Recuperación del sumergible el 8 de agosto de 2000 / Wikimedia

Tal día como hoy… 8 de agosto del año 2000 eran reflotados los ocho tripulantes del ‘CSS H. L. Hunley’

.

El 8 de agosto del año 2000 era reflotado en las costas de Charleston (Carolina del Sur, EEUU) el pecio del ‘CSS H. L. Hunley, un submarino confederado a pedales, con los cadáveres de sus ocho tripulantes a bordo. Había desaparecido el 18 de febrero de 1864, en plena guerra civil, después de haber hundido el buque de la Unión ‘USS Housatonic’, y desde entonces se convirtió en leyenda.

.

Dibujo del CSS H. L. Hunley / Wikimedia

CV / Al estallar la Guerra de Secesión (1861-1865), La Unión diseño su estrategia naval de acuerdo con el plan diseñado por el almirante David Farragut (1801-1870) -, a la sazón hijo del marino menorquín Jorge Farragut, inmigrado a los EEUU y héroe de la independencia norteamericana. El nombre del plan era suficientemente explícito como para no dejar lugar a dudas: «Operación Anaconda». Se trataba de aprovechar la superioridad naval del Norte bloqueando las fronteras exteriores de la Confederación para estrangularla económicamente; por mar en el este y el sur, y fluvialmente por el Mississippi en el oeste. Es en este contexto que entra en acción el legendario submarino Hunley.

Es sabido que en las situaciones límite se azuza el ingenio y se hace de la necesidad virtud. La posición del Sur a principios de 1864 era desesperada hasta el punto de que solo cabía esperar un milagro. Un milagro en el que parece que creyó el acaudalado ciudadano de la Confederación Horacio Lawson Hunley, que se decidió a costear la construcción de un nave submarina para combatir el bloqueo naval yankee del puerto de Charleston. El Hunley era un casco sumergible con cubierta blindada metálica, de 12m de eslora por 1,15m de manga. Disponía de una pértiga en proa con la carga explosiva que había que colocar en el casco del objetivo, detonarla y huir inmediatamente para evitar la onda expansiva. Se desplazaba mediante la tracción humana, la de sus tripulantes accionando una hélice propulsora mediante un juego de palancas y pedales. Alcanzaba entre 2 y 4 nudos de velocidad. Por aquellos mismos tiempos Narcís Monturiol estaba experimentando exitosamente el Ictíneo II, el primer submarino de la historia movido por motor de combustión (a vapor), pero de esto no tenían todavía noticia en América.

.

136 años de leyenda y misterio 

En un primer ensayo realizado en un lago, el Hunley se quedó en el fondo y sus tripulantes murieron asfixiados. Pero la situación apremiaba y la cosa no estaba como para templar gaitas, de modo que, tras algunos pequeños arreglos, fue botado en Charleston y dispuesto para entrar en acción, con su constructor a bordo. Zarpó y se dirigió de noche contra el ‘Housatonic’, una corbeta de 1.200 toneladas y 16 cañones, que hundió exitosamente. Pero el Hunley nunca regresó a Charleston… hasta 136 años después.

Tras ser reflotado y llevado a Charleston, los cadáveres de sus ocho tripulantes fueron homenajeados por la Guardia Nacional

Convertido en leyenda y símbolo de la resistencia y tenacidad sudistas, hubo numerosos intentos tras la guerra de dar con el paradero del famoso submarino, pero ello no fue posible hasta que se pudieron aplicar los modernos medios de exploración submarina. Tras ser reflotado y llevado a Charleston, los cadáveres de sus ocho tripulantes fueron homenajeados por la Guardia Nacional ataviada con uniformes de la vieja Confederación. Como curiosidad, se encontró en uno de los tripulantes una medalla regalo de su novia, con la huella del impacto de una bala que había dado en ella anteriormente salvándole la vida.

¿Qué pasó realmente con el Hunley? En el faro de Charleston se recibieron señales luminosas desde el Hunley, comunicando el éxito de la operación y el inmediato regreso a puerto. Hay dos hipótesis. La primera considera que el impacto de la detonación en el Housatonic provocó una onda expansiva que reventó los pulmones de los tripulantes de forma fulminante. La segunda entiende que debió hundirse en su trayecto de regreso al colisionar con otro buque de La Unión. Fue hallado a unos 500m del Housatonic, el primer buque hundido por un submarino.

En la actualidad, el ‘CSS H. L. Hunley’ sigue en proceso de restauración y está previsto convertirlo en pieza de museo.

.

También un 8 de agosto se cumplen estas otras efemérides

.

.