En algunos países como España, el origen social determina las posibilidades de tener un mejor salario, al margen de la formación que tenga el sujeto

Un español de ‘buena familia’ tiene más posibilidades de tener mejor empleo y más salario

.

¿La desigualdad ha crecido en España? ¿La próxima generación vivirá peor que la nuestra?, ¿España es un país menos igualitario que los de su entorno en Europa? ¿Han crecido o descendido las oportunidades para los más desfavorecidos? En esta entrevista la profesora de la UAH Olga Cantó, experta en Economía del Bienestar y Distribución de la Renta, hace un análisis sobre estas cuestiones, tan debatidas en la España actual.

.

Fuente: Universidad de Alcalá

Olga Cantó / UAH

Olga Cantó / UAH

Profesora, ¿la crisis económica ha generado un estancamiento en lo que se denomina ‘ascensor social’ o, lo que es lo mismo, la capacidad de las generaciones de superarse respecto de sus antecesores?

Es pronto para decirlo porque es difícil estudiar la equidad intergeneracional a corto plazo y aún no ha pasado el tiempo suficiente para evaluar dónde se situaban los padres y dónde están los hijos que han vivido la crisis y que aún no han llegado al mercado laboral, pero sí podemos decir que existen indicios de que, vista la relación entre la desigualdad social y la transmisión intergeneracional de oportunidades, en España se va a producir un estancamiento o incluso un descenso en la igualdad de oportunidades.

.

El nivel de pobreza influye en la igualdad de oportunidades…

En España hay un alto porcentaje de niños que viven en situación de pobreza y eso tendrá efecto a medio y largo plazo sobre sus oportunidades educativas, laborales e, incluso, sobre su calidad de vida. Lo que se percibe es que antes de la crisis, España estaba en una posición intermedia en Europa en términos de desigualdad en la distribución de la renta. Y en términos de transmisión intergeneracional de oportunidades también estaba en una posición intermedia. Ahora, si la desigualdad sube, prevemos que cada vez va a cobrar más importancia el origen familiar, porque dependiendo de ello, las oportunidades serán mayores.

.

Volvemos al ‘dime de quién eres y te diré lo que puedes llegar a ser…’

En España y en Italia, hay una relación directa entre el origen familiar y las oportunidades laborales y el nivel salarial

Estamos haciendo un estudio sobre hasta qué punto el origen familiar impacta sobre las posibilidades laborales de los jóvenes antes y durante la crisis (2005-2011). El estudio se titula ‘Resultados del mercado de trabajo y origen familiar. Evidencia de 5 países europeos durante la recesión’ y es un trabajo conjunto con la profesora Silvia Avram del Institute for Social and Economic Research (ISER) de la Universidad de Essex en el Reino Unido. En este trabajo analizamos si el empleo, el nivel salarial y el tipo de contrato de los individuos entre 25 y 55 años está relacionado con una variable que resume el origen familiar de esa persona a los 14 años (ocupación y educación de los padres, número de hijos dependientes en el hogar, dificultades financieras…) . Comparamos España, Reino Unido, Polonia, Italia y Holanda y la conclusión es que, sobre todo en España y en Italia, hay una relación directa entre el origen familiar y las oportunidades laborales y el nivel salarial. Eso sí, no observamos diferencias significativas entre los años 2005 y 2011. En algunos países como España, el origen social determina tus posibilidades de tener un mejor salario, al margen de la formación que tenga el sujeto.

.

Es una espada de Damocles el origen social…

Los estudios que hemos realizado no son concluyentes. España se situaba antes de la crisis en una posición intermedia tanto en términos de desigualdad en la distribución de renta como en transmisión intergeneracional de oportunidades en la UE. Los estudios sobre el tema ponen en evidencia que cuando hay mucha desigualdad es más difícil que los que están abajo asciendan en la escala social. España, en el último período, ha aumentado significativamente el nivel de desigualdad económica y esto parece que nos aboca a una paralización del ascensor social. Es decir, la caída de rentas de clases medias y bajas durante la crisis puede tener un efecto negativo sobre la equidad intergeneracional y puede ser un problema para la igualdad de oportunidades en el futuro.

.