Esta enseñanza inicia una línea de investigación totalmente inédita en nuestro país que reivindica el olfato como fuente de inspiración creativa. / UB

Los estímulos olfativos en la creatividad artística

.

El primer contacto que tenemos con el mundo exterior se establece a través del olfato. Estudios científicos afirman que lo primero que captamos al nacer son los olores, antes de que podamos ver o escuchar nada. Pero con el tiempo, el olfato pasa a un segundo plano e inicia un proceso de atrofia.

.

En España, las primeras experiencias formativas en este ámbito se llevaron a cabo en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona

UB / «Si bien nos podemos considerar expertos en el reconocimiento y la representación artística que provienen de los estímulos visuales externos, el órgano del olfato nos es prácticamente desconocido. Lo tenemos descuidado, dormido, o menospreciado; sin embargo, puede convertirse en una importante fuente de inspiración creativa», reivindica Domènec Corbella, catedrático de Pintura de la Universidad de Barcelona.

Este pensamiento le llevó, hace tres años, a iniciar una línea de investigación en este campo totalmente inédita en nuestro país: «Únicamente en Alemania existen grupos que trabajan, de alguna manera, el olfato», afirma. En España, las primeras experiencias formativas en este ámbito se llevaron a cabo en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona con el Laboratorio de Pintura Cognitiva, una asignatura que comenzó a impartir el propio Corbella en el curso 2009-2010, dentro del máster de Creación Artística Contemporánea, y que ahora ha dado paso al primer posgrado y diploma de especialización de Arte Olfativo, que se inicia este septiembre.

.

Percibir el arte a través del olor

Por arte olfativo se entiende aquel que se produce como efecto de la estimulación cognitiva y asociativa a partir del contacto olfativo con algunas sustancias o ambientes de componentes odorantes. «Cada vez se utilizan más las fragancias para identificar marcas o estimular determinados comportamientos sociales y, por tanto, pensamos que el arte puede convertirse en un importante receptor creativo de este tipo de estímulos», asegura Corbella. Pero, ¿cómo funcionan?

El bulbo olfatorio, que se encuentra en el sistema límbico del cerebro, es el encargado de detectar y procesar los olores que, mediante distintos procesos químicos, son estimulados por las partículas aromáticas u odoríferas desprendidas de los cuerpos volátiles. Estas sustancias odorantes, transportadas por el aire, nos producen sensaciones diversas relacionadas con los colores, las texturas, las emociones o la memoria, y actúan como un disparador o evocador de recuerdos o emociones intensas.

El uso del olfato o los estímulos olfativos como fuente de inspiración creativa en el arte, concretamente pictórico, no es nuevo

El uso del olfato o los estímulos olfativos como fuente de inspiración creativa en el arte, concretamente pictórico, no es nuevo. Las primeras experiencias de esta naturaleza ya se empezaron a introducir en el arte contemporáneo del siglo XX, de forma tímida e incipiente; pero no ha sido hasta ahora cuando ha se despertado el interés por el amplio abanico de posibilidades que el olfato abre en el mundo del arte. La memoria olfativa es una de las más fieles: los olores no se borran fácilmente del recuerdo y algunos nos acompañan toda la vida. «Pensamos que el arte puede contribuir de modo directo a hacer visible este tipo de experiencias cognitivas personales —y, por tanto, únicas e intransferibles—, que pueden derivar hacia una multiplicidad de lenguajes artísticos, más creativos e innovadores, mediante las asociaciones, la memoria y otros recursos», explica.

.

Educar el olfato

Educar el olfato: este es el objetivo principal que se propone el nuevo posgrado y diploma de especialización de Arte Olfativo que comenzará a impartir la Universidad de Barcelona en el curso 2016-2017 bajo la dirección de Domènec Corbella. La nueva enseñanza nace de los convenios firmados con la multinacional catalana de fragancias Lucta —su propio fundador, Ernesto Ventós, ofrece el apoyo conceptual perfumístico al proyecto—, y con la Clínica y Fundación Clarós de otorrinolaringología. «Es totalmente inconcebible captar el arte sin una buena sensibilidad, y esta no es posible sin un dominio o desarrollo de todos los sentidos», defiende Corbella. Pero el ámbito de actuación del posgrado no se limita solo al arte. El conocimiento integral de nuestras capacidades fisiológicas y perceptivas puede transferirse a muchos otros campos, como el diseño gráfico e industrial de productos del mundo de la perfumería, la cosmética o la higiene. No en vano, los olores forman parte de nuestra vida cotidiana.

«Es totalmente inconcebible captar el arte sin una buena sensibilidad, y esta no es posible sin un dominio o desarrollo de todos los sentidos», defiende Corbella

Es por ello que se ha concebido un posgrado multidisciplinar, abierto a otras áreas de conocimiento. «No es necesario saber pintar o haber hecho exclusivamente Bellas Artes para cursarlo», puntualiza Corbella. Se dirige también a personas procedentes de otros sectores profesionales: diseño industrial, química, farmacia, enología, hostelería y restauración, nutrición y alimentación, ciencias del comportamiento, humanidades, literatura, cinematografía y música, así como estudiantes, en general, con una gran capacidad olfativa, o vinculados a empresas de perfumería.

El plan de estudios se estructura en cinco módulos: El poder olfativo; Talleres olfativos; Laboratorio de pintura cognitiva olfativa; Estética del arte contemporáneo olfativo, y Desarrollo de fragancias y marketing. La metodología empleada es eminentemente práctica, basada en diferentes tipos de catas olfativas de productos y alimentos; experimental, en cuanto a la vehiculación y creación de propuestas artísticas, y de inmersión, con respecto a la parte teórica de la estética olfativa. Asimismo, en todos los módulos se efectúan visitas a empresas del sector de la perfumería, así como a museos y colecciones privadas de arte. Esta conexión constante con el ámbito profesional hace el aprendizaje más dinámico y real.

El profesorado pertenece al mundo empresarial y cultural. Montserrat Cuadradas, de la empresa Lucta, impartirá la introducción al mundo de las fragancias; mientras que Georgina Ventós, coordinadora de Nasevo —colección privada sobre arte olfativo— coordinará los estudios. A su vez, el diseñador de fragancias Marc Corbella se encargará del módulo de Desarrollo de fragancias y marketing, y el experto otorrinolaringólogo Andrés Clarós estará a cargo de la docencia sobre el funcionamiento y los mecanismos del órgano olfativo en una serie de talleres con productos alimenticios que se realizarán en la Facultad de Bellas Artes o bien in situ, en obradores o comercios, y también en el mercado de La Boqueria. Por su parte, el activista cultural Vicenç Altaió y la conservadora de la colección olorVISUAL Cristina Agàpito, se ocuparán del módulo Estética del arte contemporáneo olfativo. Finalmente, los profesores de la Universidad de Barcelona Domènec Corbella, de Pintura, y Joan Guàrdia, de Psicología, llevarán a cabo diferentes experiencias cognitivas a partir de los aceites esenciales creados para la ocasión por Lucta, para terminar transfiriendo artísticamente los efectos olfativos a diferentes lenguajes y soportes creativos, que darán pie al Proyecto Final de Posgrado. También participarán en la docencia profesores invitados de prestigio, en particular el perfumista Ernesto Ventós, quien precisamente será el encargado de inaugurar el posgrado el próximo 12 de septiembre.

.