Detalle de la celda del templo / UAB

Confirmado el hallazgo del templo del Foro romano de Llívia

.

Investigadores de la UAB y de la ICAC han presentado los hallazgos de las excavaciones arqueológicas, que confirman la monumentalidad de un edificio singular, identificado como el templo que lo presidía. También se  han encontrado fragmentos de grandes esculturas de mármol, probablemente pertenecientes a divinidades.

.

UAB / El Ayuntamiento de Llívia (Cerdaña, Girona) y el equipo de arqueólogos que dirige los trabajos de excavación del foro romano de Iulia Líbica, (Llívia), liderado por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y el Instituto Catalán de Arqueología Clásica (ICAC), han presentado los resultados obtenidos en la campaña de este año, realizada durante los meses de septiembre y octubre.

La investigación ha confirmado la existencia de un edificio de grandes dimensiones situado en el eje central del foro

La investigación ha confirmado la existencia de un edificio de grandes dimensiones situado en el eje central del foro, en su vertiente septentrional, sobre un podio que se elevaba dos metros por encima del nivel de una gran plaza porticada. Un edificio de estas características podemos identificarlo sin mucha duda como el templo que presidía el foro, han explicado los investigadores.

De acuerdo con los trabajos que confirmaron en anteriores campañas que la dimensión en anchura del foro es de 42,50 metros, este año se programó un nuevo sondeo situado en medio de la calle, con el propósito de comprobar la presencia de un posible recinto sagrado que presidiera el conjunto. La hipótesis de partida era que el templo, siguiendo el modelo canónico de la mayoría de foros romanos de época augustea y julio-claudia, podía haber estado ubicado en este punto del foro.

Los trabajos permitieron hallar pronto la continuación del muro septentrional del foro y un muro lateral en forma de L, que parecía delimitar el podio del posible templo. Este podio conforma una terraza, alineada a otros muros que ya se habían encontrado en la zona oriental ya excavada.

.

Pavimento y fragmentos de estatuas

En el interior de lo que sería la celda del templo se ha podido documentar un pavimento de opus signinum, con baldosas de pizarra y de mármol incrustadas, formando un rectángulo ante un basamento de obra sobre el cual se hallaría la estatua de culto que presidiría la celda. En las paredes de la celda se conservan restos de los revestimientos parietales pintados que la decoraban. También ha aparecido otro basamento de estatua de granito, depositado sobre el pavimento junto a la pared.

En el área contigua al podio y al edificio se ha hallado un muro posterior de época tardo romana, que se adosa a la estructura del templo y que incluía en su tabicado numerosos fragmentos de piezas de mármol troceadas y reutilizadas como material de construcción.

Fragmento de escultura con una mano de grandes dimensiones / UAB

Fragmento de escultura con una mano de grandes dimensiones / UAB

.

Entre estos fragmentos, algunos corresponden a estatuas monumentales de medidas de casi el doble de la escala humana

Entre estos fragmentos, algunos corresponden a estatuas monumentales de medidas de casi el doble de la escala humana. Son de mármol blanco de grano fino, probablemente mármol de Carrara. Destacan un fragmento de rostro en que se aprecia el ojo y parte del cabello, una mano de grandes dimensiones con una sortija en un dedo asiendo un objeto cuadrado, un gran busto con la parte delantera muy deteriorada, pero con los cabellos del peinado posterior muy conservados, de tipo julio-claudia, y un fragmento de la parte inferior de una toga o una túnica.

A partir de estas evidencias, y según los arqueólogos que han dirigido los trabajos de excavación, Jordi Guàrdia y Cèsar Carreras, estas esculturas podrían corresponder muy probablemente a la representación de figuras de divinidades o emperadores divinizados, presentes originalmente en la celda del templo. En los próximos meses se procederá a la limpieza, consolidación y estudio de estas piezas, a identificar con seguridad la procedencia del mármol utilizado y a tratar de identificar la correspondencia iconográfica de los personajes.

De los estudios estratigráficos y los hallazgos realizados en las campañas anteriores se deduce que el foro de Iulia líbica fue abandonado como tal en el siglo III dC y desmontado para reaprovechar los materiales nobles de su arquitectura. Sobre sus escombros, sin embargo, en los siglos posteriores de la tardo-antigüedad, encontramos nuevas fases constructivas que continuaron reutilizando la sólida arquitectura original, al menos hasta el siglo VII dC.

.

El único foro romano del Pirineo
Planta general de foro romano de Iulia Líbica/ UAB

Planta general de foro romano de Iulia Líbica/ UAB

El foro romano descubierto en Llívia es el único conocido ubicado en un valle pirenaico. Otras ciudades romanas cercanas en que hay documentados otros foros romanos, como Lugdunum Covenarum (Sant-Bertrand de Comenge) y Ruscino (Perpiñán) en la Galia Narbonesa o Empúries  y Labitolosa (La Puebla de Castro, Huesca) en la Hispania Tarraconense, están todas situadas ya al pie del Pirineo.

La ciudad de Iulia Líbica, situada en medio de la Cerdaña, era la capital de los ceretanos, pueblo que, tal como nos dicen las fuentes antiguas, tenía el privilegio de disfrutar del derecho latino y, como tal, probablemente ya en época de Augusto, fue dotada de un foro con su plaza porticada, su templo, una curia, de la cual tenemos una posible localización, y quizás también de una basílica, todavía por identificar. Aquí residía el poder que regía el pueblo ceretano ya romanizado y plenamente integrado a la estructuras políticas, administrativas y comerciales del mundo romano.

.

Las excavaciones en el foro

Las excavaciones en el foro romano de Llívia se iniciaron ya hace veinte años con una serie de excavaciones preventivas durante las obras de promoción de viviendas, que dejaron a descubierto los restos de este yacimiento, conocido entonces como Colomines A. En la actualidad, la excavación reiniciada el 2013 con sucesivas campañas de excavación, es parte de un proyecto de investigación dirigido por el catedrático de la UAB e investigador del ICAC, Josep Guitart, con la participación de varios investigadores de estos centros y estudiantes de arqueología de la UAB.

El desarrollo de este proyecto es posible gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Llívia, la Dirección general de Patrimonio Cultural de la Generalitat y la Diputación de Girona y, como instituciones de investigación, al Instituto Catalán de Arqueología Clásica y la Universitat Autònoma de Barcelona.

Dada la importancia y significación del hallazgo y el evidente valor cultural y turístico de este complejo arquitectónico de época imperial romana en la Cerdaña, las instituciones contemplan construir un proyecto que permita poner de relieve y aprovechar los valores arqueológicos y monumentales de este foro romano de Llívia.

.