El paciente virtual

Un método basado en modelos informáticos permitiría a los médicos simular tratamientos en versiones virtuales de pacientes específicos antes de probarlos en la realidad.

Investigadores abogan por la continuación de un proyecto innovador sobre el paciente virtual

.

El martes 20 de septiembre se presentó en el Parlamento Europeo (PE) ante políticos e investigadores un proyecto piloto comunitario que podría revolucionar la asistencia sanitaria.

Basado en el principio de que el tratamiento médico podría mejorarse si se basase en las necesidades de cada individuo, el proyecto ITFoM («El futuro informático de la medicina») trata de desarrollar una red muy extensa de programas informáticos capaces de predecir enfermedades y terapias y los efectos secundarios en organismos concretos. El proyecto podría conducir a la creación de «pacientes virtuales» personalizados.

Si se tiene en cuenta que el envejecimiento poblacional incrementa los costes sanitarios y el aumento del cáncer y la diabetes, se puede afirmar que la necesidad de dar con sistemas que personalicen el tratamiento a los pacientes nunca ha sido mayor. Lo que funciona para una persona no siempre es lo mejor para otra y muchos tratamientos pueden incluso agravar a los pacientes, aumentando así la presión sobre el sistema sanitario.

Un método basado en modelos permitiría a los médicos simular tratamientos en versiones virtuales de pacientes específicos antes de probarlos en la realidad.

Hans Lehrach, del Instituto Max Planck de Genética Molecular (Alemania) y coordinador de ITFoM, afirmó que: «Al diseñar automóviles se realizan innumerables pruebas de choque; en física se simula el choque de galaxias en ordenadores; ¿por qué no podemos aplicar el mismo método en medicina? Se puede simular un envejecimiento de diez años en un paciente virtual para comprobar el efecto de una estrategia médica preventiva.»

.

Política transversal de innovación europea

No obstante, el futuro del proyecto es incierto. Forma parte del programa de acciones preparatorias de las iniciativas emblemáticas relativas a Tecnologías futuras y emergentes (FET) incluidas en el tema «Tecnologías de la información y la comunicación» del Séptimo Programa Marco (7PM). En tal calidad, es uno de los seis proyectos piloto que compiten por lograr la prolongación de su financiación más allá de 2013, cuando el 7PM llegue a su fin.

Sólo dos de los seis proyectos piloto recibirán financiación de los Estados miembros y de la Comisión Europea mediante el programa «Horizon 2020» . Los seis han recibido 1,5 millones de euros durante el periodo de prueba inicial de un año y todos se basan en avances recientes en el sector de las TIC.

La audiencia sobre el ITFoM en el PE supuso una oportunidad para socios y políticos de la Comisión Europea de reunirse, debatir el proyecto y argumentar la continuidad de su financiación.

La audiencia, organizada por ISC Intelligence, uno de los socios del proyecto, y presidida por la exeurodiputada Avril Doyle, quien incidió en la importancia de regresar a una «formulación de políticas de base empírica», se inició con un resumen de la Política de Innovación europea leído por Peteris Zilgalvis, Jefe de Unidad de TIC de la Dirección General de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación.

En él destacó la idoneidad de los proyectos piloto de FET para la estrategia Europa 2020 y su naturaleza multidisciplinaria, e incidió en la importancia de unir los objetivos de la Agenda Digital con los de otros ámbitos políticos.

El profesor Hans Westerhoff de la Universidad de Manchester (Reino Unido), asociada al proyecto, hizo también hincapié en este aspecto de política transversal y afirmó que el ITFoM es una «revolución para la medicina mediante TIC y viceversa».

También hizo referencia a la enorme cantidad de dinero invertido en investigación sobre el cáncer en el mundo y a la escasa reducción de la tasa de mortalidad.

«A pesar de que la ciencia biomédica moderna es capaz de generar un volumen de datos sin precedentes -se publican cerca de treinta artículos a la hora de investigación sobre el cáncer-, esta extensa información genera muy pocos fármacos nuevos y no conduce a una mejora general del conocimiento que se posee sobre la terapia.»

El profesor Hans Westerhoff achaca estos resultados al enfoque excesivamente restringido de la investigación médica. Debido a que muchas enfermedades guardan relación con redes y sistemas complejos y no con genes aislados, el sistema de ITFoM permitiría superar el estudio de «piezas» concretas de una enfermedad y adoptar en su lugar un enfoque en red.

«En muchos sentidos un mecánico sabe más de un coche que un médico de un paciente», comentó la eurodiputada Sean Kelly del Partido Popular Europeo y organizadora del evento. «Es necesario cambiar esta situación.»

Varios ponentes enfatizaron la importancia de desarrollar el ITFoM al margen de los parámetros del mercado y en el marco de seguridad que permite la investigación subvencionada.

«Se trata de integrar información y no de competir», afirmó el profesor Hans Westerhoff. Advirtió de que si el mercado adopta la idea, podría verse mermada la capacidad de este proyecto para provocar un cambio sustancial en la práctica médica.

Otra ventaja de utilizar aplicaciones de pacientes virtuales sería la posibilidad de realizar ensayos farmacológicos en modelos matemáticos de humanos en lugar de en animales. Esto supondría un enorme avance en la precisión de los resultados y el abandono de prácticas de ensayo farmacológico controvertidas.

Los socios del proyecto ITFoM proceden de organismos científicos de Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Nueva Zelanda, España, Suecia, Suiza y Reino Unido. Otros científicos participantes mediante instituciones asociadas proceden de Canadá, Estonia, Israel y Estados Unidos.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí