El primer día del mundo y de la humanidad

Adán y Eva, de Lucas Cranach el Viejo / Wikimedia

Según nos cuenta el Génesis -primer libro de la Biblia- y de acuerdo con la cronología del calendario hebreo, este 7 de octubre de 2021 se cumplirían 5782 años de la creación del mundo, correspondiéndose con el séptimo día de la creación, en el cual, tras los seis días anteriores, Dios descansó. Sería el primer shabat de la historia.

 

CV / El calendario lunisolar hebreo fue concluido, en su versión actual, por el Nasí del Sanedrín Hilel II en el año 359, es decir, 4120 años después de que el mundo fuera creado. En la tradición occidental, tal fecha fue tenida como referente hasta bien avanzado el siglo XIX, hasta que las concepciones fijistas cedieron el paso a las evolucionistas y se entendió que no solo biológicamente, sino también geológicamente, la Tierra tenía una edad mucho mayor. Cualquier libro de Historia Natural en aquellos tiempos todavía comenzaba con la descripción del diluvio universal y la posterior desecación de los continentes, que habría dado lugar a los actuales continentes. Era el referente.

Adán y Eva habían sido creados en el sexto día de la Creación y situados en el jardín del Edén, del cual, como nos cuenta el mismo Génesis, fueron expulsados tras el Pecado Original

Todo lo que no encajaba con esta descripción, como algunos fósiles de animales extinguidos, obligaba a recurrir a explicaciones ad hoc, como que no habían cabido en el Arca de Noé y habían desaparecido con el diluvio. Adán y Eva, volviendo al Génesis, habían sido creados en el sexto día de la Creación y situados en el jardín del Edén, del cual, como nos cuenta el mismo Génesis, fueron expulsados tras el Pecado Original. Pero incluso dentro del mito bíblico, y como en todos los relatos de este tipo, hay contradicciones y versiones distintas.

La primera parte del Antiguo Testamento se conoce como El Pentateuco, porque consta de cinco libros: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. Para los judíos es La Torá, el núcleo de la religión hebraica. Tradicionalmente, su elaboración se ha atribuido a Moisés -Apocalipsis o Revelación de Moisés-, pero su primera redacción escrita fue la Biblia de los Setenta, en el siglo III a.C., a partir de la tradición. Posteriormente, la Iglesia católica lo adaptó a sus propias exigencias para que cuadrara con el Nuevo Testamento, quedando fuera relatos que fueron considerados apócrifos, como los Talmuds –de Babilonia o de Jerusalén-, las distintas versiones del libro de Enoc, bisabuelo de Noé, al que Yahvé libró de la muerte llevándoselo directamente al Cielo, o el Apocalipsis de Moisés. Hay también otros Enoc, uno anterior, que habría sido el supuesto primogénito de Caín, y otro que era el nieto de Abraham e hijo de Madián. Y aquí empiezan las lagunas en el propio intramito…

De acuerdo con el Génesis, Adán y Eva tuvieron tres hijos, Caín, Abel y Set. Abel no tuvo descendencia, porque fue asesinado por Caín –el primer fraticidio de la historia- y huyó hacia el país de Nod, al este del Edén, donde conoció a su mujer y tuvo descendencia ¿pero qué país y qué mujer? Set, el tercer hijo de Adán y Eva, sí tuvo descendencia, pero resulta igualmente complicado imaginar con qué pareja, aunque podemos pensar que sería con alguna hermana de entre los hijos no mencionados de Adán y Eva, porque cuando Adán se sintió viejo y a punto de morir, le pidió a Eva que les contara a sus hijos y a sus nietos la verdad de lo ocurrido en el Paraíso. Bien, ¿pero y Caín?

En el Génesis hay una cierta inconexión en el relato de la creación del primer hombre, Adán, y la primera mujer, Eva

Para responder a esto hay que recurrir a los textos apócrifos citados anteriormente. Y ahí aparece la leyenda de Lilith. En el Génesis hay una cierta inconexión en el relato de la creación del primer hombre, Adán, y la primera mujer, Eva. En Génesis (I.1.27), se nos dice: “Y Dios creó al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, macho y hembra los creó”, sin dar nombres. Pero luego, en I.2, al contarnos el relato del Paraíso, vuelve a aparecer la creación del primer hombre, Adán, de un trozo de barro, y luego a los animales. Y algo después (Gén. I.2.18) es cuando, habiendo decidido Yahvé que “No es bueno que el hombre esté solo”, le infunde sueño, le arranca una costilla y surge Eva”.

Parece que se trate de dos relatos distintos que cuentan lo mismo pero en orden algo distinto, y aquí es donde hace su aparición la intrigante figura bíblica de Lilith. En realidad –es un decir- la mujer referida en el primer relato no habría sido Eva, sino, Lilith, que habría sido la primera mujer de Adán. Pero según esta tradición, la relación de pareja no fue muy bien y Lilith lo abandonó. No sabemos habían tenido prole, pero si la tuvieron, parece claro que se la llevaría con ella, porque Adán se quedó solo. Fue entonces cuando Dios creó a Eva. Según esto, las gentes con quien se juntó Caín en el país de Mod serían los descendientes de Lilith, y su mujer alguna probable hermanastra, dando lugar a otra estirpe.

En el Antiguo Testamento cristiano, Lilith es mencionada, siempre de forma más bien elusiva, como si hubiera un secreto que todo el mundo sabe y nadie revela

En el Antiguo Testamento cristiano, Lilith es mencionada, siempre de forma más bien elusiva, como si hubiera un secreto que todo el mundo sabe y nadie revela; pero no como la primera mujer de Adán, sino como un demonio, un súcubo, en realidad, que tiene especial afición por acostarse con los hombres y matar niños hijos de otras mujeres. En los textos apócrifos se nos dice algo más, que fue la primera compañera de Adán. El linaje humano no sería solo el de Eva, sino también el de Lilith. Claro que, bien mirado, debieron desaparecer con el diluvio, como los dinosaurios… En fin.

 

TAMBIÉN ESTA SEMANA:

Lunes, 4 de octubre de 1582

En Roma, el papa Gregorio XIII decreta la adopción de un nuevo calendario, que se conocerá como «gregoriano», que corregía los desajustes del calendario «juliano» anterior. En virtud del «retraso» que se llevaba, al 4 de octubre no le sucedió el 5, sino el 15 de octubre.

Martes, 5 de octubre de 1713

En Langres (Alto Marne, Francia) nacía Denis Diderot, futuro intelectual de la Ilustración e impulsor de la Enciclopedia.

Miércoles, 6 de octubre de 1976

En China, el primer ministro Hua Guofeng ordena el arresto de la «Banda de los cuatro», uno de cuyos miembros era la viuda de Mao Zedong. Finaliza con ello el periodo conocido como la «Revolución Cultural».

Jueves, 7 de octubre de 3761 a.C.

Según la cronología del calendario judío, este sería el séptimo día de la creación, en el que Dios descansó después de haber creado el mundo, el primero de la existencia del hombre sobre la Tierra y el inicio del calendario. La Tierra, y el universo entero, tendrían según esto, 5782 años.

Viernes, 8 de octubre de 1741

Nacía en Cádiz el escritor José Cadalso (f. 1782), autor de las ‘Cartas Marruecas” y una de las figuras intelectuales más destacadas del siglo XVIII español.

Sábado, 9 de octubre de 1967

Tras haber sido capturado el día anterior en una emboscada por fuerzas del ejército boliviano, el revolucionario y guerrillero argentino-cubano Ernesto «Che» Guevara era ejecutado por orden de agentes de la CIA.

Domingo, 10 de octubre de 732

Batalla de Tours –Poitiers, en la historiografía española-. Los francos, al mando de Carlos Martel, derrotan a los invasores árabes, muriendo en el combate el gobernador de Al-Andalus, Abdul Rahman Al Ghafiqi. Marcó el fin del avance musulmán por Europa occidental y su máximo punto de expansión.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí