El exilio como “huella imborrable de nuestra Historia”

Ministerio de Justicia

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha reivindicado hoy en Orán a los cerca de 15.000 republicanos españoles que en 1939 abandonaron España hacia el norte de África para poder salvar sus vidas del asedio y la represión franquistas.

 

​CV / Un exilio “poco conocido” y “muy dramático”, ha recordado la ministra, tanto por las condiciones de salida y llegada de los refugiados a territorio africano como por la dura acogida de las autoridades francesas.

En un acto celebrado en la Cámara de Comercio de Orán, en el que han participado, también, el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero y el director general para la Memoria Histórica, Fernando Martínez, la ministra ha subrayado que el homenaje que el Gobierno está haciendo al exilio republicano español en su 80 aniversario, “salda una deuda pendiente del Estado porque una sociedad democrática no puede permitirse seguir mirando hacia otro lado y silenciando un trauma que dividió en dos nuestro país”.

Delgado, que se ha referido al exilio como “huella imborrable de nuestra Historia”, ha llamado durante su intervención a recordar a los cientos de miles de personas que durante la Guerra Civil y la Dictadura “pagaron con su libertad y su vida la defensa de la democracia”. “Las guerras no terminan hasta que se cierran todas las heridas”, ha asegurado Delgado. “Conmemorar el exilio de ayer es combatir el populismo y el totalitarismo del presente”, ha añadido la ministra de Justicia.

 

Homenaje al Stanbrook

En este primer acto de su viaje de trabajo a Argelia, Delgado ha asistido también a una mesa redonda en la que se ha rememorado la proeza del Stanbrook, el buque inglés que el 28 de marzo de 1939, tres días antes del final de la Guerra Civil, partió del puerto de Alicante rumbo a Orán con 2.638 personas a bordo, que se vieron obligadas a abandonar España por el asedio de las tropas franquistas.

Ministerio de Justicia

Durante el coloquio, la catedrática de la Universidad de Tlemcen Saliha Zerrouki ha recordado la heroica acción de su capitán, Archibald Dickson quien, desobedeciendo las órdenes de su armador, dejó de lado las mercancías que tenía que transportar y asumió el deber de socorrer a los miles de republicanos que se hacinaban en el puerto convirtiéndose en su última esperanza. Muchos, sin embargo, se quedaron en tierra a la espera de otros barcos que nunca llegaron.

La investigadora y divulgadora del exilio español en Argelia Eliane Ortega ha relatado las penosas condiciones en las que los refugiados españoles, entre ellos su abuelo, fueron acogidos por las autoridades coloniales francesas. Gran parte de los republicanos exiliados fueron recluidos en campos de concentración y castigo y obligados a ejercer trabajos forzados.
Por la tarde, en homenaje a los pasajeros del Stanbrook, la ministra de Justicia, junto con el director general de Memoria Histórica y el director del Instituto Cervantes, ha realizado una ofrenda floral en el monolito levantado en su memoria en el paseo marítimo de la ciudad argelina.

 

Acto de nominación de la Biblioteca Francesc Boix

Al término de su estancia en Orán, la ministra ha asistido al acto de nominación de la Biblioteca del Instituto Cervantes de Orán como Biblioteca Francesc Boix, a propuesta de la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados.

Un homenaje al fotógrafo catalán que retrató la Guerra Civil española y fue testigo clave del horror en el campo de concentración de Mauthausen-Gusen

Un homenaje al fotógrafo catalán que retrató la Guerra Civil española y fue testigo clave del horror en el campo de concentración de Mauthausen-Gusen. Durante su internamiento, logró ocultar más de 20.000 negativos de fotografías que mostraban la cruda realidad del lugar y las prácticas de exterminio de los presos. Ya liberado, su testimonio fue decisivo para enjuiciar a varios guardias de las SS.

La ministra ha recordado que, gracias a su proeza, la humanidad conoce algunos de los crímenes más horrendos que jamás se han cometido, combatiendo de esa manera el horror nazi.

También se ha dirigido a los alumnos de español presentes en el acto, en su mayoría jóvenes: “Que Francesc Boix sea un ejemplo para la juventud para que los jóvenes puedan luchar contra el populismo y el totalitarismo y conseguir que esos crímenes, que conocemos gracias a este fotógrafo catalán, nunca vuelvan a repetirse”.

 

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí