Gutiérrez Caba interpreta la adaptación de las obras, intercambiando prosa y verso, en este ciclo dirigido por el académico, actor y director teatral José Luis Gómez / Fotografía: Pablo Hojas

Julia Gutiérrez Caba: “La cultura no es un adorno, es una base del ser humano”

 

Cuando el año pasado recibió el Premio Corral de Comedias en el Festival de Almagro, Julia Gutiérrez Caba dijo que su vida como actriz se estaba terminando. Sin embargo, aunque su ritmo se ha frenado, aún no se ha bajado de los escenarios, un hecho que seguro han agradecido aquellas personas que se acercaron ayer al Paraninfo de las Llamas de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

.

UIMP / Santander. –La actriz representa diferentes fragmentos de la obra de Santa Teresa (Las moradas, el Libro de la vida y su poesía) en el ciclo Cómicos de la lengua, una iniciativa de la Real Academia Española y el Teatro de La Abadía que llega a la programación cultural de la UIMP. Gutiérrez Caba interpreta la adaptación de las obras, intercambiando prosa y verso, en este ciclo dirigido por el académico, actor y director teatral José Luis Gómez.

La actriz pertenece a una de las familias de actores más relevantes de España, por eso conoce bien todos los entresijos del teatro, una profesión de la que “nunca ha sido fácil vivir”. Aunque esto venga de lejos en el arte escénico, es una situación que “habría que remediar”. “La cultura no es un adorno, es una base del ser humano, de su desarrollo y de amplitud de conocimientos y de ideas”, ha señalado.

“Mejor que se acerque la gente joven al teatro. Lo que van a ver no lo verán nunca más igual”

La intérprete, protagonista de largometrajes como A las cinco de la tarde o La herida luminosa, no duda en defender el teatro porque “se trata de un hecho vivo”. Por eso, cuando se le pregunta sobre la manera de acercar el teatro a los jóvenes, lo tiene claro: “Mejor que se acerque la gente joven al teatro. Lo que van a ver no lo verán nunca más igual. El teatro siempre cambia, es otra historia”. Gutiérrez Caba es consciente de que para muchas personas el teatro no es importante, una realidad que “le gustaría que no pasara” en España.

El gusto por el teatro, como ha destacado, viene con la personalidad de cada uno: “Es una cuestión cultural, hay que aprenderlo de pequeño o desearlo y sentirlo en tu casa. Está en la sensibilidad de cada uno”, ha señalado. Sin embargo, también se necesita el apoyo del Estado y por eso, en referencia al IVA Cultural “absolutamente incomprensible”, ha destacado: “Esto es impensable en otros países, que cuidan el teatro porque es un fondo que además puede generar muchos beneficios”.

.