiosa información sobre la forma de vida de nuestros antepasados ​​más remotos. Ahora bien, ¿es posible descubrir, entre estos restos, indicios sobre el color de la indumentaria de sus pobladores? El Museu d’Arqueologia de Catalunya tiene la respuesta a esta cuestión, y la quiere compartir a través de una actividad familiar relacionada con la exposición El enigma íbero. Arqueología de una civilización.

 

Porque, si bien sabíamos que los iberos vivieron en la fachada mediterránea de la Península Ibérica entre los siglos VI y I aC, su civilización aún es enigmática para muchas personas. Ahora, las familias pueden aprender juntas cómo eran los colores íberos, en qué se inspiraban estos pueblos antiguos para tintar sus vestidos y como obtenían los pigmentos para teñirlos.

En primer lugar, los asistentes conocerán la naturaleza que rodeaba a los íberos: las plantas, flores y frutos que, con sus colores vivos, les sugirieron las tonalidades de la ropa que vestían. El origen de los procedimientos de tintura, explica el museo, se remonta muy lejos en la historia: las plantas y los animales de la zona donde habían levantado sus asentamientos les brindaron la materia prima para teñir la lana y el lino que luego convertían en tejidos para la vida cotidiana.

A lo largo del taller, sin embargo, no solo conoceréis los viejos tintes y su aplicación, sino que aprenderéis los procedimientos de la tintorería ibera y realizaréis una pequeña pieza tejida con Los colores íberos.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí