El tabaquismo “engancha” a los más jóvenes

Los investigadores destacaron la importancia de reducir la iniciación en los adolescentes / pxhere

Un estudio muestra que el consumo regular de tabaco en Europa sigue siendo elevado entre los menores

 

Los investigadores han descubierto que las tasas de iniciación al tabaquismo durante la adolescencia temprana registra un notable incremento durante los últimos cuarenta años.

 

Cordis / El tabaquismo es la principal causa de muerte evitable. Mata a más de siete millones de personas al año, según una ficha informativa de la Organización Mundial de la Salud. Vigilar el grado y el carácter de la exposición al tabaco es fundamental para la aplicación de políticas de salud. Un estudio que empleó datos del proyecto financiado con fondos europeos ALEC investigó las tendencias a largo plazo de la adopción del consumo regular de tabaco en toda Europa. Los resultados se publicaron recientemente en la revista «PLOS ONE».

Desde 1970, las campañas contra el tabaquismo parecen haber tenido un gran éxito, pero el mensaje no ha sido capaz de llegar a los más jóvenes

Los investigadores destacaron que, si bien la mayor parte de las publicaciones científicas sobre el tabaquismo utilizan cifras de prevalencia, solo unas pocas proporcionan datos sobre la edad de iniciación al tabaquismo. «Esclarecer las tendencias de iniciación al tabaquismo resulta especialmente importante para desarrollar estrategias de prevención primarias».

En un comunicado de prensa de la Universidad de Bergen, en el que se resumen los hallazgos, su coautora, la profesora Cecilie Svanes, declaró: «Desde 1970, las campañas contra el tabaquismo parecen haber tenido un gran éxito, pero el mensaje no ha sido capaz de llegar a los más jóvenes». La profesora Svanes, colaboradora de ALEC, destacó la importancia de las campañas antitabaco centradas en los más jóvenes: «Evidentemente, se reduce el riesgo de infarto de miocardio y cáncer de pulmón si se deja de fumar a la edad adulta, pero la sociedad se beneficia más manteniendo sanos a los grupos de menor edad durante el resto de su vida».

 

Cuanto menor la edad, mayor es el consumo

El estudio combinó datos de seis estudios multicéntricos a gran escala incluidos en el consorcio del proyecto ALEC. Los datos abarcaron muestras aleatorias de población general de diecisiete países europeos. Para determinar las tendencias de iniciación al tabaquismo entre 1970 y 2009, una de las preguntas formuladas era: «¿Qué edad tenía cuando empezó a fumar?». Los datos mostraron que «la iniciación al tabaquismo una vez entrada la adolescencia (16-20 años) disminuyó en ambos sexos y en todas las regiones (salvo en el sur de Europa, donde la disminución se estabilizó después de 1990)», según se indica en el artículo de la revista.

La iniciación al tabaquismo una vez entrada la adolescencia (16-20 años) disminuyó en ambos sexos y en todas las regiones salvo en el sur de Europa

«A finales de la década de los años 2000, las tasas de iniciación al final de la adolescencia todavía eran elevadas (un 40-80 por 1 000/año) en el este, sur y oeste de Europa en comparación con el norte de Europa (un 20 por 1 000/año). Las tasas de iniciación al tabaquismo durante la adolescencia temprana (11-15 años) presentaron un incremento después de 1990 en todas las regiones (salvo entre la población masculina del norte de Europa), pero especialmente en el oeste de Europa, donde alcanzó el 40 por 1 000/año alrededor de 2005».

Los investigadores destacaron la importancia de reducir la iniciación en los adolescentes, «puesto que los más jóvenes son especialmente vulnerables a la adicción a la nicotina y los efectos perjudiciales del tabaco». El proyecto en curso ALEC (Aging Lungs in European Cohorts) se creó para comprender mejor los factores que conducen a una función pulmonar deficiente, la discapacidad respiratoria y el desarrollo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Los socios del proyecto esperan desarrollar una herramienta interactiva en línea para realizar una evaluación personalizada de los riesgos

Uno de los objetivos es identificar distintos determinantes y factores de riesgo de una función pulmonar deficiente, que incluyen factores conductuales, medioambientales, nutricionales, ocupacionales y genéticos. ALEC integra datos de biobancos basados en la población relacionados con cohortes y utiliza unas técnicas estadísticas modernas que también son pertinentes para el análisis multigeneracional. Además, los socios del proyecto esperan desarrollar una herramienta interactiva en línea para realizar una evaluación personalizada de los riesgos que estará disponible de forma gratuita para los pacientes y los proveedores de asistencia sanitaria.

Fuente: 

Basado en información del proyecto y en artículos aparecidos en medios de comunicación

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí