En 2010 se celebró el 40 Aniversario de la primera edición de las Páginas Amarillas. A lo largo de los años, y a través de sus contenidos, soportes y servicios, esta guía ha reflejado fielmente la transformación de la sociedad y del tejido empresarial en España, así como los cambios en los hábitos de consumo.

Refleja la evolución de España desde 1976 hasta la actualidad

.


César Lucas. Camión de mudanzas en el barrio de la Latina, Madrid, 1976.

Si para muchos la lectura de estos directorios puede parecer una tarea ingrata y poco apetecible, para Publio López Mondéjar, comisario de la muestra El tiempo amarillo, ha supuesto el punto de partida para un sorprendente análisis de la evolución de la sociedad española a través de la imagen.

Las 76 fotografías que presenta El tiempo amarillo nos ofrecen una sugestiva impresión del tejido productivo español entre 1970 y la actualidad, compuesta por profesiones nuevas, oficios que han desparecido y negocios o sectores que han evolucionado de forma espectacular.

Isabel Muñoz. Drag Queen, 1998.

Al lado de autores poco conocidos, pero de gran valor documental, encontramos una representación casi completa de los grandes fotógrafos españoles, como Francesc Catalá-Roca, Xavier Miserachs, Ouka leele, Luis Escobar, Isabel Muñoz, Alberto Schommer, Outumuro o Fernando Manso, que también han proyectado su particular mirada artística sobre el mundo laboral o empresarial.

La muestra es el retrato de medio siglo de transformación social y empresarial de España. Las imágenes reflejan los usos sociales, la ascendencia de nuevas profesiones y sus transformaciones, de modo que la evolución laboral, el cambio social, y la evolución estética producida en España desde 1976 hasta la actualidad se dan cita en El Tiempo Amarillo, una muestra emotiva en la que la fotografía conduce nuestros recuerdos desde el pasado hasta el presente.

El tiempo amarillo se complementa con una producción audiovisual, dirigida por José Luis López Linares, que recoge el testimonio de seis emprendedores que narran sus particulares experiencias empresariales.

La exposición permanecerá abierta en el Museo del Traje hasta el 31 de mayo.