“El virus del miedo”

Cámara de Representantes de EE.UU. (Capitolio), en Washington D. C.

¿Cómo “el virus del miedo” puede afectar el comportamiento de los electores y los políticos?

 

Un estudio con la participación de Ruben Durante, profesor de investigación ICREA del Departamento de Economía y Empresa de la UPF, concluye que el temor al contagio al virus del Ébola influyó en los resultados de las elecciones congresuales y gubernamentales de EE.UU. del año 2014, en beneficio de los republicanos.

 

UPF / La idea de que se puede movilizar a los votantes alrededor del miedo y de las amenazas percibidas respecto a conflictos, terrorismo o enfermedades, y a menudo respecto a personas y colectivos (como inmigrantes o minorías étnicas) asociadas a estas amenazas, se encuentra en la base de campañas políticas y discursos en muchos contextos diferentes.

Pero, ¿los electores cambian efectivamente su comportamiento como consecuencia del miedo?, ¿o bien el miedo está relacionado simplemente con las ideas políticas o las ideologías que guían en última instancia el comportamiento de los electores?

Nuestros hallazgos indican que las reacciones emocionales asociadas al miedo pueden tener un fuerte impacto electoral, afirman los autores

Un estudio publicado recientemente en NBER Working Papers quiere ayudar a responder a estas preguntas. Los autores son Filipe R. Campante (Universidad Johns Hopkins, EE.UU.), Emilio Depetris-Chauvin (Pontificia Universidad Católica de Chile) y Ruben Durante, profesor de investigación ICREA del Departamento de Economía y Empresa de la UPF.

“Nuestros hallazgos indican que las reacciones emocionales asociadas al miedo pueden tener un fuerte impacto electoral, que los políticos lo perciben y actúan estratégicamente como respuesta a este hecho, y que además puede influir en cuestiones que se pueden asociar de manera plausible con el factor específico que desencadena el miedo”, afirman los autores.

 

Influencia del Ébola en las mid-term elections de 2014 en EE.UU.

La investigación analiza un experimento natural que generó percepciones de amenaza, aunque parecía tener un impacto despreciable en el entorno real de riesgo: el episodio de susto de contagio del Ébola, tal y como se experimentó en EE.UU., en otoño de 2014, y cómo este susto influyó en las elecciones de medio mandato (mid-term election) celebradas un mes después de la aparición del brote.

Cuatro casos importados en EEUU (finalmente se tuvieron que atender a once personas, y dos de ellas murieron) desencadenó miedos y ansiedades sustanciales en el país

Estas elecciones congresuales y gubernamentales tuvieron lugar en el punto medio de la segunda legislatura del presidente Obama, en las que se escogieron los 435 escaños de la Cámara de Representantes de EE.UU., 36 senadores en 36 estados y los gobernadores de 36 estados y de tres territorios.

Mientras que el brote de Ébola en África Occidental fue aquel 2014 el más extenso y complejo desde que el virus se descubrió por primera vez, los expertos en salud pública detectaron enseguida que la probabilidad de un brote de la enfermedad en los Estados Unidos era extremadamente baja. Sin embargo, el episodio, del que se detectaron cuatro casos importados en EEUU (finalmente se tuvieron que atender a once personas, y dos de ellas murieron) desencadenó miedos y ansiedades sustanciales en el país.

 

El análisis de la actividad en línea se vincula con una disminución del voto demócrata

Explorando la evolución en el tiempo y la ubicación dentro del territorio de EE.UU. de los cuatro casos diagnosticados en el país, los investigadores muestran que el aumento de la preocupación por el Ébola, medida por la actividad en línea, provocó una cuota de voto más baja para los demócratas, así como una disminución de la participación.

Un aumento de la desviación estándar de la preocupación por el Ébola, tal y como se expresa en los tuits o en las búsquedas por Internet, indujo una cuota inferior de voto demócrata

“Un aumento de la desviación estándar de la preocupación por el Ébola, tal y como se expresa en los tuits o en las búsquedas por Internet, indujo una cuota inferior de voto demócrata, poco más de cuatro puntos porcentuales en la Cámara y tres puntos porcentuales en las elecciones del Senado y de las autoridades gubernamentales”, afirman los investigadores. Asimismo, un aumento de la desviación estándar en las búsquedas habría provocado una caída de 1,4 puntos porcentuales en la participación en las elecciones, que con un 36,7%, fue la más baja desde 1942.

Este efecto provocó que muchos partidarios potenciales del partido demócrata se abstuvieran, que los republicanos mejoraran sus resultados, y que desaparecieran los beneficios que la mayoría demócrata había disfrutado entre 2012 y 2014.

 

Aprovechamiento estratégico de la crisis del Ébola por parte del Partido Republicano

El estudio muestra cómo los candidatos republicanos respondieron al susto del Ébola haciendo mención de la enfermedad en sus boletines informativos dirigidos a los electores y incluyendo el tema en los anuncios de campañas de los candidatos publicados en los medios.

Lo hicieron de manera vinculada con temas tradicionalmente favorables al Partido Republicano y ligados a amenazas externas (como la inmigración o el terrorismo). Esta respuesta sólo provenía de los republicanos, especialmente de los que se enfrentaban a contiendas electorales competitivas, lo que sugiere un uso estratégico de la crisis del Ébola por parte de este partido.

Las posibilidades estratégicas de que disponen los políticos están limitadas por las asociaciones que se puedan votar de manera verosímil

“Nuestra investigación sugiere que los electores respondieron a esta estrategia con actitudes cada vez más conservadoras sobre la inmigración, pero no sobre otras cuestiones con carga ideológica, como el matrimonio entre personas del mismo sexo y los derechos de posesión de armas (pro -gun)”, sostienen.

Por lo tanto, los autores afirman que las posibilidades estratégicas de que disponen los políticos están limitadas por las asociaciones que se puedan votar de manera verosímil: para que puedan ser exitosas, se debe poder establecer una conexión plausible entre la amenaza (en este caso el Ébola) y un tema (en este caso, la inmigración) que la mente de los electores detecte que les puede favorecer.

Por otra parte, la investigación evidencia que la crisis del Ébola no provocó efectos de desaprobación de los gobernantes que había en ese momento, ni afectó la percepción de eficacia del presidente Obama a la hora de afrontar la amenaza de la enfermedad.

Según los autores, este efecto causal del miedo puede depender de las características de la amenaza específica en cuestión. Por ejemplo, el actual episodio de coronavirus (Covid-19) que conlleva un riesgo público para el medio ambiente de todo el mundo, podría tener un impacto diferente en términos de cómo los electores evalúan el rendimiento de los gobernantes.

Referencia bibliográfica: 
Campante, F. R., Depetris-Chauvin, E. y Durante, R. (marzo de 2020). “The Virus of Fear: The Political Impact of Ebola in the U.S.” NBER Working Paper“, núm. 26897

 

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí