El futuro tecnológico en Las Vegas

Los asistentes de voz digitales han sido una de las estrellas emergentes de la muestra y tanto LG como Samsung han instalado esta tecnología en su colección de televisores para 2018

CES 2018, investigación pionera para alimentar la electrónica de consumo

.

En el evento anual dedicado a la electrónica de consumo (CES) celebrado en Las Vegas, se han mostrado todo tipo de tecnologías extrañas, maravillosas, conceptuales y prácticas. Si bien se ha prestado mucha atención a nuevos dispositivos de consumo, también ha habido espacio para progresos tecnológicos de mayor calado como distintos avances en computación cuántica.

.

© Phonlamai Photo, Shutterstock
© Phonlamai Photo, Shutterstock

Cordis / ¿Querrías poder hablarle al televisor? Los asistentes de voz digitales han sido una de las estrellas emergentes de la muestra y tanto LG como Samsung han instalado esta tecnología en su colección de televisores para 2018. Samsung emplea su propio asistente Bixby y LG se basa en el de Google para que los usuarios puedan controlar sus televisores con la voz y, por ejemplo, buscar la banda sonora de una película o apagar el receptor al terminar un programa. Esto podría significar un nuevo gran paso en la evolución de la vagancia humana —desde que era necesario levantarse a apagar la televisión, pasando por coger el control remoto para apagarla desde el sofá hasta lograrlo con una orden de voz sin necesidad de mover un solo músculo.

La industria robótica también ha llamado la atención enormemente con Sophia, un robot construido por Hanson Robotics y al que Arabia Saudí otorgó la ciudadanía en 2017. Sophia dio sus primeros pasos en el CES 2018 utilizando un nuevo par de piernas diseñadas por un equipo de la Universidad de Las Vegas en Nevada. Por desgracia para LG, su robot CLOi sufrió un ataque de miedo escénico. Si bien es uno de los más inteligentes, no llegó a obedecer órdenes de voz (está diseñado para controlar electrodomésticos y organizar las tareas del hogar). El robot, presentado por el vicepresidente de mercadotecnia de LG David VanderWaal, cooperó en un primer momento pero poco después se negó a contestar a ninguna otra pregunta. Menudo fallo.

También se presentaron progresos en coches autónomos y eléctricos. Toyota presentó su vehículo autónomo e-Palette que supondrá la base de una plataforma polivalente de transporte y movilidad para la empresa y sus socios (entre los que se incluye Amazon, Pizza Hut y Uber entre otros). Se explicó que el interior del e-Palette puede acondicionarse para que cubra las necesidades concretas de una empresa, sea esta de mensajería o de comida a domicilio, un servicio de taxis o una camioneta de comida móvil. Las pruebas con e-Palette comenzarán en 2020. Así que es muy probable que el vehículo autónomo que sirva las pizzas que se pidan a principio de la década de 2020 sea un e-Palette.

Dar órdenes de voz al televisor, una camioneta de comida móvil, o técnicas de corrección de errores y simular problemas de computación se han presentado en esta edición

Por otro lado, Fisker presentó su vehículo eléctrico EMotion, el cual tiene 400 millas de autonomía, puede cargarse en nueve minutos y presenta capacidad de conducción sin conductor. También tiene una pinta estupenda. El precio del coche es de 130 000 dólares estadounidenses, pero si quieres comprar uno aún tienes tiempo para ahorrar, ya que no se comercializará hasta al menos 2019.

Por último, la innovación más interesante de todas las presentadas en CES 2018 para el firmante de este artículo es la que probablemente sea menos impresionante y apenas orientada al consumidor (dejando de lado la ropa interior bloqueadora de radiación Spartan).

Esta innovación son dos chips informáticos presentados por Intel. El primero es un chip de 49 qubits que supone todo un adelanto en el desarrollo de la computación cuántica. El chip, según explica Intel, permitirá a los investigadores evaluar y mejorar las técnicas de corrección de errores y simular problemas de computación. El segundo chip es uno revolucionario de investigación neuromórfica denominado «Loihi» que está diseñado para imitar la forma en la que se comunican las neuronas en el encéfalo. El objetivo de Loihi es acelerar el aprendizaje automático y aumentar su eficacia. De este modo podría utilizarse en un futuro para lograr cámaras de seguridad mejores y dar paso a infraestructuras de ciudad inteligente en comunicación con vehículos autónomos (¿alguien interesado en implementarlo en las pizzas a domicilio?)

.

Fuente: 

Basado en noticias aparecidas en medios

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí