‘El Padrino’

Imagen de la película / Wikimedia- Silver Screen Collection / Getty Images

Tal día como hoy… 15 de marzo de 1972 se estrenaba en los Estados Unidos la película ‘El Padrino’

 

El 15 de marzo de 1972 se estrenaba en los Estados Unidos la película ‘El Padrino’ –The Goodfather– dirigida por Francis Ford Coppola y protagonizada por un elenco de grandes actores encabezado por Marlon Brando en el papel estelar. Obtuvo los premios Óscar a la mejor película, mejor actor y mejor guion adaptado.

 

CV / ‘El Padrino’ tuvo dos secuelas posteriores que configuraron la que para algunos es la mejor trilogía de la historia del cine. La primera parte era la adaptación cinematográfica de la novela homónima de Mario Puzo, que fue a su vez guionista de la película junto a Coppola.

La primera parte era la adaptación cinematográfica de la novela homónima de Mario Puzo, que fue a su vez guionista de la película junto a Coppola

Sobre la mafia se habían hecho muchas películas y de todo tipo a lo largo de la historia del cine, pero lo que elevó ‘El Padrino’ a la categoría de obra maestra fue no solo su impecable ejecución y realización, que también, sino muy particularmente su forma de aproximarse al mundo de la mafia y de las organizaciones criminales y el hampa, tanto por su realismo como por su descripción «amoral», al menos en la medida que prescinde de juicios morales externos y sitúa a los personajes en un contexto marcado por su propia lógica y códigos de comportamiento, a las cuales hay que atenerse para sobrevivir.

Vito Corleone no es en este sentido ni bueno ni malo en los términos que ambas condiciones sueles aplicarse, sino alguien que se mueve en un mundo cuyas reglas acaban aprisionando sin redención posible a los que viven bajo ellas. Vista desde la perspectiva de conjunto, la trilogía nos narra las vicisitudes de los tres jefes de un clan mafioso neoyorquino italoamericano, el padre y fundador, Vito Corleone, interpretado por Marlon Brando, el hijo, sucesor y personaje central de la saga, Michael -nexo de conexión de las tres entregas-, interpretado por Al Pacino, y el sobrino de éste, Vincent Mancini, al que da vida Andy García.

La primera entrega comienza en 1945, y la última concluye en 1978

La primera entrega comienza en 1945, y la última concluye en 1978, aunque la última escena, a modo de epílogo, con la muerte solitaria de Michael Corleone en su casa siciliana insinúa que han pasado algunos años más desde el final de la trama. También, en el ‘Padrino 2’ transcurre una historia paralela en flash back que nos describe la vida del fundador de la dinastía, Vito Corleone, desde su infancia en Sicilia y huida hacia América, hasta sus tiempos de juventud en el barrio de Little Italy, cuando empieza a introducirse en el mundo del hampa, con Robert de Niro interpretando, en este caso, al joven Vito que conocimos ya de viejo en la primera entrega con Marlon Brando.

Si alguna vez puede decirse que no es verdad aquello de que «nunca segundas partes fueron buenas», la trilogía del Padrino es sin duda una de ellas

Si alguna vez puede decirse que no es verdad aquello de que «nunca segundas partes fueron buenas», la trilogía del Padrino es sin duda una de ellas. Quizás la mejor sea precisamente la segunda parte, que nos muestra dos historias paralelas, la ya mencionada del joven Vito Corleone, y la trayectoria vital de su hijo y heredero, Michael, que acabará haciendo asesinar a su hermano mayor, Fredo –John Cazale-; un fraticidio que le marcará de por vida.

El auténtico protagonista de la trilogía es precisamente Michael Corleone, el hijo menor de Vito Corleone, destinado inicialmente a la carrera de derecho, cuyo recorrido vital consistirá en escapar a la fatalidad de un destino que le lleva a convertirse, inicialmente contra su voluntad, en un jefe mafioso sin escrúpulos, y y que pugnará durante toda su vida para dejar de serlo, sin conseguirlo. La primera entrega nos narra su ascenso, desde el heroico soldado que viene de haber combatido voluntario en la II Guerra Mundial, al cual un cúmulo de circunstancias acaban convirtiendo, contra todo pronóstico, en el sucesor de su padre al frente del clan mafioso, debido a la muerte de su hermano Sonny –James Caan-, asesinado durante una guerra entre bandas, y a la debilidad de carácter de su otro hermano, Fredo, que acabará traicionándole por resentimiento y al que, en venganza, hará asesinar al final de la segunda parte.

Tres entregas cinematográficas que siempre, aunque las hayamos visto infinidad de veces, siguen sabiendo captar nuestra atención

En la tercera entrega le llegará la hora de rendir cuentas con su propia vida, pagando el precio más alto que hubiera podido nunca imaginar: el asesinato de su hija a la salida de la Ópera de Palermo, cumpliéndose así la fatal profecía que su padre le había hecho años atrás: “Cuando vengan, siempre irán a por lo que más quieres”. Y a lo largo de su tortuoso camino, irán apareciendo acontecimientos que, relacionados con sus actividades delictivas, completan su recorrido biográfico a lo largo de más de treinta años: la corrupción policial y política, la revolución cubana, el caso de la logia P2 y el Banco Ambrosiano, y la muerte del papa más breve de la historia moderna, Juan Pablo I, que la película entiende como un asesinato por envenenamiento en toda regla.

En definitiva, tres entregas cinematográficas que siempre, aunque las hayamos visto infinidad de veces, siguen sabiendo captar nuestra atención.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí