El primer vuelo sobre el mar

Réplica de un Blériot XI. / Wikimedia. Autor: Kogo

El recién iniciado siglo XX había inaugurado la nueva era de la aviación. Se trataba de alzar el vuelo con artefactos movidos por combustión interna y más pesados que el aire, a diferencia de los aerostáticos, que en realidad no volaban, sino que flotaban en el medio por ser menos pesados que el aire, utilizando para ello desde aire caliente, hidrógeno o helio. Ahora era otra cosa.

 

CV / La tradición atribuye el primer vuelo en aeroplano a los hermanos Wright, en 1903, pero otros pioneros, como el francés Clement Ader, el alemán Karl Jatho o el neozelandés Richard Pearse, habían realizado poco antes vuelos propulsados. Siempre, como en el caso de los hermanos Wright, de escasa distancia y duración.

Louis Blériot / Wikimedia

Louis Charles Joseph Bleriot (1872-1936) había iniciado su actividad empresarial fabricando faroles para automóviles, pero quedó fascinado por la aviación y decidió dedicarse por entero a ella. Desde 1900 inició la fabricación de sus primeros prototipos, de 2 caballos de potencia, realizando además las pruebas él mismo a bordo de sus aeronaves como piloto de pruebas. A bordo del Blériot VIII, de 40CV, había volado en 1906 entre las localidades de Toury y Aternay. Pero lo que nunca se había intentado todavía era volar sobre el mar.

En 1909, y ante los avances técnicos que se estaban consiguiendo, el rotativo inglés Daily Mail ofreció la cantidad de mil libras esterlinas al primero que consiguiera atravesar volando el Canal de la Mancha. Obviamente, en un aeroplano autopropulsado con motor de combustión. No sería la primera vez que se cruzaba el canal desde el aire, se había hecho con globos aerostáticos, pero ahora se trataba de otra cosa.

Varios pilotos lo intentaron, como el aristócrata ruso Charles de Lambert o el francés Hubert Latham, que era el favorito para intentarlo. Blériot diseñó para la ocasión el Blériot XI, con un motor Anzani de 25 CV que movía la hélice. Lambert se estrelló al intentarlo en un vuelo de prueba, y Latham, a bordo del Antoinette IV, tuvo un fallo en el motor y cayó al canal. Estaba a punto de intentarlo por segunda vez cuando apareció Blériot con su Blériot XI.

Para poder aterrizar en un claro, tuvo que apagar el motor y hacerlo planeando. Le recibieron dos soldados, un policía y dos periodistas. Se había convertido en el primer hombre que había volado sobre el mar

Según parece, Latham pensó que Blériot todavía tenía que realizar vuelos de prueba, y cuando despegó el 25 de julio a las 4:35 de la madrugada, no pensó que fuera a ser el vuelo de verdad. Hacía mal tiempo y, además, iba con un pie quemado en un ensayo anterior. Pero pese a todo, decidió intentarlo. Despegó cerca de Calais rumbo a Dover, escoltado al principio por una pequeña embarcación, el Escopette, en la que iba su esposas Alicia, pero pronto se perdió de vista. Huelga decir que el aparato carecía de compás o cualquier otro instrumento de vuelo; la orientación y el establecimiento del rumbo era puramente visual.

Durante 37 minutos, Blériot voló a una velocidad media de 64 km/h a una altitud de 75m. A los diez minutos de vuelo, según él mismo contó después, se encontró en medio de la nada «solo y perdido». El motor se recalentó, pero la lluvia ayudó en este caso a mantenerlo en funcionamiento. Cuando avistó las cumbres de Dover, dedujo que se encontraba desviado de donde tenía planeado aterrizar, además de estar contra el viento. Para poder aterrizar en un claro, tuvo que apagar el motor y hacerlo planeando. Le recibieron dos soldados, un policía y dos periodistas. Se había convertido en el primer hombre que había volado sobre el mar.

 

TAMBIÉN ESTA SEMANA:

Lunes, 25 de julio de 1909

El piloto francés y pionero de la aviación Louis Blériot, atravesaba por primera vez el Canal de la Mancha a bordo del aeroplano Blériot XI. Invirtió en el trayecto entre Dover y Calais 37 minutos. Fue el primer ser humano que atravesaba un cuerpo de agua en un artefacto más pesado que el aire (previamente se había realizado en globo aerostático).

Martes, 26 de julio de 1945

Se iniciaba en Nueva York la reunión de la Asamblea Constituyente de las Naciones Unidas, de la cual surgirá la ONU.

Miércoles, 27 de julio de 1923

Aparecía en Madrid el primer número de la Revista de Occidente, que dirigirá Ortega y Gasset hasta 1936.

Jueves, 28 de julio de 1794

Los revolucionarios franceses Maximilien de Robespierre y Louis Antoine de Saint-Just eran guillotinados en París.

Viernes, 29 de julio de 1837

Juan Álvarez de Mendizábal, primer ministro español, promulgaba la primera ley de desamortización de los bienes de la Iglesia.

Sábado, 30 de julio de 1898

Fallecía en Friedrichsrhu, a los 83 años de edad, Otto von Bismark, artífice de la unificación alemana en 1870.

Domingo, 31 de julio de 1784

Fallecía en París Dennis Diderot (n. 1713), autor enciclopedista francés y uno de los más destacados representantes de la Ilustración francesa.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí

Ver más

  • Responsable: Eva Serra Sánchez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Nominalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.