El sapiens asesino y el ocaso de los neandertales

El sapiens asesino y el ocaso de los neandertales (editorial Almuzara)

Un libro analiza el rol que el Homo sapiens ha jugado en los ecosistemas terrestres a lo largo de su evolución

 

El sapiens asesino y el ocaso de los neandertales (editorial Almuzara) es el nuevo libro del paleontólogo Bienvenido Martínez-Navarro, investigador ICREA (Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats) en el Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES) y profesor asociado en la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona (URV).

 

IPHES / En esta publicación reflexiona sobre el rol que el Homo sapiens ha jugado en los ecosistemas terrestres desde sus orígenes, hace ya unos pocos cientos de miles de años, y a lo largo de su evolución hasta nuestros días.

El investigador Bienvenido Martínez-Navarro con su nuevo libro / IPHES

En estas páginas se habla del cambio climático como uno de los principales problemas de nuestro planeta en la actualidad, que parece una cuestión sobrevenida tras la Revolución Industrial, sin embargo, este fenómeno forma parte de un proceso que empezó mucho antes, desde que los primeros sapiens, oriundos de África, comenzaron a multiplicarse demográficamente y dispersarse por el resto del mundo.

Según el ensayo, los neandertales fueron los competidores directos de nuestros antepasados, ambas especies lucharon por conseguir el aprovechamiento de los mismos recursos y sólo una, la más apta, pudo sobrevivir. Un hecho, el de la supervivencia, que llevó a Homo Sapiens a agotar la primera gran fuente de energía que le ofrecía la naturaleza: la megafauna. Mamuts, rinocerontes lanudos, alces irlandeses o bisontes de la estepa, entre otros muchos animales, fueron desapareciendo del planeta junto con otras muchas especies animales y vegetales, hasta llegar a la actualidad.

“A pesar de nuestro historial destructivo, hemos llegado hasta aquí… aunque por el camino hemos ido agotando el planeta”, afirma Bienvenido Martínez-Navarro, quien desconoce cuánto tiempo podremos resistir esquilmando los recursos y atentando contra la naturaleza con los procesos productivos actuales.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí