Hoy, en la entrega de los “Premios Baco. Cosecha 2011”

Arias Cañete resalta la apuesta por la calidad del sistema que considera al vino como un alimento y le otorga carta de naturaleza cultural

.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha mostrado el apoyo del Gobierno al sector del vino y a los concursos como instrumento de “noble competencia” que incentivan la calidad, atraen la atención del consumidor y son una fuente importante de información.

Imagen: lamoncloa.es

Arias Cañete ha recordado como España fue pionera en implantar un sistema basado en la calidad que afianzó las denominaciones de origen y asentó el diseño vigente que considera “el vino como un alimento y otorgándole carta de naturaleza cultural”.

Durante la entrega de los premios en la XXVI edición del concurso de vinos jóvenes “Premios Baco. Cosecha 2011”, organizado por la Unión Española de Catadores, el ministro ha explicado que la apuesta por la protección de la calidad ha determinado la evolución del sector, hasta alcanzar 131 figuras de calidad diferenciada, 91 Denominaciones de Origen Protegidas y 40 Indicaciones Geográficas Protegidas, cerca del 45% de la producción.

“El viñedo tiene una dimensión territorial y socioeconómica indudable. España es el primer país del mundo en superficie plantada, con casi un millón de hectáreas, y la vitivinicultura contribuye a la economía agraria, al empleo, al asentamiento de la población y a la conservación del medio ambiente y el paisaje”, ha dicho.

Arias Cañete ha explicado que durante 2011 las exportaciones españolas de vino y mosto alcanzaron un record histórico, 25 millones de hectolitros, con un valor cercano a 2.500 millones de euros. “Crecemos más rápido que nuestros competidores, mantenemos destinos habituales -Europa, EEUU y Rusia- e incrementamos exportaciones a mercados emergentes, como China, con un aumento de casi un 50%. Y, en el primer cuatrimestre de 2012, el ritmo aumenta, un 14,7 % en valor y 6,8 % en volumen”, ha detallado.

El ministro ha explicado que estos datos positivos son resultado de “una estrategia adecuada de información y promoción de la calidad, asumida por todo el sector en respuesta a la medida de promoción en países terceros, propiciada por la OCM”; aunque es preciso -ha añadido- afrontar “retos” como una comercialización que incremente el valor añadido de los productos.

Arias Cañete ha resaltado como se encuentran en desarrollo 797 programas de 2012, con más de 97 millones de euros. Además, nuevos reglamentos comunitarios favorecen la comercialización, como los de transporte y registro, o el que establece que se pueda utilizar la expresión “vino ecológico” en las etiquetas.

También existe el Programa de Apoyo, que propicia la mejora varietal del viñedo español y la gestión del cultivo para disminuir costes de producción, y que continuará cinco años más; y, se trabaja para que la liberalización de las plantaciones de viñedo “se trate con serenidad y profundidad, analizando sus repercusiones en el Grupo de Alto Nivel de la UE”.

Sobre el consumo interno, el ministro ha resaltado el apoyo a las iniciativas de Enoturismo, como las Rutas del Vino de España; y la cofinanciación con la UE del programa “Quién sabe beber, sabe vivir”, que, promovido por la Federación Española del Vino, tiene una duración de tres años, un importe de más de 3 millones de euros y el doble objetivo de informar sobre el consumo responsable, por un lado, e incrementar el conocimiento del vino y variedad de productos en el mercado,  acercando el vino al público, por otro.