El método consiste en infundir el extracto en proteínas portadoras de moléculas de hierro, las cuales son absorbidas a su vez por el tumor.

Extracto de té verde: ¿una nueva y potente arma contra el cáncer?

.

Un equipo de investigadores escoceses ha utilizado con éxito un compuesto químico hallado en el té verde para tratar dos tipos de cáncer de piel. Los científicos, pertenecientes a las Universidades de Strathclyde y Glasgow, han desarrollado un método específico para aplicar directamente a tumores dicho extracto, llamado epigalocatequina galato (EGCG).

Imagen: Wikipedia

En un artículo publicado en la revista Nanomedicine, explican la relación existente entre el té verde y el cáncer. Aunque hace mucho que se atribuye al té verde propiedades curativas contra el cáncer, la aplicación de compuestos del mismo a un tumor no resulta muy eficaz si se hace por vía intravenosa convencional, puesto que no llega una cantidad suficiente de extracto hasta el tumor.

Ahora estos investigadores han diseñado un sistema de administración selectiva del extracto que es eficaz para reducir el tamaño de los tumores. El método consiste en infundir el extracto en proteínas portadoras de moléculas de hierro, las cuales son absorbidas a su vez por el tumor.

Se realizó un estudio de laboratorio con dos tipos distintos de cáncer de piel. Casi dos tercios de los tumores tratados retrocedieron o bien desaparecieron en cuestión de un mes. Además, no se observaron efectos nocivos del tratamiento en los tejidos sanos.

En cifras totales, el 40 % de los tumores de los dos tipos desapareció, mientras que el 30 % de un tipo y el 20 % del otro retrocedieron. Por último, un 10 % de uno de los tipos se estabilizó. Se cree que estos son los primeros ensayos con esta clase de tratamiento que han conseguido que tumores cancerosos retrocedan o desaparezcan.

La primera firmante del estudio, la Dra. Christine Dufès de la Universidad de Strathclyde, declaró en relación a esta prometedora investigación: «Son resultados muy alentadores que esperamos sean la antesala de nuevos y eficaces tratamientos contra el cáncer. Cuando aplicamos nuestro método, el extracto de té verde redujo el tamaño de muchos de los tumores cada día; algunos incluso desaparecieron. En cambio, el extracto no causó efecto alguno cuando se administró de otras maneras; todos los tumores siguieron creciendo. Así pues, esta investigación podría allanar el camino hacia nuevos tratamientos para la que es una de las enfermedades más mortíferas en muchos países.»

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de casos de cáncer de piel (melanomas y de otras clases) no hace sino aumentar. Actualmente se producen cada año en todo el mundo 132 000 cánceres de piel del tipo melanoma y entre 2 y 3 millones de cánceres de piel de otros tipos.

Share