¿El (re)descubrimiento de América?

Primer desembarco de Cristóbal Colón en América (Dióscoro Puebla, 1862)

Tal día como hoy… 12 de octubre de 1492 la expedición naval española dirigida por Cristóbal Colón arribaba a la isla de Guanahani

 

El 12 de octubre de 1492 la expedición naval española dirigida por Cristóbal Colón arribaba a la isla de Guanahani, que fue rebautizada con el nombre de San Salvador. Aunque pensaban haber llegado a las costas asiáticas, habían topado en su singladura con un continente desconocido hasta entonces, América. En realidad, nunca hubieran llegado a Asia: les quedaban 12.000 km por recorrer, en línea recta. ¿Pero fueron realmente los primeros en llegar a América?

 

CV / Digamos, para empezar y aunque sea constatar una evidencia, que los primeros descubridores de América fueron, sin duda alguna, los grupos humanos que accedieron allí hace unos 15.000 años, cruzando a pie puente de Beringia, el paso de tierra que unía Asía y América antes de la última glaciación, hoy inundado por el estrecho de Bering. Solo que, eso sí, no informaron a nadie de su descubrimiento. Curiosamente, varios teólogos españoles utilizaron este argumento -que América tenía que estar conectada por Tierra con Asia en algún lugar- para sostener la pertenencia al género humano de los indios desde la perspectiva de la monogénesis.

La eventualidad de que otras civilizaciones hubieran llegado a América antes que Colón ha sido objeto de estudio y especulación

Pero más allá de los lejanos antepasados de los indios, la eventualidad de que otras civilizaciones hubieran llegado a América antes que Colón ha sido objeto de estudio y especulación. Todo ello sin excluir ni a los sensacionalistas ni a los amigos de lo esotérico.

Lo cierto es que con el descubrimiento de América se podría decir algo parecido a la conquista del pico del Everest. Hay sospechas fundadas de que los alpinistas George H. L. Mallory y Andrew Irvine pudieron haber hecho la cumbre en junio de 1924. Sus cadáveres fueron hallados en la cara este de la montaña en 1999, 75 años después. ¿Estaban ascendiendo o descendiendo? Lo más probable es que nunca lleguemos a saberlo. Pero en cualquier caso, los primeros que consta que conquistaron la cima, porque regresaron y lo reportaron, fueron Edmund Hillary y su sherpa Tenzing Norgay, en 1953.

Y eso es lo que ocurre con el descubrimiento de América. Se sabe que los vikingos estuvieron Groenlandia casi cinco siglos; y en Terranova se conservan los restos arqueológicos de l’Anse aux Meadows, pero no hay evidencias en el continente. Si Eric el Rojo realmente fue más allá del estrecho de Davis y llegó a Vinland en el siglo X, debió ser efímeramente. También se ha especulado con que los asentamientos desaparecieran, ya fuera por el asesinato de los pobladores a manos de los indios, o porque se mezclaran con ellos. Pero no hay nada reportado.

Se sabe que los vikingos estuvieron Groenlandia casi cinco siglos; y en Terranova se conservan los restos arqueológicos de l’Anse aux Meadows

Más recientemente, se ha hablado de la expedición china de Zeng-He en 1421, que supuestamente habría llegado hasta las costas occidentales de Sudamérica. No es imposible. Pero una vez más, no hay ninguna evidencia material, ni ningún documento oficial que lo acredite, solo vaguedades. Y los chinos eran muy aficionados a los archivos oficiales; los hay, por ejemplo, de las exploraciones del miso Zeng-He por el Índico, hasta el canal de Mozambique. Siempre se puede decir que se consideró un secreto de estado perdido. Pero entonces, si está perdido y no queda ninguna evidencia, es que no sabemos nada de ello y cualquier especulación es ociosa.

También se ha dicho de los fenicios, de sus parientes cartagineses y de los egipcios. De los cartagineses constan dos expediciones históricas, los «periplos» de Hannón y de Himilcón, ambos entre los siglos VII y VI aC. Del viaje de Hannón se conserva parte de una traducción griega. Por sus descripciones, estuvo costeando África hasta Sierra Leona, aunque se admite que pudo haber llegado más al sur, acaso hasta Camerún o Gabón. Nada de América. Del viaje de Himilcón no han quedado más que referencias de segunda o tercera mano. Llegó hasta las islas británicas, o tal vez las míticas Casitérides. Pero tampoco nada de América. Los cartagineses eran ciertamente avezados navegantes, pero es más que dudoso que dispusieran de tecnología náutica para cruzar el Atlántico. Y menos aún que pudieran regresar.

También se ha dicho de los fenicios, de sus parientes cartagineses y de los egipcios

También se ha hablado de los egipcios, que, entrando ya en lo esotérico, habrían transmitido a los pueblos precolombinos los conocimientos y la tecnología para la construcción de las pirámides. No se entiende entonces por qué no les transmitieron también la tecnología para fundir el bronce… ¿Pruebas? Ninguna.

Así que, vaya, mejor dejárselo a Colón. Al menos es el único que regresó e informó de su hallazgo… Igual que el primero que demostró haber subido al Everest fue Hillary.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí