El trabajo social con las familias

La investigación profundiza en las metodologías y modelos de intervención con las familias en los que se fundamentan los trabajadores sociales de Cataluña / UB

Un estudio analiza el alcance de la intervención con familias desde el trabajo social

.

El Grupo de Investigación e Innovación en Trabajo Social (GRITS) de la Universidad de Barcelona presentó recientemente, los resultados de la investigación «La intervención con las familias desde el trabajo social», en un acto en el Palacio Macaya de Barcelona. El objetivo de la investigación era generar conocimiento sobre el trabajo social con las familias para mejorar las prácticas profesionales y la atención integral a las familias más necesitadas de la sociedad catalana. En el encuentro han participado profesionales del trabajo social y familias de toda Cataluña.

.

UB / Este es el primer estudio de estas características en España, no solo por los objetivos planteados sino también por su alcance. La investigación profundiza en las metodologías y modelos de intervención con las familias en los que se fundamentan los trabajadores sociales de Cataluña. Permite conocer cómo se interviene con las familias desde el trabajo social, analizando los diferentes ámbitos de atención en prácticamente la totalidad del territorio catalán. Además, el estudio destaca por incluir las voces de las personas atendidas; por lo que llega a una mayor compresión de las características y resultados de la intervención.

La investigación se ha llevado a cabo de abril de 2014 a mayo de 2015, y la participación se ha hecho extensiva a la totalidad de trabajadores sociales del Colegio Oficial de Trabajo Social de Cataluña (TSCAT). Ha combinado un cuestionario en línea a 4.200 colegiados con correo electrónico, una entrevista en profundidad estandarizada a veintiséis familias, siete grupos de discusión de familias y siete grupos de discusión de trabajadores sociales que se realizaron en Barcelona, Girona, Tarragona, Lleida, Manresa y Terres de l’Ebre.

.

Las conclusiones

Según los responsables del estudio, «los resultados obtenidos detallan cómo se lleva a cabo la intervención con las familias desde el trabajo social, ofreciendo un conocimiento que describe las metodologías y técnicas, dificultades y propuestas de mejora». A partir de estos resultados y conclusiones se ha elaborado un Documento de bases que pretende convertirse en una herramienta de orientación profesional. El Documento aglutina informaciones, conclusiones y recomendaciones útiles para contribuir a mejorar las prácticas de los profesionales.

La investigación ha permitido establecer una definición común de trabajo social con familias: «aquel que se dirige a atender los problemas psicosociales que afectan al grupo familiar, generando un proceso de relación de ayuda que quiere potenciar y activar tanto los recursos de las personas como los de la familia y los de las redes sociales».

Los procesos de acompañamiento, de apoyo emocional y de apoyo afectivo son esenciales en la práctica del trabajo social

El estudio ha puesto de manifiesto que «los procesos de acompañamiento, de apoyo emocional y de apoyo afectivo son esenciales en la práctica del trabajo social con las familias». A partir de estos procesos de acompañamiento, los profesionales del trabajo social llegan a ser referentes para las familias en sus itinerarios de cambio vital. Uno de los elementos más destacados durante este acompañamiento es el trabajo de las potencialidades de la familia, que fomenta su participación activa en el cambio. También se constata que, ante las necesidades de la población, la atención y las responsabilidades en la respuesta por parte de las administraciones públicas es diferente según la distribución territorial. Así, por ejemplo, las de ámbito local se muestran más sensibles a la cobertura a causa de su proximidad. También se ha constatado que se produce un desequilibrio territorial entre las áreas metropolitanas y las comarcas con menor densidad de población.

Según el estudio, entre las prestaciones dirigidas a las familias, destaca el peso de aquellas de carácter económico y de las prestaciones de la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a la dependencia (LAPAD). En cualquier caso, se hace patente que el contexto de crisis económica requiere, por parte de los profesionales, acciones centradas en ofrecer apoyo para conseguir recursos de primera necesidad para las familias: vivienda, suministros, alimentación, becas de comedor escolar y material escolar para los niños, así como actividades educativas. Estas necesidades se dan en perfiles de familia muy diversificados y aumentan la complejidad de las situaciones sociales: no solo han afectado a aquellas familias que ya se encontraban en situación de vulnerabilidad o exclusión social, sino también a las clases medias.

Asimismo, los investigadores concluyen que «en momentos de crisis económica, el trabajo social grupal y el comunitario se consideran alternativas metodológicas adecuadas y suponen no depender de un estado de bienestar residual». Ante la situación de crisis actual, el tercer sector está desarrollando una labor muy destacable para atender necesidades básicas y para ayudar a las familias a salir adelante a pesar de las situaciones adversas que están viviendo.

.

Los autores del estudio

El GRITS está formado por profesoras y profesores del Departamento de Trabajo Social y Servicios Sociales. Su creación responde a la necesidad de realizar investigaciones relacionadas con las prácticas de intervención en trabajo social, las metodologías de esta disciplina y la creación de conocimiento sobre ella. En ese sentido, se propone consolidar investigaciones que permitan construir un mejor conocimiento en su campo. El trabajo se ha llevado a cabo mediante un convenio de colaboración con el TSCAT y la Fundación La Caixa.

Es posible consultar el informe completo de la investigación en el enlace.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí