El teletrabajo incentiva el compromiso de los empleados

Las videoconferencias han sustituido con éxito las reuniones presenciales con clientes / Pixabay

El 40% de los empleados se sienten más empoderados para tomar decisiones con el teletrabajo

 

La mayoría de los empleados pide mantener la práctica del teletrabajo una vez superada la crisis de COVID-19 y cerca de la mitad se sienten más empoderados, autónomos y confiados según una encuesta realizada por la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

 

UCM / El estudio sobre el bienestar de los empleados (trabajo estimulante, cohesión de equipos) se ha realizado entre más de doscientos profesionales de múltiples sectores industriales a través de LinkedIn y la red profesional de María Isabel Labrado Antolín, investigadora del Departamento de Organización de Empresas y Marketing de la UCM y directora de Personas y Gestión del Cambio en Fujitsu.

“Llevábamos muchos años dando vueltas a la solución del teletrabajo en modo beta, pero la realidad del COVID-19 ha forzado a saltar muchos pasos e improvisar prácticas que, desde el punto de vista del trabajador resultan muy positivas, según algunos datos”, explica la experta.

Un 63% de los encuestados/as se siente capaz de generar una relación profesional virtual de confianza, cercana, a la par que informal, con sus clientes

Entre esos datos destacan que el 40% de los empleados se ha sentido más empoderados, autónomos y confiados en la toma de decisiones; que a ocho de cada diez le gustaría continuar con este modelo (al 42% libremente y al 37% entre una y dos veces por semana) o que el 75% ha podido conciliar en mayor medida gracias a la flexibilidad horaria.

Este último dato es bastante revelador si se tienen en cuenta que el 69% de los encuestados eran mujeres y el 66% declara tener cargas familiares en casa durante el confinamiento. A su vez, ellas declaran ser más autónomas trabajando en remoto (47,25% frente al 24% de los hombres) y más productivas, si bien la concentración parece ser mejor en el caso de los hombres 32%.

 

Videollamadas como forma de reunión

Labrado Antolín explica que la encuesta, llevada a cabo entre el 2 y el 12 de abril, contaba con cuatro bloques de preguntas para analizar cuatro dimensiones: individual, equipo, cliente y compañía. Algunas de las afirmaciones que la muestra tuvo que valorar según sus sentimientos fueron “soy más productivo/a trabajando en remoto” o “me siento más autónomo/a para organizar mi trabajo y tareas.

En la dimensión grupal, el 41% de los encuestados está de acuerdo con que el teletrabajo intensivo ha unido al equipo de trabajo y existe un elevado sentimiento de orgullo, manifestando el 71% de los encuestados que su empresa ha reaccionado de manera ejemplar.

En la dimensión grupal, el 41% de los encuestados está de acuerdo con que el teletrabajo intensivo ha unido al equipo de trabajo y existe un elevado sentimiento de orgullo

Otra de las consecuencias del cambio “oficina por hogar” es que las videoconferencias han sustituido con éxito las reuniones presenciales con clientes, si bien parecen resultar más ágiles y efectivas según este análisis. Un 63% de los encuestados/as se siente capaz de generar una relación profesional virtual de confianza, cercana, a la par que informal, con sus clientes. El uso de las videollamadas resulta ser un instrumento habitual en las relaciones con clientes, sólo un 7% manifiesta no utilizarlo habitualmente. Un 54% de los encuestados/as anticipa un mayor uso de mecanismos de relación virtual con sus clientes en un futuro.

“A la luz de los resultados obtenidos se puede corroborar que la práctica de teletrabajo intensivo y masivo puede influenciar de manera positiva la participación y nivel de compromiso de los empleados”, concluye la investigadora de la UCM y añade que podrá trabajarse la medición de impacto en estos escenarios futuros, la investigación sobre modelos de cambio cultural y nuevos estilos de liderazgo como líneas de trabajo futuras y complementarias a este trabajo.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí