El mundo celebra cien horas de astronomía

La IAU, que reúne a unos 13.500 astrónomos, celebra este año su centenario / IAU

La Unión Astronómica Internacional (IAU) comenzó hoy su programa “100 horas de astronomía” con el que reúne a aficionados, curiosos y profesionales en actividades variadas sobre esta ciencia para acercar a la sociedad sus logros en el último siglo.

 

Efe / Coordinadas desde la ciudad holandesa de Leiden, unas 400 actividades -parte de un amplio programa de celebraciones que tendrá lugar durante el resto del año- se están celebrando de forma paralela en al menos 75 países a partir de hoy y hasta el próximo domingo.

Se están celebrando unas 400 actividades de forma paralela en al menos 75 países a partir de hoy y hasta el próximo domingo

El coordinador de las celebraciones, Jorge Rivero González, explicó hoy a Efe que las observaciones estelares son la actividad más elegida por los diferentes organizadores, que -como en Ámsterdam o Londres- han sacado sus telescopios y sus guías a las calles para observar la Luna y el cielo cuando esté despejado.

Los interesados han registrado sus particulares actividades durante los últimos meses para compartir la astronomía con vecinos, alumnos y con toda la sociedad de manera inclusiva, con eventos especiales para ancianos, discapacitados y huérfanos.

En Baku, Azerbaiyán, más de cien niños de la Aldea Infantil SOS están haciendo excursiones hasta el 13 de enero para experimentar la “Exposición de atrofotografía” y para ver una película sobre este tema en el planetario.

Durante el sábado y domingo se concentra el mayor número de actividades, como es el caso de “En el cielo no hay fronteras”, evento para observar el cielo, la Luna o Marte

Durante el sábado y domingo se concentra el mayor número de actividades, como es el caso de “En el cielo no hay fronteras”, evento para observar el cielo, la Luna o Marte con la comunidad de refugiados del campamento argelino de Tinduf, una actividad que busca también reivindicar que “la transición entre constelaciones no está definida, sino que es una construcción humana”.

En las ciudades argentinas de Posadas, Mendoza y Mar de Plata, entre otras, también hay un amplio programa de exploración del cielo con y sin telescopio, así como conferencias y charlas de todo tipo, como una explicación astronómica desde el punto de vista de los indígenas Mbya Guarani.

En Costa Rica, Bolivia, Brasil, Bulgaria, España, Canadá, Chile, Colombia, Rumanía y otro medio centenar de países, los observatorios y planetarios han abierto sus puertas al público con diferentes actos astronómicos, talleres de artesanía, astro-poesía, visionado de documentales y fiesta de estrellas.

La Unión Astronómica ha puesto a disposición de los interesados una página web (iau-100.org) en la que ofrece información detallada sobre los eventos registrados y previstos

La Unión Astronómica ha puesto a disposición de los interesados una página web (iau-100.org) en la que ofrece información detallada sobre los eventos registrados y previstos en cada país, incluso a nivel local, además de información sobre cómo localizar las estrellas y explicaciones para persuadir a los curiosos a salir estas noches a mirar hacia el cielo.

La IAU, que reúne a unos 13.500 astrónomos, celebra este año su centenario con actividades para promover e informar sobre los descubrimientos astronómicos logrados y para mejorar el uso de esta ciencia como una herramienta para la educación, el desarrollo y la diplomacia con el lema “Bajo el mismo cielo”.

El evento estrella de la Unión Astronómica Internacional 1919-2019 está previsto para los días 11 y 12 de abril, con una ceremonia en Bruselas que reunirá a cientos de científicos, funcionarios de alto nivel, miembros de la industria astronómica, legisladores y jóvenes investigadores.

Participarán, entre otros, el nobel de Química holandés Ben Feringa, y el de Física el estadounidense Brian Schmidt, junto al astronauta japonés Chiaki Mukai (JAXA) y el estadounidense John Grunsfeld (NASA).

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí